Firmas

El turismo y el inmobiliario en Barcelona

  • Barcelona debe replantearse su actitud y apostar por un modelo equilibrado

Un año más, Barcelona afronta la época veraniega desde la posición de una de las primeras capitales europeas de turismo. El constante flujo de visitantes atraídos por la belleza de la ciudad y sus monumentos, así como la celebración de múltiples ferias y congresos durante todo el año, han beneficiado enormemente a la ciudad, que en 2015 acogió a cerca de 8.400.000 viajeros alojados en hoteles, creciendo un 5,4% de media entre los visitantes extranjeros y los nacionales.

Estos datos son una muestra más de la importante presencia que tiene el sector turístico en la economía y el desarrollo de la Ciudad Condal, un hecho que hay que cuidar si se quiere garantizar el desarrollo y el crecimiento de la ciudad en el futuro.

Recientemente conocimos la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de ampliar la suspensión de licencias hoteleras en la ciudad hasta julio de 2017, a pesar de la buena evolución que el sector ha registrado durante los últimos años. Es evidente que este tipo de legislaciones son necesarias para regular el crecimiento que ha experimentado el sector turístico en los últimos años, evitando a toda costa la masificación de la ciudad, que perjudica tanto a los intereses de los turistas, como a los propios barrios que la integran.

También hay que tener en cuenta que esta legislación, al igual que cualquier otra, tiene que respetar y equilibrar los intereses de los actores implicados. Solo así se logrará un acuerdo entre todos, que dé como resultado la creación de más puestos de trabajo y más recursos económicos a disposición de los barceloneses y que impulse el desarrollo del propio sector turístico y hotelero.

Además, el turismo es una actividad trasversal: no solo afecta al desarrollo hotelero, sino que también influye en el presente y el futuro de la propia Barcelona. Actuar de forma racional y equilibrada no solo ayudará a construir el modelo de ciudad de hoy sino que también determinará el que vayan a heredar las generaciones siguientes.

El turismo también afecta al desarrollo inmobiliario, de hecho hablar de crecimiento hotelero es sinónimo de hablar de construcción y de rehabilitación. En este sentido, todo indica que las últimas decisiones tomadas por el Ayuntamiento en cuanto a la suspensión de licencias no dan lugar al crecimiento, ni en el sector inmobiliario, ni en el turístico.

Recientemente hemos sido testigos de cómo un elevado número de inversores paralizaban sus proyectos por la inseguridad jurídica que se ha creado a causa de la moratoria. Entre ellos, el que estaba previsto por la cadena hotelera Four Seasons, cuyos gestores se vieron obligados a buscar una alternativa para invertir en inmobiliario.

Como ellos, muchos otros tendrán que buscar otras vías para trabajar, dependiendo también de las disposiciones finales que recogerá el PEUAT, el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turístico, que pondrá el broche de oro a esta nueva fase del sector hotelero en Barcelona. Aunque en un principio las medidas que recoge esta propuesta están aprobadas, está pendiente el visto bueno por parte del pleno municipal, una situación que genera todavía más incertidumbre en los actores del inmobiliario catalán.

En cuanto a la postura de los turistas, algunos de ellos verán su demanda insatisfecha y se plantearán elegir otros destinos para hacer negocios o disfrutar de sus vacaciones en otras ciudades.

Por todo ello, es fundamental que si las autoridades locales quieren mantener la situación privilegiada de la que goza Barcelona en la actualidad, se replanteen la actitud de los últimos meses y apuesten por un modelo equilibrado, en el que el sector hotelero tenga el respaldo de una nueva normativa clara y positiva, que pueda contribuir al desarrollo armónico y coherente de las ciudades. Es necesario que el Ayuntamiento dialogue más con las partes afectadas: hoteles, inversores, propietarios de pisos turísticos, etc. para poder llegar a una solución común, que convenza a todos.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Sr. Martin En Barcelona modelo equilibrado y construir mas hoteles es del todo incomptatible, ya que en cualquier momento se va a hundir el suelo con tanto guiri.

Estaria bien que los barceloneses pudieramos disfrutar tambien un poco de nuestra ciudad

Puntuación 0
#1