Energía

Iberdrola convertirá East Anglia en el mayor parque eólico marino mundial

  • La eléctrica planea instalar 3.514MW, lo que equivale a tres nucleares
Foto: Archivo

Iberdrola prepara el lanzamiento de una histórica inversión en Reino Unido. La eléctrica ha iniciado los trámites para prácticamente duplicar el tamaño previsto en un primer momento del que está llamado a convertirse en el mayor parque eólico marino: East Anglia.

La eléctrica inició en febrero de 2015 la construcción de la primera fase del proyecto con 714 MW de potencia pero la compañía que entonces aspiraba a una instalación de 2.000 MW prepara ya un gran salto que lo llevará hasta los 3.514 MW, es decir, el equivalente a tres centrales nucleares.

Si tuviésemos en cuenta los precios actuales del mercado, es decir, que la primera fase de East Anglia supone ya una inversión de 2.898 millones de euros, la inversión que requeriría este gigante eólico rondaría los 14.262 millones de euros, aunque lógicamente la cifra irá disminuyendo notablemente con el avance tecnológico de los nuevos aerogeneradores.

Según indican las autoridades de Reino Unido, la empresa acaba de presentar sendas solicitudes para construir los 1.600 MW adicionales repartidos en dos zonas: East Anglia One North (800 MW) y East Anglia Two (800 MW).

Ambos proyectos han iniciado ya los trámites legales y se espera que salgan a información pública entre agosto y septiembre de este mismo año y que logren tener los permisos necesarios entre 2019 y 2020.

Primer gran permiso en junio

Asimismo, Iberdrola dará un gran salto en el proyecto este próximo mes de junio. La compañía espera recibir los permisos de la segunda fase, East Anglia Three, que contará con una capacidad de 1.200 MW.

Tras lograr esta autorización, según explica la empresa, la compañía tendrá que acudir a una subasta de capacidad para obtener la retribución adecuada a través de un CDF (contract for difference) y, una vez lograda, la inversión en el proyecto sería sometida a la aprobación definitiva del Consejo.

El origen de este megaproyecto proviene de una alianza con Vattenfall, pero la fase de East Anglia One North pasó a manos de la española tras la ruptura de la alianza que mantenía en agosto de 2015. Vattenfall, a su vez, se quedó el East Anglia Four, que también ha arrancado la petición de permisos.

En estos momentos, Iberdrola - a través de Scottish Power Renewables- está construyendo ya los primeros 714 MW a los que se sumarán estas otras tres fases.

Para hacerse una idea del tamañan del proyecto, sólo estos primeros 714 MW de potencia suministrarán energía limpia a más de 500.000 hogares ingleses, en lo que ya supone el mayor proyecto español de la historia en el sector de las renovables y el parque marino más grande del mundo, cuando entre en funcionamiento en 2020.

La magnitud del proyecto no tiene precedentes en la industria renovable española. Como ejemplo, sólo el área de la primera fase del parque eólico superará los 300 kilómetros cuadrados -todo el proyecto son cerca de 1.000 km2-, el equivalente a 30.000 campos de fútbol, el cable que llevará toda la energía desde el parque a tierra firme será de 85 kilómetros (distancia entre Madrid y Toledo), la superficie de la subestación será de 1.144 m2 (el tamaño del estadio Vicente Calderón) y las palas del aerogenerador serán de 75 metros de longitud. Además, los volúmenes con los que el equipo de construcción de Iberdrola va a tener que trabajar serán un reto para la empresa. Solo las cimentaciones en donde residen los aerogeneradores tendrán un peso de 747 toneladas, el equivalente a seis aviones.

Sólo el proyecto de East Anglia One creará unos 3.000 puestos de trabajo nuevos, la mitad de ellos destinados a la fabricación de las turbinas. Una de las claves del éxito del plan ha sido la significativa reducción de los costes de energía del parque, con un precio de la electricidad establecido en 119 libras/ MWh, frente a otros proyectos similares que oscilaban entre las 140-150 libras/MWh. Esto ha sido posible gracias a la decisión de Iberdrola de utilizar la tecnología más avanzada.

Siemens Gamesa será la encargada de suministrar 102 turbinas de 7 MW de capacidad unitaria para este parque offshore, que serán construidas por el fabricante alemán en sus instalaciones ubicadas en la localidad Hull, en el noreste de Inglaterra. Iberdrola también ha adjudicado a Navantia y Windar un contrato valorado en algo más de 120 millones de euros para este parque eólico marino.

El acuerdo establece la construcción del sistema de cimentaciones sobre el que reposarán los futuros aerogeneradores de East Anglia One. En concreto, Navantia se encargará, en los astilleros de Fene (A Coruña), de realizar 34 cimentaciones tipo jacket y Windar, en sus instalaciones de Avilés, construirá sus respectivos pilotes.

Nuevo convenio colectivo para 8.500 empleados

Iberdrola firmó este miércoles su nuevo convenio colectivo, vigente hasta 2020, que incluirá además por primera vez a los mil empleados de Iberdrola Ingeniería y Construcción. La eléctrica mejorará las aportaciones a los planes de previsión social de sus empleados, incrementándolas de forma progresiva del 55% actual hasta el 65%. Para los profesionales de Iberdrola que ingresaron en la compañía antes de octubre de 1996, se aumenta en 350 euros la aportación al sistema de previsión social, de forma progresiva durante la vigencia del convenio.

Finalmente, el grupo y la citada representación sindical han acordado también mantener la actual vinculación entre la evolución salarial y el cumplimiento del objetivo anual de beneficio bruto de explotación ('ebitda') de Iberdrola España.

La eléctrica mantiene a su vez las medidas de flexibilidad en el horario. Esa flexibilidad en la hora de entrada se sitúa en 1,45 horas y los viernes se podrá seguir saliendo a las 14 horas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin