Energía

Agbar apuesta por la reutilización como respuesta clave ante la sequía

  • La compañía del grupo Veolia impulsa innovadoras medidas basadas en la economía circular para regenerar el agua y destinarla a nuevos usos industriales, agrícolas y urbanos
  • Sus proyectos permiten reducir la presión sobre los recursos hídricos y disminuir la dependencia de la climatología
La ecofactoría del Baix Llobregat (Cataluña) se ha convertido en un referente internacional en economía circular. Agbar

El cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta actualmente la sociedad a nivel global y un reto especialmente significativo para España, testigo en los últimos años de episodios meteorológicos extremos cada vez más frecuentes en forma de, por ejemplo, sequías prolongadas o lluvias torrenciales. Estos fenómenos tienen un impacto directo en los recursos hídricos ya que no sólo hacen, en algunos casos, que disminuya significativamente su disponibilidad ante una demanda creciente, sino que también afectan a su calidad.

Con la mayor parte del territorio en riesgo por escasez hídrica, España ya experimenta las consecuencias del calentamiento global y la Agencia Europea de Medio Ambiente prevé que los efectos se intensifiquen en los próximos años. Esta circunstancia obliga a repensar la forma en la que se usa el agua y a adoptar una gestión responsable en base a modelos circulares, una estrategia que Agbar ha colocado en el centro de su estrategia y operaciones. La compañía, que forma parte del grupo Veolia y presta servicio de agua a 13 millones de personas en más de 1.100 municipios, apuesta, dentro de un mix de soluciones, por la regeneración y reutilización con el fin de dar una nueva vida a las aguas residuales como elemento clave para asegurar la disponibilidad futura.

Este proceso permite, tras un tratamiento avanzado, destinar el agua depurada y regenerada a nuevos usos como el riego de zonas verdes y de campos agrícolas, la limpieza de calles o los procesos industriales, permitiendo reducir la presión sobre los recursos hídricos. El agua regenerada también se devuelve en condiciones óptimas a los ríos y acuíferos, para empezar de nuevo el ciclo de captación. Además de contribuir a la sostenibilidad del ciclo integral del agua y a preservar los ecosistemas y la biodiversidad, esta fuente alternativa y complementaria se considera como la solución más sostenible, ya que tiene la menor huella hídrica y es agua de proximidad.

El agua regenerada supone el 25% en Barcelona


Cataluña enfrenta la sequía más grave de los últimos 70 años. El pasado 1 de febrero, la Agencia Catalana del Agua (ACA) declaró el estado de emergencia en el área metropolitana de Barcelona y parte de Girona perteneciente al sistema Ter Llobregat (más de 200 municipios con restricciones de uso).

Actualmente, Aigües de Barcelona envía 1.500 litros/segundo de agua regenerada desde la ecofactoría del Baix Llobregat hasta Molins de Rei para ser reutilizada como agua prepotable. Esta agua se capta en la planta de tratamiento de agua potable de Sant Joan Despí, para potabilizarla y enviarla a la red de distribución y seguir así el ciclo del agua.

El agua regenerada supone ya un 25% de los recursos hídricos empleados para el suministro de agua en el territorio metropolitano de Barcelona que se destina a usos industriales, agrícolas y urbanos. También se emplea para mantener el caudal ecológico del río Llobregat y se inyecta en pozos de la zona para mejorar la calidad del acuífero. Además, en un futuro próximo está previsto que se utilice para usos industriales en los polígonos de la Zona Franca y Pratense, así como usos urbanos y domésticos en el polígono de la Marina del Prat Vermell.

El grupo apuesta por replicar este modelo en la cuenca del Besòs, mediante el programa de fondos europeos Next Generation. Con esta solución acordada con la administración, se garantizaría la resiliencia hídrica de cinco millones de personas de la región metropolitana de Barcelona.

Murcia: reutilización para uso agrícola


La depuradora Cabezo Beaza de Cartagena, gestionada por Hidrogea, parte del grupo, trata 24.000 m3 al día, lo que equivale a abastecer a 4.300 hectáreas de cultivo. El sistema de reutilización de agua está enfocado al 100% a uso agrícola contribuyendo a paliar los efectos de la sequía en el Campo de Cartagena. Los regantes de la zona sostienen que este sistema les ha permitido mantener los niveles de producción en situaciones de sequía extrema.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud