Especial Ecommerce

Compradores sostenibles, una tendencia en auge

  • El 77% de los españoles admite que esperan una responsabilidad medioambiental por parte de las empresas, según el estudio 'E-shopper Barometer' de Seur

Los consumidores cada vez reclaman más que las empresas sean responsables con el medioambiente; y el comercio online no escapa a esta tendencia: el 77% de los compradores online españoles admite que esperan una responsabilidad medioambiental por parte de las empresas, un porcentaje mayor a la media europea que se sitúa en el 70%, según el último estudio E-shopper Barometer de la empresa de transporte de paquetería y mensaje, Seur.

Una de las novedades de esta edición del barómetro es la clasificación en diferentes perfiles de los tipos de compradores online según sus hábitos y comportamientos. Así diferencian tres:

Los aficionados: Compradores online muy frecuentes. Creen que el comercio electrónico es práctico, ahorra dinero, tiempo y reduce el estrés. Estos son e-compradores expertos en el uso de Internet, utilizan el smartphone para sus compras, participan en redes sociales, consultan reseñas y hacen recomendaciones online.

Los epicúreos: Esta tipología de compradores compran online con menos frecuencia que los aficionados y son más selectivos.Tienen cierta sensibilidad a los temas medioambientales (el 70% de los epicúreos afirma comprar productos respetuosos con el medioambiente cuando es posible) y además, necesitan que se les tranquilice en todas las etapas del proceso de compra.

Por último se encuentran los eco-selectivos. Estos son los e-compradores más ocasionales, debido a que están preocupados por el impacto del comercio en la sociedad y demandan que este sea respetuoso con el medioambiente. De hecho, el 51% de los eco-selectivos está dispuesto a pagar más por productos y servicios que respeten el medioambiente. Son los más cuidadosos, ya que las opiniones negativas son una barrera importante para ellos, así como la falta de controles de seguridad.

Un estudio de DS Smith muestra que muchos de los hábitos de compra online que los españoles han adoptado durante el confinamiento han llegado para quedarse. Y es que, a medida que la transición ecológica y la economía verde se convierten en una prioridad mundial, la sostenibilidad es una preocupación creciente para los consumidores españoles después del confinamiento.

La sostenibilidad es una preocupación para los consumidores tras el confinamiento

Casi la mitad de los encuestados señala que compraría más online si los artículos se entregaran envueltos en packaging más sostenible (23%) o reciclable (23%). Por edad, los jóvenes de entre 18 y 24 años son los más conscientes y comprometidos con la sostenibilidad, mientras que, por género, no hay apenas diferencia en el compromiso entre hombres y mujeres.

'Packaging'

El comercio electrónico favorece la sostenibilidad en tanto en cuanto que reduce o elimina por completo los puntos de venta físicos, lo que supone un ahorro en energía y emisiones. Sin embargo, los e-commerce deben ser conscientes, en la medida de lo posible, del impacto que genera en el medio ambiente el packaging de sus productos para implementar soluciones sostenibles o biodegradables para los envíos.

Del mismo modo, el sector apuesta por el desarrollo tecnológico en los servicios de última milla, lo que permite geolocalizar y optimizar las rutas de los repartidores de mensajería ahorrando costes y evitando una mayor polución.

Nuevo modelo de producción

Elena Búlmer, coautora del estudio Sostenibilidad y COVID-19 de EAE Business School, cree que "es clave trabajar sobre un nuevo modelo de producción basado en la economía circular con el que se conseguiría reducir al 50% el total de emisiones de GEI producidas por la gestión de materiales y la generación de residuos. Un modelo que busque reducir el impacto producido por la extracción de materiales, aumentar la vida útil de los productos y el uso de materiales secundarios; que tenga en cuenta el diseño del producto, la eficiencia en su producción, transporte y uso; y además, es necesario el establecimiento de procesos más eficientes y menos intensivos en energía para el reciclaje y tratamiento de residuo".

Y es que el e-commerce se ha posicionado como una solución para ayudar a que los negocios sigan funcionando en situaciones como la vivida. Por eso, urge la necesidad de un e-commerce sostenible desde el punto de vista ambiental, económico y social.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin