Firmas

¿Quién comprará el Banco Popular?

E l esfuerzo de saneamiento realizado en la formulación de las cuentas de 2016 ha estado en el límite de lo que podía aguantar el balance y la cuenta de resultados, pero cabe preguntarse si está acorde con las necesidades reales a corto plazo. Si la respuesta a esta pregunta es no, y a todas luces parece que es la acertada, el próximo escenario que cabe contemplar es una nueva ampliación de capital para volver a dedicarla a absorber pérdidas. Y la siguiente pregunta es: ¿cómo hacerla realidad?

Al Popular le han venido a ver todos los problemas que se podían prever y algunos que no. La excesiva exposición al ladrillo y la lenta recuperación del inmobiliario le ha llevado a acumular activos improductivos en una cuantía que va a exigir aún más coberturas, a pesar del esfuerzo recientemente realizado. Todavía mantiene una excesiva morosidad también en su actividad no inmobiliaria, lo que es producto de una gestión del activo poco dinámica, aunque se observan evidentes signos de mejora. Por si todo esto fuera poco, la problemática de la cláusula suelo, difícil de prever hace un lustro, remata un panorama de grandes dificultades.

El nuevo presidente se enfrenta a la disyuntiva de mantener la independencia del banco o buscar aliados más fuertes que ayuden a sostener el balance sin tener que apelar al mercado en solitario. Los accionistas han sido severamente castigados por las dos principales ampliaciones de capital y una nueva de elevada cuantía en la situación actual y en solitario estaría probablemente abocada al fracaso. ¿Quién va entrar si no es a la fuerza en una entidad que recientemente ha publicado unas pérdidas tan abultadas y que, aun así, mantiene en su balance activos improductivos por más de 35.000 millones de euros?

Me inclino a pensar que la elección del nuevo presidente está en la línea de buscar alianzas con otras entidades ante la dificultad de continuar el camino en solitario. Los accionistas que desean salir van a encontrar mejores oportunidades en una operación corporativa más o menos rápida que si se siguen diluyendo a la espera de que los números mejoren los suficiente como para obtener una plusvalía, escenario tan difícil como lejano.

No todo en el Popular son sombras, también hay luces. Resulta muy meritorio con la pérdida de reputación de estos años y su baja calificación crediticia que el pasivo de clientes se haya mantenido estable este último año. Hay que quitarse el sombrero por el esfuerzo realizado por la red para mantener la fidelidad de la clientela. El nicho de mercado que explota la entidad, principalmente pymes, le dará crecientes resultados en el futuro y se trata de una banca muy rentable, que con un coste de recursos controlado da magníficos resultados por intereses y comisiones. Esta franquicia puede ser muy atractiva para cualquier banco comercial europeo que desee establecerse con decisión en España y no fracasar, como han hecho todos los que lo han intentado antes.

Otro de los puntos fuertes es que han comprendido la importancia de aligerar la estructura de forma efectiva y han comenzado a seguir un camino de ahorro de costes al que, inexplicablemente, se habían resistido con anterioridad, con una política un tanto a contracorriente de la dinámica general del sector. Quizás el modo tradicional en que hacen banca les hiciera pensar que perder presencia era perder negocio y no estaban ni para una cosa ni para la otra, pero se ha producido un cambio de mentalidad, que junto con una nueva forma de gestión orientará la entidad hacia las actividades comerciales de forma preferente, única forma de no perder terreno.

Por todo lo anterior, el escenario que parece más probable y para lo que creo se ha nombrado a un nuevo presidente, experto en operaciones corporativas y con amplios contactos a nivel nacional e internacional en el mundo financiero, es para integrar el banco en algún grupo que tenga apetito por el mercado español y crea que es más barato pagar los platos rotos que comprar una vajilla nueva. Se ha demostrado que España es un sitio muy difícil para la banca de otros países, e incluso para la nuestra, pero Popular, aun teniendo pendiente parte de su saneamiento, es una oportunidad que seguramente la nueva presidencia va a saber vender para que los accionistas puedan recuperar buena parte de su dinero y se garantice la continuidad de la organización. Para seguir haciendo ampliaciones, diluyendo a los accionista y bajando el valor del banco no hacía falta cambiar de presidente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7

g123444
A Favor
En Contra

Visto lo visto el paronama politico de españa, hay que estar un poco loco para que un extranjero compre un banco español, si llega a salir podemos con psoe algun dia por pedrito sanchez en su nuevo psoe, los bancos van a sufrir un asedio brutal del estado.

los chinos estan comprando bancos alemanes, si tan barato esta españa, porque no lo han comprado aqui ??

y ya ni que decir si se destrute el euro por culpa de le pen trump y brexit, ademas de itala (48% votos anti-sistema),

como los bancos tengan que devolver euros con pesetas....., bankia/popular/liberbank quiebran al momento.

Puntuación -2
#1
3423443
A Favor
En Contra

asi que dicho lo dicho, pueden negarlo, pueden dar dislike como siempre hacen....

Pero si el euro se destruye, prefiero que mis acciones esten en marcos alemanes, que en pesetas españolas, quien no lo vea, es que no ama su dinero como deberia hacerlo.

solo cuando ameis vuestro dinero, os dareis cuenta, que españa sigue siendo un pais de riesgo politico interno (anti-sistema)y de politica exterior (anti-euro)

Puntuación -4
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Buenapraxis
A Favor
En Contra

La base de datos tanto de personas físicas como jurídicas está sobredimensionada ya que los directores regionales obligan a las sucursales a no dar de baja a clientes que no tengan contratos ni actividad comercial para que esta no mengüe. En cuanto a la concesión de créditos estos se dan con total ligereza para presentar crecimiento sin apenas análisis de las mismas lo que conlleva a unos impagos en el primer año de la concesión. En cuanto a los riesgos en mora se contabilizan en cuentas contables internas para que no se contabilicen en mora y escapar de la vigilancia del Banco de España . Si hablamos de las operaciones de compraventa de acciones de la misma Entidad con apalancamiento y pignoración de las acciones tienen una exposición abocada a la mora ya que estas se han devaluado fuertemente ....etc

Puntuación 13
#3
anonimo
A Favor
En Contra

Sr escritor del articulo, si hay una entidad extranjera con exito en españa es ING con unos datos espectacuales empezando desde cero, en apenas 15 años.

¿Cuando valen los clientes del popular?. Yo creo que no tanto, ya que su clientela esta compuesta por clientes muy mayores y usuarios que trabajan solo en "ventanilla", justo los clientes que la banca moderna no quiere.

Por cierto, si mira los datos del último ejercicio si que ha perdido un porcentaje importante de "patrimonio gestionado el Popular", con lo cual su fortaleza no es tal. Es un banco que esta degradanado por momentos.

La pregunta, fuese un banco que quiera sobrevivir seria ¿Donde piensa el popular ganar clientes?. La respuesta es clara, no existe.

Puntuación 1
#4
Yo
A Favor
En Contra

Al 4.

No he visto nunca a ING en ningún pool bancario de PYME o autónomo.

Ahí tiene ING donde crecer xD

Saludos.

Puntuación -1
#5
anonimo
A Favor
En Contra

a "yo", pues date una vuelta por sitios donde las empresas o personas son mas jovenes, hace un par año ing entro a ofrecer servicios a pimes: Comisiones de tarjetas mas bajas del mercado, datafonos etc....

El popular se agarra a las pymes donde tiene una morosidad terrible, sin duda solo con las pymes no podra vivir. Yo conozco alguna pyme y NINGUNA pyme trabaja con popular y si con ing debe ser depende de donde vivas. La question es la tendencia ING gana 200.000 clientes con nomina anuales mas o menos. ¿cuantos clientes gana anualmente el popular?o mejor ¿cuandos pierde?.

Puntuación 1
#6
Manual
A Favor
En Contra

"alguien" ha contratado bajistas de una y otra parte del globo para mantener la cotización del Popular hundida artificialmente.

Curiosamente el nuevo presidente Saracho trabajaba en Santander.

Misteriosamente, con la escusa peregrina de que los minoriatrios ya han soportado una ampliación y sería injusto pedirles más dinero se dice que entrará un nuevo socio que aportará nuevo capital, por supuesto, comprará al precio mínimo histórico de cotización de la acción en su historia, con el banco saneado por los minoritarios secuestrados, robados y ahora diluidos.

Seguramente,a partir de ahí los bajistas empezarán a irse y la cotización empezará a subir como la espuma al son de la recuperación del sector del ladrillo.

¿Cómo puede ser que la CNMV no encuentre pruebas concluyentes de que esto es una manipulación?. Si hasta un niño pequeño es capaz de vislumbrar este supuesto chanchullo.

La verdad es que en España las instituciones dan vergüenza ajena.

Puntuación 4
#7