Especial Formación

Tener otra lengua aumenta las posibilidades de encontrar empleo

  • En 2019, el porcentaje de ofertas que requerían contar con algún tipo de idioma extranjero alcanzó el 34%
  • El conocimiento de idiomas aumenta un 37% las posibilidades de acceder a un puesto de trabajo
  • Con la pandemia, las ofertas que exigían una segunda lengua han alcanzado la cifra más baja de los últimos años
Madrid

"Aprender idiomas es fundamental para el futuro". Es una frase que a menudo repiten profesores, padres y amigos. Y aunque algunos estén cansados de escucharla, no les falta razón, pues el conocimiento de idiomas aumenta un 37% las posibilidades de los profesionales de acceder a un empleo, según un estudio de Randstad, empresa especializada en recursos humanos.

La orientación hacia un mercado global, así como la internacionalización de las empresas y la creciente circulación de trabajadores entre diferentes países han hecho que una segunda lengua sea un requisito indispensable para las compañías, a la hora de seleccionar el mejor talento. De hecho, en uno de los últimos informes sobre la oferta y la demanda en España, realizado por el grupo Adecco e Infoempleo, se desprende que, en 2019, el porcentaje de ofertas que requerían contar con algún tipo de idioma extranjero se incrementó 1,7 puntos, hasta alcanzar el 34% de la oferta.

Por otro lado, en el caso de los perfiles directivos o de responsabilidad, la importancia de los idiomas es mucho superior al resto de perfiles. Randstad estima que el 70% de los puestos de trabajo de responsabilidad y directivos exige a los candidatos la capacidad de desarrollar su actividad en otra lengua.

Sin embargo, si bien los idiomas están cada vez más presentes como requisito que deben reunir los candidatos para optar a un nuevo empleo, la compleja situación vivida durante el último año ha desplazado la importancia de estos a un segundo plano. De los últimos siete años, el 2020 ha sido en el que menos ofertas se han publicado solicitando expresamente alguna lengua extranjera. Y es que este parón ha reducido la actividad de algunos sectores que propiciaban el intercambio de personas y el uso de idiomas, como el turismo y la hostelería, donde este requisito tenía mucha importancia.

Caen en 2020

Las ofertas de empleo españolas que solicitaban el requisito de tener otros idiomas distintos del castellano han alcanzado en 2020 la cifra más baja de los últimos años. De hecho, el 12,6% registrado es menos de la mitad que el año anterior, cuando se registró el 34% antes mencionado. Esto es un descenso en la influencia de los idiomas en las ofertas de más de 20 puntos.

No obstante, el informe sobre la oferta y la demanda en España de Adecco, recalca que esta situación se produce debido al panorama actual, y que una vez se alcance una "verdadera" normalidad, los porcentajes volverán a crecer igualando los anteriores e incluso superándolos, pues el índice de los últimos años siempre ha ido en aumento. Por ello, a diferencia del resto de variables, las titulaciones universitarias han demandado idiomas en mayor medida que el año pasado. Así, en 2020 lidera el ranking el grado de Sociología y Antropología, ya que se solicitan idiomas extranjeros en todas las ofertas registradas para titulados en esta disciplina.

En segundo lugar se sitúan los grados de Filología, Lingüística y Literatura (80,8%) y de Traducción e Interpretación (79,1%), ligados al uso de idiomas. Otras carreras destacadas son Física (62,5%) e Ingeniería, Náutica y Transporte Marino (62,5%), Geometría y Topografía (60,5%) y Organización Industrial (54,7%).

El inglés, imprescindible

Un año más, el inglés se reafirma como la lengua más demandada por las empresas españolas. Así lo confirma David Bradshaw, responsable de Servicios de Evaluación para España y Portugal de Cambridge, que admite que "el interés por el aprendizaje del inglés y también por obtener una acreditación que permita demostrar el conocimiento de este idioma ante el mundo, para alcanzar objetivos académicos, profesionales y personales no ha dejado de crecer en los últimos años". Además, admite que con la pandemia "han visto que este interés se ha mantenido vivo gracias al verdadero espíritu de superación que ha demostrado el conjunto de la comunidad educativa".

Sin embargo, debido a la situación actual, este idioma se requiere solo en el 66,7% de los puestos de trabajo, una cifra relativamente baja en comparación con el 89% registrado en 2019. La lengua francesa mantiene su segunda posición en el ranking, aunque se solicita únicamente en el 12,2% de las ofertas de empleo nacionales. Esto supone una caída de 2,9 puntos porcentuales, lo que le acerca al tercer clasificado: el alemán, que cierra el podio con un 10,2%, un 2% inferior al año anterior. Los otros dos idiomas destacados son el portugués (2,7%) y el italiano (2,6%). Aunque, igual que el resto, ambos idiomas han sido menos requeridos que en los años anteriores, según el citado informe.

En 2020 el portugués ha adelantado al italiano, pues su bajada no ha sido tan pronunciada. En 2019, otros idiomas menos habituales como el chino, el ruso o el árabe interesaron a las compañías en el 8,4% de las ocasiones. No obstante, este año la tendencia ha sido negativa y los datos disminuyen hasta el 5,3%.

Por regiones, las comunidades autónomas más interesadas en profesionales que cuenten con formación en varios idiomas son la Comunidad de Madrid (21,7%), Islas Baleares (16,6%), Canarias (14,9%) y Cataluña (12,8%), todas ellas por encima de la media española, que alcanza el 12,6%. Estos datos son aproximadamente 20 puntos más bajos que en 2019.

En la parte baja de la lista se encuentran Extremadura (8,9%), Galicia (6,8%) y la Rioja (6,5%), las comunidades que publican menos ofertas en las que se requieran idiomas.

"Si quieres acceder a trabajar en una empresa multinacional, te exigirán el inglés con toda seguridad, pero si además dominas otro idioma, se convertirá en un factor determinante"

No obstante, Ginés Méndez, director general de Berlitz España señala que el inglés "se ha convertido en el idioma franco de comunicación". Y a nivel laboral "está prácticamente presente en casi todas las ofertas de trabajo, en puestos de cualificación media y alta".

"Ahora, las ventajas comparativas vienen derivadas del conocimiento de un tercer idioma", indica Méndez, a la vez que pone un ejemplo de ello: "Si quieres acceder a trabajar en una empresa multinacional alemana, francesa etc… Te exigirán el inglés con toda seguridad, pero si además dominas el alemán o el francés, se convertirá en un factor determinante a la hora de acceder a la posición".

Por otro lado, y como novedad, Almudena Martínez-Cava, coordinadora general Idiomas Complutense-Csim, expresa que notan "un incremento masivo" en las matrículas de idiomas orientales, como el koreano o el japonés: "Hay mucha demanda gente joven interesados en el tema de los cómics y el manga". "Antes había unas colas inmensas para matricularse, ahora todo es online, pero la matrícula para estos idiomas la tenemos que cerrar antes de la fecha indicada porque superamos la estimación", detalla.

La Covid-19 ha lastrado la exigencia de un segundo idioma en las ofertas de empleo

La demanda de candidatos con conocimiento de lenguas extranjeras está directamente relacionada con el área donde el profesional debe realizar su trabajo. De esta forma, las áreas funcionales que se muestran de cara al público, o que mantienen un mayor contacto con clientes, proveedores o empresas extranjeras, destacan por encima del resto.

Este es el caso de administrativos y secretariado (28,5%), atención al cliente (24,9%), marketing, comunicación y contenidos (23,7%) y administración de empresas (22,2%). Aunque siguiendo la tendencia negativa del 2020, los idiomas se han visto afectados también en estas áreas, con una caída de entre 7 y 16 puntos.

De entre todas las ofertas de empleo que indican idiomas extranjeros, la lengua inglesa es indudablemente la más solicitada, superando el 80% en todas las áreas funcionales a excepción de comercial y ventas (73,6%) y atención al cliente (58,5%). En esta última área, otros idiomas adquieren un mayor protagonismo, como el francés (21,2%), alemán (20,3%), portugués (8,3%), el italiano (7,2%) u otros idiomas (16,8%), según el informe de Adecco e Infoempleo.

"El inglés se considera una competencia básica para desarrollarse en el mercado"

"Los idiomas son cruciales en el ámbito del trabajo", indica el responsable de Cambridge. Una de las conclusiones del estudio Inglés en el trabajo: un análisis global de las habilidades del inglés en el mundo laboral es que más de la mitad de los directivos encuestados admiten que tener un buen nivel de inglés puede significar una rápida progresión en las carreras de los empleados. "El inglés se considera ya una competencia básica para desarrollarse en el mercado laboral, más que un segundo idioma", afirma. "De ahí también la importancia de ser capaces de demostrar ante una empresa el nivel de inglés real de un candidato a un puesto de trabajo, especificando cuáles son las habilidades que más va a necesitar en el mismo". "La inmediatez con que se requieren este tipo de pruebas es uno de los motivos que nos ha llevado a lanzar recientemente el test online Lingua Skill que, entre otras cosas, da respuesta a esta necesidad de las empresas", ratifica.

Segunda lengua extranjera

Además del inglés, el conocimiento de una segunda lengua extranjera se ha posicionado como un elemento diferenciador clave en un proceso de selección, según el estudio de Randstad, pues el mercado laboral se orienta, cada vez más, hacia un entorno internacional donde se necesita la fluidez de varios idiomas.

Así pues, y según este mismo análisis, la mitad de los estudiantes de secundaria de Europa aprenden actualmente dos o más lenguas extranjeras (50,3%). Sin embargo, en el caso de España, este porcentaje desciende hasta el 24,6%, al mismo nivel que Italia.

Países como Finlandia, República Checa, Francia o Luxemburgo cuentan con tasas por encima del 94% en todos los casos. En el lado opuesto, por debajo de España e Italia, se encuentran Irlanda (7,6%), Portugal (5,3%), Reino Unido (4,4%) y Grecia (3,5%).

"La gente viene mucho más preparada, los niveles son muy altos"

No obstante, los académicos con los que ha contactado elEconomista se muestran optimistas; la coordinadora general Idiomas Complutense-Csim, asegura que ya no ofertan los niveles más bajos de inglés. "La mayoría empiezan desde un B1 consolidado, ya no hay grupos para principiantes". "La gente viene mucho más preparada, los niveles son muy altos", asegura. Opinión que también coincide con la del director de Berlitz: "España tradicionalmente ha estado a la cola en Europa en el conocimiento de un segundo idioma, aunque es cierto que en los últimos años esa brecha se ha ido cerrando. Nuestros jóvenes son ya plenamente conscientes de su importancia y a nivel institucional y social ya hemos entendido esta necesidad", admite. "La demanda en los últimos años ha reculado mucho, antiguamente se solicitaban mayoritariamente clases en A1 y A2, ahora la demanda se concentra de B1 en adelante", puntualiza.

"La falta de conocimiento de un segundo idioma, sobre todo del inglés, nos cierra muchas puerta"

"Cuando se habla de globalización hemos tendido siempre a relacionarlo con la economía, pero al final está presente en todas las facetas de nuestra vida. La falta de conocimiento de un segundo idioma, sobre todo del inglés, nos cierra muchas puertas", detalla Ginés Méndez. "Pensemos en cuando viajamos al extranjero, cuando queremos comunicarnos a través de redes sociales, cuando necesitamos contactar con los cientos de miles de extranjeros que viven en nuestro país y que constituyen un increíble mercado si poseemos un comercio o negocio… Sería imposible", describe.

Nuevos métodos de aprendizaje

"La manera de enseñar los idiomas ha cambiado radicalmente en los últimos años", asevera Bradshaw. "Mientras que antiguamente el enfoque principal fue el estudio de la gramática, hoy vemos una metodología dirigida hacia la comunicación efectiva, que incide en el uso del idioma en situaciones de comunicación real tanto oral como escrita", señala.

Por su parte, Méndez, explica que en esta escuela de idiomas utilizan un método natural de enseñanza en el que el alumno "aprende usando la lengua objetivo desde la primera clase asociando acciones y objetos a las expresiones idiomáticas que se están aprendiendo". En este contexto, la gramática no se explica sino que se absorbe también de una manera natural

Además, con el avance de las tecnologías, ambos coinciden en que ha aumentado la docencia online, lo que les ha supuesto cierta ventaja para sobrellevar esta situación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin