Energía

Así desató el pánico en el gas europeo una pequeña grieta en una tubería de Noruega

  • Una grieta del tamaño de una pelota de golf hizo saltar los precios un 13% 

Ya se ha logrado reparar de forma urgente una tubería en una de las principales plataformas de gas en noruega. Sin embargo, este episodio ha recordado las fragilidades del sistema de abastecimiento del Viejo Continente y cómo un pequeño corte puede provocar que se disparen los precios. Helicópteros con equipos e ingenieros llegaron a la plataforma Sleipner, a 250 kilómetros de la costa de Noruega, para reparar una pequeña grieta en una tubería del ancho de una pelota de golf. La plataforma ascendente del campo es un punto de conexión clave.

Los precios alcanzaron su nivel más alto este año cuando Europa corría el riesgo de perder el 20% de sus importaciones de gas noruego y los comerciantes comenzaron a quejarse de la escasa información disponible sobre el alcance del problema y cuánto duraría. Este lunes el precio de referencia de Holanda (que sirve para todo el continente), el TTF, se disparaba un 13% para rebajar un poco a lo largo del día y, finalmente, revertir sus caídas al día siguiente.

Que un problema con un oleoducto tan pequeño pueda causar un impacto tan grande subraya la influencia que Noruega tiene ahora en la seguridad energética de Europa. El país es visto como un socio comercial estable con una larga y consistente historia de suministro, pero su sistema para exportar gas está en foco mediático como nunca antes. En el mercado surgen preguntas sobre si la antigüedad de una plataforma podría prolongar las reparaciones y por qué no hay más soluciones para compensar los puntos críticos.

"Dada la creciente dependencia europea de Noruega, cualquier interrupción probablemente tendrá un impacto enorme en los precios", dijo Adnan Dhanani, analista de RBC. La plataforma Sleipner R en el centro de la interrupción de esta semana, operada por Equinor, se encuentra en el punto donde la tubería Langeled Norte, de 627 kilómetros de longitud, se encuentra con la tubería Langeled Sur de 523 kilómetros. Juntos conectan la instalación de procesamiento de gas de Nyhamna en el centro de Noruega con la terminal de Easington cerca de Hull en el Reino Unido, el punto de entrada de un tercio del suministro total de Gran Bretaña.

En otras palabras, para evitar una acumulación de presión que pueda causar accidentes como explosiones, se detuvieron las operaciones para que el gas no pudiera procesarse por un extremo ni entregarse por el otro. El enfoque en la seguridad es una parte integral de la cultura en la plataforma continental de Noruega. El colapso de la plataforma Alexander Kielland en el campo petrolífero de Ekofisk en 1980, un accidente que mató a 123 personas, todavía vive en la memoria de muchos noruegos.

"El envejecimiento de la infraestructura en Noruega es un problema real y lo que vimos el lunes sucederá cada vez con más frecuencia"

"Operaciones seguras y eficientes" es una frase que repite a menudo el vicepresidente ejecutivo de producción de Equinor, Kjetil Hove. La antigüedad de la infraestructura de petróleo y gas de Noruega es muy variopinta. Yacimientos descubiertos en los primeros años de su 'boom petrolero', a finales de los años 1960, como Balder y Ekofisk, siguen produciendo. Hay ejemplos como la torre Sleipner, conectada por una larga pasarela, que entró en funcionamiento en 1993 y tiene una vida útil que se extiende hasta 2043.

"Cuando las instalaciones se acerquen a su vida útil de diseño, requerirán más atención", dijo Alireza Nahvi, analista de gas de BloombergNEF. "El envejecimiento de la infraestructura en Noruega es un problema real y lo que vimos el lunes sucederá cada vez con más frecuencia; el aumento del mantenimiento requerido y los cortes inesperados serán un tema".

Mapa de suministro de gas de Europa (FMI)
Mapa de suministro de gas de Europa (FMI)

Aún así, de los más de 90 campos en operación hoy en día a lo largo y ancho de la plataforma continental del país nórdico, más de la mitad comenzaron a funcionar después del año 2000. Todas las instalaciones están en buenas condiciones y cumplen con estrictos estándares de seguridad, según Gassco. Pero el Mar del Norte es un entorno exigente y no es raro que se se necesiten medidas adicionales de mantenimiento.

El verano pasado, la planta de procesamiento de Nyhamna estuvo cerrada durante un período prolongado después de que se encontró gas en un sistema de refrigeración. Los yacimientos asociados de Ormen Lange y Aasta Hansteen también se detuvieron durante el período de mantenimiento ampliado. La incertidumbre creada por estos eventos puede haber tenido un impacto severo en los precios del gas en la región.

Esta vez, Noruega aumentó las exportaciones de gas en Escocia para compensar los envíos perdidos. La terminal es el único punto alternativo donde el gas de la plataforma continental nórdica puede ingresar a la red del Reino Unido y luego exportarse de vuelta a Europa. Se espera que las restricciones en Nyhamna y Easington finalicen el 8 de junio, según el operador de red.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud