Energía

Qué implica que la electricidad cueste menos 1 céntimo de euro: ¿me van a pagar por encender la luz?

Pixabay

A pesar de que los medios publicamos diariamente los precios de la luz, la ciudadanía suele preocuparse por ellos cuando sufren un incremento considerable. Sin embargo, en esta ocasión el precio de la electricidad ha suscitado un gran interés precisamente por un fenómeno contrario nunca antes acontecido.

Este lunes, 1 de abril, el precio de la luz en el mercado mayorista estará comprendido entre uno y cero euros durante la mayor parte del día, en 19 de las 24 horas. Diez horas tendrán un coste de cero euros, mientras que otras seis horas tendrán un coste inferior al euro. Sin embargo, el hecho más sorprendente, insólito hasta la fecha, es que las otras tres horas restantes presentan un precio negativo de -1 céntimo de euro.

Esta circunstancia se debe principalmente a dos fenómenos. Por un lado, al temporal Nelson que ha dejado mucha lluvia y, sobre todo, viento para que las renovables funcionen a pleno rendimiento; por otro, en varias comunidades autónomas seguirá siendo festivo este lunes, y es en esa franja horaria de primera hora de la tarde en la que menos consumo se produce a lo largo del día.

Si bien no es la primera vez que los clientes vinculados a la tarifa regulada (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o PVPC) ven franjas horarias cuyo coste es de cero euros, sí es la primera vez que contemplan franjas con precios negativos. Y tras esta inédita situación, muchos se realizan preguntas similares. ¿Qué supone que el precio sea negativo? ¿Me pagarán por encender la luz?

Demasiado bueno para ser cierto

La respuesta corta es no. Los clientes acogidos al PVPC que hagan uso de la luz entre las dos de la tarde y las cinco de la tarde no recibirán contraprestación alguna por ello. Es más, tendrán que pagar por hacerlo. ¿A qué se debe?

Los medios que difundimos diariamente el precio de la luz recogemos únicamente el precio horario del mercado mayorista que el operador de mercado eléctrico designado (OMIE) publica cada día para el día siguiente. Sin embargo, no publicamos el resto de términos que componen la facturación de la energía y que no se conocen de manera definitiva hasta que transcurren unos días.

Según explica de manera simplificada la CNMC, la factura se compone de cinco grandes bloques que, a su vez, se subdividen entre sí en varios. Así, el importe de la factura se obtiene mediante la suma del coste de la energía, del coste de los peajes, del transporte y de la distribución, el margen que obtiene la comercializadora, el alquiler del equipo de medida y de los impuestos.

La fórmula mediante la que se calcula el precio final de la energía no es una simple suma, sino que es sumamente compleja. Desde que arrancó el año, cuando comenzó a aplicarse la reforma del PVPC, la fórmula para calcular la factura incluye señales de precio a largo plazo con el fin de estabilizar los precios y disminuir la elevada volatilidad que ha sufrido en los últimos años.

Como puedes comprobar en en la web del Sistema de Información del Operador del Sistema (eSIOS) del que dispone Red Eléctrica de España, además del término 'Mercado diario e intradiario' aparecen otros, como 'Término de ajuste de mercados a plazo', 'servicios de ajuste', 'Coste comercialización variable', 'Peajes y cargos' o 'Pago por capacidad', entre otros. De esta forma, y por mucho que aumente la cuota de energía procedente de fuentes renovables, la factura nunca es de 0 euros el MWh, ya que siempre va a tener costes asociados debido al transporte, a la logística, etc.

Cogiendo el ejemplo de hoy, mientras que la media del precio en el mercado mayorista es de 2,76 euros el MWh, la media del término de la energía del PVPC es de 84,35 euros el MWh. A estos precios, además, debemos sumar la cuantía de los impuestos correspondientes, tanto del impuesto sobre la Electricidad como del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud