Energía

Rolwind, Magtel, Tesla y EnergyNest buscan traer a España las baterías a gran escala

  • Las energéticas impulsan ambiciosos proyectos al calor de la nueva estrategia de descarbonización
Madridicon-related

Las energéticas impulsan el desarrollo del mercado de baterías a gran escala en España al calor del nuevo borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). Compañías extranjeras como la checa Tesla o la noruega EnergyNest, así como las españolas Rolwind y Magtel diseñan ambiciosos proyectos en el país.

El anuncio más reciente llegó la semana pasada de la mano de Tesla Group. Entra en el mercado español para suministrar hasta 1.000 megavatio hora (MWh) de sistemas de almacenamiento de energía en baterías y desarrollar 500 MW de proyectos solares híbridos. Fundada en 1946 en República Checa, esta empresa se destaca como líder en el sector de almacenamiento de energía en baterías a gran escala en Europa Central, Europa del Este y Benelux. Hasta el momento, ha logrado establecer una capacidad instalada de 100 MWh en estas regiones.

La empresa cordobesa Rolwind, que ha creado una división dedicada al almacenamiento, espera desarrollar 1.000 MW de almacenamiento de cara a 2025. La compañía proyecta actualmente cuatro instalaciones de unos 600 MW en España, según datos del Ministerio de Transición Ecológica. Los más grandes en tramitación ambiental corresponden con dos sistema de baterías independientes de 200 MW. Uno de ellos está ubicado en Grandas de Salime (Asturias) y el otro en Tarifa (Cádiz). También desarrolla una instalación aislada de 110 MW en el municipio de Álora (Málaga) y otra de 100 MW Solorzano (Cantabria).

Magtel impulsa el proyecto Sun2Store de 110 MW de potencia, que consiste en un sistema de almacenamiento de energía eléctrica por bombeo de calor. Se sitúa en el término municipal de Utrera (Sevilla) y tiene una duración de almacenamiento de 10 horas.

Mientras, EnergyNest planea impulsar el desarrollo de almacenamiento de energía térmica en España, donde está presente desde 2019 con una sede en Sevilla. La compañía noruega ha desarrollado una batería que puede utilizarse para aprovechar la energía infrautilizada producida en plantas fotovoltaicas, eólica o termosolares, mediante el almacenamiento térmico a alta temperatura en estado sólido. El nivel máximo para cargar esta batería es de unos 400°C, utilizando tuberías convencionales de acero al carbono. Por lo general, las soluciones de los clientes varían de 5 a 1.000 MWh, con duraciones de carga/descarga de varios minutos a varias horas.

PNIEC

El borrador del PNIEC prevé para 2030 una capacidad adicional de 3.500 MW de bombeo y 2.500 MW de baterías, cuyo objetivo será "la reducción de los vertidos y la maximización de la capacidad de producción de las tecnologías renovables no gestionables", según apunta el texto.

Adicionalmente, y en función de la evolución tecnológica de las distintas tecnologías de almacenamiento, "se analizará la posibilidad de reformular la operación de la capacidad de bombeo hidráulico para que ésta tenga como objetivo la estabilidad del sistema y la integración de renovables en el mismo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud