Energía

Naturgy arraca su primera planta solar en Canarias y avanza la obra de otras 10

  • La comunidad, en estado de emergencia por el riesgo de apagones

Naturgy refuerza su apuesta renovable en Canarias en un momento crítico para la seguridad del suministro eléctrico de las islas. Arranca su proyecto Salinetas, con una inversión asociada superior a los cinco millones de euros, y alcanza los 100 megavatios (MW) de generación renovable en el archipiélado. Además, avanza en la construcción de otras diez nuevas plantas fotovoltaicas, que sumarán 45 MW de potencia adicional en los próximos meses.

La planta de Salineta producirá 7,2 gigavatios hora (GWh) cada año, equivalente al suministro de 2.000 hogares canarios. Cuenta con una capacidad de 4,2 MW de potencia instalada y ha generado 20 puestos de trabajo directos e indirectos durante las diferentes fases de construcción, operación y mantenimiento.

La nueva instalación, así como los otros 10 proyectos solares que conectará a la red los próximos meses, se suman a los doce parques eólicos que la firma capitaneda por Fracisco Reynés tiene en Canarias, con un potencia conjunta de 94,8 MW. El año pasado las iniciativas de Natugy en las islas generaron 211 GWh de electricidad, un 6,5% más que en 2021, una cantidad equivalente al consumo anual de cerca de 122.000 hogares.

Emergencia en Canarias

La puesta en marcha del proyecto de Salinetas coincide con la aprobación de la declaración de emergencia energética por parte del Pleno del Parlamento de Canarias, que tuvo lugar la semana pasada.

La declaración -que contó con las aportaciones de Coalición Canaria, PSOE, PP, Agrupación Socialista Gomera, Agrupación Herreña Independiente y Nueva Canarias-Bloque Canarista- recoge el compromiso de resolver los problemas en la generación eléctrica del archipiélago. Esto implica promover el uso de energías renovables, garantizar un suministro eléctrico confiable a corto plazo, simplificar trámites burocráticos y presionar al Estado para que organice un concurso eléctrico.

Además, el documento subraya la importancia de establecer regulaciones específicas que fomenten el desarrollo de energías renovables y promuevan sistemas de almacenamiento de energía.

Canarias ha sufrido desde 2009 siete ceros energéticos. El último apagón (que primero fue general y luego parcial) tuvo lugar en agosto de este mismo año, en La Gomera, y se prolongó durante varios días. El sistema eléctrico canario es particularmente frágil por su condición de insularidad y aislamiento. A esta desventajosa situación se suma la falta de inversiones para sustituir los grupos de generación obsoletos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud