Firmas

Las lágrimas de Junqueras y los héroes de la patria catalana

  • El componente emocional siempre ha sido decisivo en la historia
Foto: Dreamstime

El ser humano no es tan racional como parece. No, si tenemos en cuenta que en los grandes movimientos de la historia siempre resultó decisivo el componente emocional. Lo que está ocurriendo estos días en Cataluña va también por ahí. La salsa de todos los argumentos del soberanismo es hábilmente cargada de emotividad de forma y manera que la razón e incluso la verdad más objetiva son manipuladas para que prevalezca la fibra emocional.

Nada de lo que les estamos oyendo decir a los líderes independentistas es enteramente cierto. Su retórica es una trabada mixtura de verdades y mentiras unas veces de forma sutil y otras burdamente pero siempre aderezadas con emociones.

El Gobierno catalán lleva meses proclamando que el 1 de octubre tendría lugar un referéndum y que nada ni nadie se lo impedirían. No se daban ni un portillo por el que escapar o abrir un margen al beneficio de la duda. El 1-O habrá referéndum, un referéndum con urnas y papeletas, sentenciaban.

El miércoles de buena mañana, el Estado de Derecho desató la tormenta Anubis para responder al desafío legal. Ignoro quién la bautizó ni con qué intención con el nombre del Dios de la muerte del Antiguo Egipto. Lo que es obvio es que sus efectos fueron letales sobre la logística del plebiscito que, de forma ilegal y contraviniendo el marco constitucional, el propio Estatuto catalán y todas las leyes internacionales, había sido convocado.

La detención de quienes se implicaron de forma ejecutiva en la organización de la consulta, la neutralización del sistema informático dispuesto para la votación y la incautación de los casi diez millones de papeletas que habían impreso, y que está por ver con qué dineros se pagaron, desbarataba, en pocas horas, la pretensión de que lo que ocurra el primer domingo de octubre en Cataluña pueda guardar algún parecido, si quiera remoto, con un referéndum de autodeterminación.

Inaccesible al desaliento, el aspirante a bonzo Carles Puigdemont mantenía incólume su desafío como si confiara en que una mano divina le abriera los colegios el día de autos a las ocho de la mañana y el mismo ensalmo colocara allí decenas de miles de urnas en las mesas electorales junto a unos millones de papeletas. Aseguraba contar con un "plan de contingencia" para ejecutar la consulta como si cada día pudiera sacarse de la chistera nuevas alternativas.

Además de su nueva incursión en la prensa extranjera, con esa carta al Washington Post en la que se presenta como abanderado de una supuesta lucha entre autoritarismo y democracia, Puigdemont traslada a las redes sociales la chulería del soberanismo rampante jactándose de que "el 1 de octubre Cataluña va a votar tanto si le gusta a España como si no".

La reacción del vicepresidente de la Generalitat ha sido bien distinta. Oriol Junqueras prefirió llorar. Con un intelecto más sofisticado que el del ex alcalde de Girona y una visión política de mayor recorrido, Junqueras admitió que el referéndum había quedado muy tocado. Y lo hizo mostrándose abatido, con la cara cansada y la voz rota y entrecortada, casi al borde de las lágrimas. Una actuación deliberada ante los medios del Régimen para cargar las baterías callejeras de la emoción y librar la batalla en ese campo alejándose lo más posible del realismo, la objetividad y la razón.

Es la huida hacia adelante, cabalgando sobre el populismo y la post verdad que tanto juego le ha dado a movimientos y personajes tan siniestros como Donald Trump, Marine Le Pen o quienes encabezaron el Brexit dejando al Reino Unido como un pollo sin cabeza. Son los mismos perros con distinto collar, con la particularidad de que en Cataluña se le ha unido una parte de la ciudadanía que dice ser de izquierdas. No puedo imaginar nada menos progresista, solidario e internacionalista que lo que persiguen los actuales inquilinos del Palau de la Generalitat. Parafraseando a Gabriel Rufián, habría que exigirles "que quitaran sus sucias manos" del término izquierda y que, al menos, tengan la honestidad de etiquetarse como los ultranacionalistas que son y así no engañar a nadie.

Sus más fervorosos seguidores han querido montar frente al Palacio de Justicia de Barcelona una suerte de "15-M del independentismo" con tiendas de campaña incluidas. Un 15-M de chicos bien, sin desheredados ni perro flautas. Su intendencia también difiere mucho de la que instaló sus reales en la Puerta del Sol. Quienes pasaron la noche en el Paseo de Lluís Companys no necesitaron vaciar las neveras de casa y llevar en bolsas la comida que cada uno pudiera aportar. Los acampados soberanistas han sido debidamente abastecidos con sus buenas bandejas de alimentos y cajas de bebidas. Un catering bien servido para que cenaran como señores y un desayuno con pastas, bollos, café caliente y batidos variados. Es otra forma de alimentar el sentimiento. Y habrá quien se crea un héroe de la patria por estar ahí.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum16

Vacilón
A Favor
En Contra

No hace falta esperar al 1-O para que llegue el otoño; esta noche a las 22h02m podremos disfrutar del equinoccio de otoño. Las hojas empiezan a caer y las urnas sin aparecer.

Puntuación 29
#1
El chocolate espeso
A Favor
En Contra

Carmelo como buen socialista eres a veces sectario. Pero en este caso tu comentario es impecable.

Donde pone soialista lee "periodista del PSOE".

Puntuación 24
#2
Precario
A Favor
En Contra

Hay que ser muy idiota para dar la cara por estos políticos cuyo oficio es trincar......que les den

Puntuación 35
#3
pep
A Favor
En Contra

En cuanto hay dinero por medio se acaban todo tipo de sens. Vamos, nada nuevo en el independentismo catalán.

Lo peor es que, de nuevo, nos va a costar a todos los españoles, catalanes incluidos, otros, digamos, 45000 millones más en un futuro próximo. Si no, tiempo al tiempo.

Sólo un dato más: el gobierno inglés quiere pagar a la CEE unos 20000 millones para dejar el espacio económico europeo.

Toda España ha dado a la autonomía catalana en tan sólo 5 años, 70000 millones para su subsistencia, es decir, unas 3,5 veces lo que va a pagar el Reino Unido (4ª potencia mundial) a Europa.

Los españoles somos los nuevos esclavos siglo XXI de una oligarquía catalana privilegiada.

Puntuación 38
#4
observator
A Favor
En Contra

Si EE.UU. , Francia y Alemania reconocieran a Cataluña no haría falta ni el referéndum legal, pero...solo les apoya la más caspa rancia mundial Nicolas Maduro.

Adelante patriotas que siga la Butifarrada!!

Puntuación 34
#5
¿Qu ocurrirá?
A Favor
En Contra

Que va a pasar de aquí al 2-O

En mi modesta opinión se seguirá tensando la cuerda entre ambas partes en la semana anterior al referéndum. Ni Rajoy ni Puigdemont van a retroceder.

Puigdemont es un iluminado, dispuesto a inmolar a su pueblo en una independencia imposible, en un mundo globalizado. La Arcadia soñada nunca ha existido. Él rodeado de “pelotas” que le dicen si a todo, pues si no son cesados en el acto, se cree un Dios, y cuando llegue el 1-O por la noche saldrá al balcón y al igual que Maciá y Compayns declarará unilateralmente la República Catalana y pondrá en marcha la ley de transitoriedad. Lo demás le da igual. Ya tiene su discurso preparado y lo menos que le importa es la votación. Dirá que es el mandato de su pueblo.

Lo que pase a partir de ese momento es difícil de saber. La CUP, como fuerza de choque pasará a la acción para echar a las “fuerzas de ocupación”. Los Mossos que ahora están pasivos, pasarán a ser la guardia pretoriana con Trapero al frente (por cierto el capítulo de los Mossos lo pagan los Presupuestos del Estado y debería de suspender ese pago).

Y a partir de ese momento nadie puede saber que pasará.

En Europa hasta hace bien poco lo que está sucediendo en Cataluña era impensable. Una región con una amplia autonomía y autogobierno, dentro de un Estado Democrático, se la suponía bien asentada y solo deseosa de aumentar su PIB vía turismo y exportaciones.

Repentinamente salta a las portadas europeas, primero por el atentado y su utilización partidista y luego por su desprecio total a las leyes y al juego limpio.

¿Beneficia esto al ciudadano?. De ninguna manera. Se juega con sus emociones y sentimientos, inculcándole odio al pueblo español. Pero en esa hipotética República se va a vivir mucho peor. Eso no entra en la cabeza de un independentista, ni que con su voto autoriza a que los jueces los nombren los políticos.

Puntuación 36
#6
-
A Favor
En Contra

Ley 2/2005

Publicado en BOE núm. 149 de 23 de Junio de 2005

Vigencia desde 24 de Junio de 2005

Puntuación 0
#7
Rusia entra en el juego
A Favor
En Contra

Rusia entra en el juego. Especialistas cibernéticos rusos difunden miles de falsos mensajes por las redes, llegando a hablar de una guerra civil, violación de derechos humanos, etc. Técnicas que ya ha usado varias veces en otros países. Objetivo: desestabilizar Europa. Ojo a esos falsos mensajes.

Puntuación 10
#8
javier
A Favor
En Contra

"Se va a votar le guste a España o no" ha dicho el Sr. Puigdemont. Que desprecio al resto de los españoles, como si fuéramos unos apestados o como si fuéramos unos conquistadores de su tierra, unos tiranos en definitiva. A inculcar esto se han dedicado. Ayer, preguntados varios adolescentes, dijeron: uno, que se independizan porque España les trata muy mal. Otro que les robamos y la última entrevistada contestó que en Cataluña se vivirá mejor. Esas son las razones esgrimidas. Menuda democracia que pretende instaurarse sobre grandes mentiras y que se ha basado en buscar un enemigo que nunca tuvo, enemigo por cierto que se trata de su mejor mercado y de su mejor fuente de mano de obra, si bien en los últimos tiempos prefiere acoger a musulmanes que serán fáciles de ganar para su causa. Me parece una verguenza.

Puntuación 13
#9
forrest gump
A Favor
En Contra

Ojo que estos señores separatistas ya han hecho mucho daño , muchas empresas ante la desconfianza generada no están haciendo nuevas inversiones y en muy pocos años quedaran obsoletas y cerraran

Dentro de muy pocos años Cataluña se parecerá mas a Marruecos que a Europa

Puntuación 10
#10
Nacionalismos no gracias
A Favor
En Contra

Al nacionalista, amigo, sobre todo si tiene un capital en Suiza como muchos padres de la patria Catalana, le da igual el ciudadano. Busca su beneficio y no duda en mentir o en ofrecer cosas imposibles y en saltarse la ley. No olvidéis que un nacionalista nunca es de fiar.

Puntuación 12
#11
A Favor
En Contra

Si porque quedarse con Rajoy y las comisiones del PP sobre cualquier contrato de gobierno, eso si es patriotico y justo

Puntuación -11
#12
CATALUFOS DE MI-ER-DA
A Favor
En Contra

Mariano Rajoy, en esta vida hay que desconfiar de todo el mundo. Sobre todo, de los "Gossos de la Escuadra". Te la han clavado, pero bien clavada. Aplica el artículo 155 de una puñetera vez, por favor.

Puntuación 3
#13
ME ENCANTA VENGARME
A Favor
En Contra

Carta que he dejado por debajo de la puerta de entrada a una comunidad de propietarios:

El martes, 26 de septiembre del 2017, a las 10:18 h de la mañana, una señora, que tiene colgada una bandera “estelada” en la barandilla de su terraza, sacudió alegremente una zapatilla hacia la vía pública. En ese momento, yo pasaba por delante del número (...) de la calle (...), chaflán con calle (...). Es decir, frente a esta comunidad de propietarios. Sobre mi cabello, cayó gran cantidad de granitos de tierra o arena. A no ser de que fueran polvos “Peusek”. Nunca sabré lo que era exactamente. Me acababa de duchar y tuve que regresar a casa para ducharme de nuevo. Esta señora no sé si es propietaria, inquilina, okupa o empleada de hogar. Lo cierto es que todavía no sé si dicha señora vive en el 1.º 1.ª, o bien en el 1.º 2.ª. Es el piso de la bandera “estelada”. Esta tarde iré a poner dos denuncias ante la Guardia Civil: una para el piso 1.º 1.ª y otra para el piso 1.º 2.ª. Si acaso, cuando les llegue la citación judicial, ya se pondrán de acuerdo en quién es la persona culpable. Yo, en casa, si tengo una zapatilla llena de granitos de tierra o arena, la sacudo siempre en una papelera. Todo el mundo tiene en casa una papelera en una habitación o en la cocina. Además, para limpiar alfombras, hay un aparato que se llama aspirador o aspiradora. Va muy bien. Hay gentuza que prefiere sacudir el polvo de sus alfombras por una ventana, una terraza o un balcón. Les importa una mierda que la porquería caiga sobre las cabezas de los transeúntes. Espero que la señora culpable no se atreva nunca más a sacudir zapatillas o alfombras. Muchas gracias.

Conclusión: La venganza es un plato que debe servirse siempre frío.

Puntuación 2
#14
daniel gonzalez
A Favor
En Contra

# 14, catalufa tenía que ser... jajajajaja...

Puntuación 0
#15
Roberto García
A Favor
En Contra

Así se hace, número 14. Excelente venganza. Jejejeje.

Puntuación 1
#16