Especial Empresas América

Abertis gana presencia con múltiples proyectos en América

En Brasil destaca la ampliación de la autopista Régis Bittencourt.

El continente americano es una pieza fundamental en la estrategia internacional de Abertis. La empresa concesionaria de autopistas ha potenciado su presencia allí con múltiples iniciativas en Chile, Brasil, Puerto Rico, Argentina, Colombia, Estados Unidos y Canadá. En la actualidad está desarrollando nuevos proyectos en el territorio. Además, cuenta con unos niveles de inversión a largo plazo muy elevados en los países en los que opera, con el fin de maximizar el nivel de servicio.

Entre los proyectos en los que la firma está inmersa en la actualidad destaca la gestión de la autopista Rodovias dos Calçados (Brasil), el plan de inversiones en este mismo país, el programa para aumentar la seguridad vial en Chile con nuevas tecnologías y la modernización de la red en Puerto Rico.

Concesión en Brasil

El pasado mes de abril Abertis, a través de su filial en Brasil (Arteris) ganó el proceso de licitación de la concesión de la gestión de la autopista Rodovias dos Calçados (Itaporanga-Franca), en el Estado de São Paulo, por un periodo de 30 años. La adjudicación comprende dos tramos: el primero, de 317 kilómetros de distancia (corredor São Carlos-Araraquara), que actualmente ya está bajo gestión de Autovías (concesionaria de Arteris, cuya concesión finaliza en diciembre de 2018); y un segundo tramo de 403 kilómetros, que hasta el momento estaba bajo la gestión administración directa del Gobierno del Estado de São Paulo (corredor Araraguara-Itaporanga). En total suman 720 kilómetros.

El contrato incorpora un plan de inversiones cercano a los 5.000 millones de reales (alrededor de 1.500 millones de euros), que incluye la expansión de la capacidad del activo actual mediante la duplicación de más de 275 kilómetros. La autopista es un eje de transporte estratégico para el estado de São Paulo, y transcurre por una de las regiones más ricas y dinámicas del país, con una población de 1,6 millones de personas.

Según apuntan desde la compañía, "el anuncio supone una muestra más de la apuesta de Abertis por el crecimiento internacional, ya sea a través de la entrada en nuevos países, como a través del refuerzo en aquellos en los que el grupo opera con éxito desde hace años". Mientras que para Arteris, la adjudicación refuerza su liderazgo en el sector brasileño y alarga la duración media de su cartera en 4 años. Además, permite la captura de sinergias y ofrece potenciales márgenes de mejora en las nuevas inversiones. Asímismo, Abertis se consolida como el líder mundial del sector con la gestión de más de 9.000 kilómetros en 14 países.

Por otra parte, la compañía está llevando a cabo en Brasil un ambicioso plan de inversiones, a través de su filial Arteris, que sigue inmersa en un importante proyecto de modernización y ampliación de sus vías que implicará la inversión de 2.000 millones de euros hasta 2021. En 2016 se invirtieron cerca de 600 millones de euros. Y entre los proyectos emprendidos, destaca la ampliación de la autopista Régis Bittencourt, en el tramo de la Serra do Cafezal, un importante proyecto que entra en su fase final (ya están en funcionamiento 17 nuevos kilómetros).

La compañía también trabaja en la ampliación de la BR-101/RJ Norte, administrada por la Autopista Fluminense, una obra que implica la duplicación de 176 kilómetros. Mientras, siguen las obras del Contorno de Florianópolis, una obra crucial para la logística de la ciudad.

Chile y Puerto Rico

La filial de Abertis en Chile está llevando a cabo un programa para aumentar la seguridad vial, gracias a la mejora de la información al cliente mediante nuevas tecnologías. Una de las actuaciones está relacionada con los tótems, paneles LED que permiten al conductor que transita por la vía obtener información en tiempo real acerca del estado de tráfico y, así, decidir al momento qué vía tomar. Una segunda actuación se realiza a través de señalización laser, con equipos instalados en las paredes de los túneles que proyectan la información en el techo, evitando problemas de gálibo y eliminando la probabilidad de accidentes con vehículos de gran volumen.

La tercera iniciativa consiste en paneles de velocidad sugerida. Se trata de mensajería variable con tecnología LED, que indica una velocidad en función de las condiciones de tráfico. De esta manera se evita reducir abruptamente la velocidad; se mejora la circulación, con la disminución de la congestión y el efecto látigo; y se mantiene una velocidad constante.

Puerto Rico es otro de los territorios en los que Abertis está actuando. Recientemente, Metropistas finalizó un ambicioso proyecto de modernización de la red, con el que se eliminaron las barreras de peaje, introduciendo nuevos métodos de pago que reducen la congestión, el consumo de combustible y las emisiones de los vehículos, ya que no tienen que detenerse.

Entre las principales innovaciones introducidas, destacan los carriles de peaje dinámicos que, con el uso de sensores para evaluar el tráfico, la velocidad y la congestión, permiten cambiar las tarifas en tiempo real. Se trata de tecnología 100% free flow, con la sustitución de carriles de pago manual y electrónico por 12 pórticos freeflow. Este sistema implica menos congestión, accidentes y emisiones, y una mayor seguridad para empleados y clientes. Además, incorpora carriles reversibles según el momento del día, que implican un incremento de la capacidad de la vía en horas punta. "Como resultado de este plan -indican desde la compañía- en la actualidad más del 98% de las transacciones se hacen de manera automática, con telepeaje".

Actuación global

Abertis ha desarrollado proyectos en múltiples países americanos. La empresa es el principal operador de autopistas por volumen de tráfico de Chile, donde gestiona más de 770 kilómetros de manera directa e indirecta. Y, entre otras concesiones, cuenta con Autopista Central (Santiago), la autopista urbana con mayor tráfico del mundo.

En Brasil, a través de su participada Arteris, gestiona nueve concesiones de autopistas, con un total de 3.250 kilómetros, consolidándose como la mayor operadora del país. Cuenta con una equilibrada cartera que se divide entre cuatro concesionarias dependientes del Estado de São Paulo -Autovias, Centrovias, Intervias y Vianorte- y cinco de la red Federal -Autopista Fernão Dias, Autopista Regis Bittencourt, Autopista Litoral Sul, Autopista Planalto Sul y Autopista Fluminense-. Representan una cuota del 17% del mercado de autopistas de peaje del país.

Abertis es también una de las principales operadoras en Puerto Rico a través de Metropistas, la concesionaria que explota las autopistas PR-22, la más transitada de la isla, y que une San Juan con la ciudad de Hatillo; y la PR-5, que cruza el área metropolitana de San Juan hasta la zona de negocios de Bayamón. También posee el 100 por cien de Autopistas de Puerto Rico (APR), compañía que es titular del contrato de construcción, mantenimiento y operación del Puente Teodoro Moscoso de 2 kilómetros de longitud sobre la Laguna de San José, que conecta San Juan con Isla Verde desde 1994. Las dos concesionarias suman 90 kilómetros de vías de peaje en el Estado asociado de Estados Unidos.

En Argentina, Abertis gestiona dos de los accesos más importantes a la ciudad de Buenos Aires. Grupo Concesionario del Oeste (GCO) es titular de la concesión de la Autopista del Oeste, que une la Capital Federal con la población de Luján en el acceso oeste de la ciudad; y Ausol es titular de la concesión del acceso norte de Buenos Aires, popularmente conocido como la autopista Panamericana; y del mantenimiento de la Autopista General Paz, importante eje de circunvalación de la ciudad.

En Colombia, tiene una participación del 40% en la compañía Coviandes, titular de la concesión de la vía de 86 kilómetros que une Santa Fe de Bogotá con Villavicencio. La infraestructura es un eje viario estratégico que comunica los llanos de la selva amazónica (donde se lleva a cabo una producción petrolífera y agropecuaria de gran importancia) con la capital y todo el norte del país.

EE.UU. y Canadá

Abertis cuenta con oficinas en Estados Unidos desde 2006, "reflejando su apuesta por la mayor economía del mundo como mercado estratégico de futuro crecimiento". Allí su filial de tecnología de peajes, Emovis, ha instalado y mantiene el sistema de peaje del Newport Pell Bridge en el Estado de Rhode Island, donde se ha integrado un sistema mixto de peaje tradicional y de peaje free flow sin barrera para la gestión del tráfico de más de 35.000 vehículos al día.

La presencia de Abertis en Canadá también se canaliza a través de Emovis, que ha seguido creciendo y que gestiona el contrato de suministro del sistema de peaje del Blue Water Bridge Canada (BWBC), que cubre la frontera entre este país (Ontario) y Estados Unidos (Michigan). Se trata de una infraestructura con un volumen de 10.000 transacciones al día. Además, Emovis cuenta con las concesiones de la gestión del telepeaje de dos puentes en la ciudad de Vancouver (British Columbia): el Golden Ears y el Port Mann Bridge, el mayor de peaje de Norteamérica, por el que transitan más de 110.000 vehículos al día. El avanzado sistema de peaje sin barrera free-flow instalado en ambos ha permitido reducir la congestión de tráfico en la región y ha acortado los tiempos de desplazamiento de los usuarios.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin