Energía

Reynés logra un respaldo del 76% a su remuneración en Naturgy con la abstención de IFM

  • Criteria vota a favor del informe anual de retribuciones
  • La Junta aprueba el dividendo complementario de 40 céntimos por acción para el 9 de abril
Francisco Reynés, presidente de Naturgy

La Junta de Naturgy aprobó ayer todos los puntos del orden del día con el único punto disonante de la abstención del fondo australiano IFM en la votación sobre el Informe Anual de remuneraciones, que recibió un respaldo del 76% del capital presente y un 2% de voto en contra tras las recomendaciones negativas de varios proxy advisors. Pese a esto, este informe ha alcanzado uno de los mayores apoyos registrados en las juntas de las compañías del Ibex 35. El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, destacó que incluso en un año donde la empresa ha logrado un benficio récord su remuneración se había reducido en un 7% por decisión de la Comisión de Nombramientos y retribuciones.

La Junta General de Accionistas de Naturgy ha contado con un quórum de asistencia del 90%, gracias a la fuerte presencia de inversores institucionales. Según los datos que ha hecho públicos la compañía, la gestión del Consejo de Administración, las cuentas anuales y la propuesta de dividendo han recibido el voto afirmativo del 99,9% del capital.

En el desglose de estas decisiones, la Junta aprobó las cuentas del ejercicio y el pago de un dividendo complementario de 0,4 euros/acción que se abonará el próximo 9 de abril y que, junto con los dos dividendos a cuenta ya pagados, suma un total de 1,4 euros/acción con cargo al ejercicio 2023, cumpliendo así con su compromiso. La rentabilidad por dividendo de la acción a cierre de marzo se sitúa en el 7%.

La Junta dió el visto bueno también a la reelección de KPMG como auditor, tanto para las cuentas de la Sociedad como para las de su grupo consolidado para los ejercicios 2024 y 2025 y se renovó la autorización al Consejo de Administración para la adquisición de acciones propias.

CriteriaCaixa, holding que gestiona el patrimonio empresarial de la Fundación "la Caixa", reafirmó tras la junta su compromiso como inversor de largo plazo con el proyecto industrial de Naturgy, compañía de la que es primer accionista desde hace décadas.

En este sentido, CriteriaCaixa -presidida por Isidro Fainé y cuyo consejero delegado es Ángel Simón- reiteró su apoyo explícito al plan de transformación en el que está inmersa la compañía, liderado por el equipo directivo que encabeza Reynés. Este apoyo se ha visto refrendado hoy con el voto positivo por parte de CriteriaCaixa a los distintos puntos del orden del día de la Junta General, incluyendo el voto consultivo en relación con el Informe Anual sobre las Remuneraciones de los miembros del Consejo de Administración.

Reynés destacó durante el encuentro el papel del Grupo como contribuyente clave en el desarrollo económico y social en los países en los que opera, con compromiso firme en la necesaria transición energética, garantizando en todo momento el suministro, generando valor en los negocios y respondiendo a todas las necesidades de sus grupos de interés.

Asimismo, tuvo un guiño para Sonatrach -presente en la junta- sobre la que destacó su papel clave para el suministro de gas a España.

Durante la intervención ante los accionistas, Reynés destacó el desempeño de Naturgy el año pasado a pesar de la volatilidad del entorno energético, marcado por la caída de los precios del gas y la electricidad hacia promedios históricos.

La actividad estuvo marcada por un notable incremento de la inversión, con el foco puesto en la transición energética. Naturgy invirtió en 2023 cerca de 3.000 millones, lo que implica un incremento del 50% con respecto al ejercicio anterior. Este esfuerzo inversor permitió al Grupo elevar hasta los 6,5 GW la potencia renovable instalada en operación y potenciar decenas de proyectos de desarrollo de gases renovables- en concreto, biometano - como un nuevo y pujante vector estratégico para la descarbonización.

En 2023, Naturgy mejoró su Ebitda hasta 5.475 millones de euros; el negocio de redes, generó un Ebitda de 2.638 millones de euros y los negocios liberalizados, de 2.949 millones. Todo ello consolidó un beneficio neto para el grupo de 1.986 millones de euros. "Estos resultados ponen en valor el trabajo de todo el equipo de Naturgy y permite a la Compañía seguir cumpliendo sus compromisos en materia de remuneración al accionista con la distribución de un dividendo total de 1,4 euros por acción a cargo de los resultados del 2023", ha explicado Reynés en su discurso a los accionistas.

También enfatizó que la Compañía "sigue progresando en todos sus compromisos en materia de sostenibilidad, compromiso social y gobernanza". En 2023, Naturgy aumentó su capacidad instalada libre de emisiones al 40% e implementó 353 iniciativas de biodiversidad para contribuir a la preservación del capital natural en aquellas geografías en las que desarrolla su actividad. En términos de diversidad, el Grupo superó el 36% de mujeres en puestos directivos.

El presidente aprovechó la Junta General para destacar las prioridades de gestión del año 2024: 1) Mantener el compromiso inversor en la transición energética, con foco especial en la generación renovable y el desarrollo del biometano; 2) Reforzar todas sus redes de distribución de energía; 3) Proactividad en la gestión regulatoria; 4) Adaptar los contratos de aprovisionamiento de gas para que reflejen las condiciones actuales del mercado y asegurar el suministro energético a largo plazo; y 5) Mejorar la experiencia de nuestros clientes.

Por parte de los accionistas, las quejas se centraron en la pérdida de valor de la cotización tras haber sido excluida la compañías de los índices de liquidez MSCI.

Un año más, se registró la intervención de la Alianza contra la pobreza energética que reclamó la condonación de la deuda de los usuarios vulnerables de Cataluña y pidió datos de consumo y personales de los afectados que el secretario del consejo, Manuel Cobaleda, explicó que no se podían facilitar.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud