Energía

La Comisión Europa arranca su arancel para las emisiones de carbono

  • Las empresas tendrán que reportar por primera vez los datos en enero de 2024
  • La medida permite igualar el precio del carbono entre productores
  • Se aplicará a las importaciones de cemento, hierro y acero, aluminio, fertilizantes, electricidad e hidrógeno
Una planta de cobre

La Comisión Europea ha puesto en funcionamiento una de sus medidas estrella para luchar contra el cambio climático. El llamado CBAM, mecanismo de ajuste en frontera del carbono, entró este pasado sábado en vigor.

La medida permitirá igualar el precio del carbono entre los productos nacionales y las importaciones. Así se garantizará que las políticas climáticas de la UE no se vean socavadas por la deslocalización de la producción a países con normas ecológicas menos ambiciosas o por la sustitución de productos de la UE por importaciones más intensivas en carbono.

La CBAM es una medida compatible con la OMC que anima a la industria mundial a adoptar tecnologías más ecológicas y sostenibles.

En su fase transitoria, la CBAM sólo se aplicará a las importaciones de cemento, hierro y acero, aluminio, fertilizantes, electricidad e hidrógeno. Los importadores de la UE de esos productos tendrán que informar sobre el volumen de sus importaciones y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) incorporadas durante su producción, pero sin pagar ningún ajuste financiero en esta fase. Aunque se pide a los importadores que recopilen datos para el cuarto trimestre de 2023, su primer informe no tendrá que presentarse hasta el próximo 31 de enero de 2024. Además, se han incorporado una serie de flexibilidades en la estructura de la CBAM para el primer año de aplicación, como el uso de valores por defecto para la notificación de las emisiones incorporadas y la posibilidad de utilizar las normas de seguimiento, notificación y verificación del país de producción.

La fase transitoria servirá de periodo de aprendizaje para todas las partes interesadas (importadores, productores y autoridades). Permitirá a la Comisión Europea recopilar información útil sobre las emisiones integradas con el fin de perfeccionar la metodología para el periodo definitivo, que comienza en 2026. A partir de esa fecha, los importadores tendrán que comprar y entregar el número de "certificados CBAM" correspondiente a los GEI incorporados en las mercancías CBAM importadas.

Para ayudar a los importadores de la UE y a las instalaciones de fuera de la UE en la aplicación práctica de las nuevas normas, desde el 1 de octubre está disponible un nuevo registro transitorio CBAM para ayudar a los importadores a realizar y notificar estos cálculos. La Comisión también está poniendo gradualmente a disposición de las empresas orientaciones escritas detalladas, material de formación en línea y seminarios web, fichas sectoriales y una lista de comprobación paso a paso para ayudarlas a poner en marcha el mecanismo transitorio. Antes de que comience el periodo definitivo, se revisará el funcionamiento de las CBAM y el ámbito de aplicación de los productos durante su fase transitoria, así como la viabilidad de ampliar el ámbito de aplicación de las CBAM a otros bienes producidos en sectores sujetos

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud