Especial medio ambiente

Heineken, la cerveza 100% comprometida el agua

  • Los esfuerzos de Heineken para consumir menos agua se centra en los procesos de limpieza y mantenimiento en fábricas
Madrid

La sostenibilidad forma parte del ADN de la cervecera desde su nacimiento hace ya más de 150 años. Estar en todo el planeta exige cuidar de todo el mundo y esta compañía es consciente de que debe garantizar un impacto positivo en su entorno, del que también forma parte el medio ambiente y, de forma más concreta, el agua. En este sector, desde Heineken se centran en tres batallas fundamentalmente. En primer lugar, lograr ser cero emisiones, maximizar la circularidad y proteger las fuentes de agua.

Una de las acciones más destacadas de esta empresa es que se ha comprometido a restituir al río Jarama 500 millones de litros de agua. Es la cantidad equivalente a 2.000 millones de cañas de cerveza, que hará que su fábrica de San Sebastián de los Reyes alcance el balance hídrico neutro este año. Además, esta acción es tan positiva porque beneficiará el acuífero y la biodiversidad de las lagunas de Belvis del Jarama, un espacio natural protegido incluido en el Catálogo de Humedades de la Comunidad de Madrid.

Para lograr esta iniciativa, Heineken está retirando un tramo de 140 metros del muro que impedía la inundación natural de la llanura aluvial de Belvis del Jarama, una construcción artificial levantada a finales del siglo pasado. Será entonces cuando el río convierta esta llanura en un nuevo depósito natural de agua que recargará el acuífero y las reservas subterráneas con, según las estimaciones de un científico de la Universidad Complutense de Madrid, 500 millones de litros de agua cada año. Las ventajas son infinitas. Se reducirá el riesgo de inundaciones y la calidad del agua será mejor, al pasar por estudios concretos de filtrado. También contribuye a conservar el humedal favoreciendo la biodiversidad y el hábitat de ciertos animales.

Los esfuerzos de Heineken para consumir menos agua se centra en los procesos de limpieza y mantenimiento en fábricas, a los que se dedican 1,8 litros de agua por litro de cerveza (un 31% menos que en 2008). De esta forma, la compañía tiene como objetivo devolver a la naturaleza toda el agua que contienen sus cervezas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin