Energía

Repsol e YPF cierran uno de los juicios más largos de su historia: pagarán 575 millones en EEUU

  • Indemnizarán al Fideicomiso de liquidación de Maxus para cerrar el caso
  • El caso se basa en una presunta contaminación de las aguas del río Passaic

Repsol está a punto de cerrar uno de los juicios más largos de su historia. La compañía, junto con la petrolera argentina YPF, han alcanzado un acuerdo de conciliación con el Fideicomiso de la Liquidación de la compañía Maxus por la que tendrán que abonar un total de 575 millones de dólares para cerrar un caso de contaminación de aguas que la compañía argentina y española vienen arrastrando desde 1995 y 1999, respectivamente, según se explica en un hecho relevante de YPF.

El pasado 6 de abril de 2023, las partes implicadas firmaron un acuerdo en el que se establece el cierre de todas las reclamaciones a cambio del pago de estos 575 millones, sujeto a la consecución de ciertas condiciones, incluyendo las aprobaciones judiciales y otros eventos procesales. De este modo, ambas partes tendrán que hacer frente a un desembolso de 287,5 millones más los intereses que se produzcan desde el 1 de mayo de 2023 hasta el cierre definitivo que se espera que ocurra durante el segundo semestre de 2023.

YPF y Repsol han firmado también un acuerdo conciliatorio con Occidental Chemical Corporation para que renuncie a todas las reclamaciones que puedan poseer contra YPF y Repsol en relación con las entidades Maxus, el río Passaic y otras zonas sujetas a remediación ambiental.

Ambas partes también firmaron un acuerdo conciliatorio con varias entidades gubernamentales estadounidenses, incluido el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (en nombre de la Agencia de Protección del Medio Ambiente, el Departamento del Interior y la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica) y los Estados de Ohio y Wisconsin. Las Partes Gubernamentales se han comprometido a no demandar a ambas compañías con respecto a reclamaciones similares a las que el Fideicomiso de Liquidación Maxus ha interpuesto, así como a determinadas exigencias en virtud de la Ley estadounidense de Respuesta, Compensación y Responsabilidad Ambiental.

El 4 de septiembre de 1986 Maxus Energy Corporation vendió su antigua filial química, Diamond Shamrock Chemical Company a Occidental Chemical Corporation. Maxus acordó entonces indemnizar a Occidental frente a ciertas contingencias medioambientales relacionadas con las actividades de la compañía anteriores a la venta.

En 1995, Maxus fue adquirida por YPF y posteriormente en 1999 Repsol se hizo con el control de la petrolera argentina.

En diciembre de 2005 el Department of Environmental Protection de Nueva Jersey y el Spill Compensation Fund de Nueva Jersey demandaron a Repsol YPF así como a OCC por la supuesta contaminación proveniente de la antigua planta de Chemicals que presuntamente contaminó el río Passaic, la Bahía de Newark y otras aguas y propiedades cercanas.

El 26 de septiembre de 2012 OCC interpuso una "Second Amended Cross Claim" contra Repsol, YPF, Maxus reclamando, entre otras, que ambas petroleras fueran declaradas responsables de las deudas de Maxus.

Entre junio de 2013 y agosto de 2014 los Demandados, firmaron, sin reconocimiento de responsabilidad, distintos acuerdos con el Estado de Nueva Jersey, por los que mediante determinados pagos se obtuvo el desistimiento de las acciones del Estado de Nueva Jersey.

En febrero de 2015 Repsol demandó a OCC reclamándole los 65 millones de dólares que tuvo que abonar al Estado de Nueva Jersey.

El 5 de abril de 2016 el juez desestimó en su totalidad la demanda de OCC contra Repsol. El 17 de junio de 2016 Maxus presentó solicitud de quiebra ante el Tribunal Federal de Quiebras del Estado de Delaware, requiriendo, además, la suspensión de la Cross Claim. El 19 de octubre de 2017 el Juez titular estimó en su totalidad la demanda de Repsol contra OCC, condenado a ésta al pago de 65 millones de dólares más intereses y costas.

El 14 de septiembre de 2018 Maxus (declarado por el Tribunal Federal de Quiebras de Delaware, sucesor de OCC -su principal acreedor- como demandante en la Cross Claim) formalizó recurso de apelación sobre la sentencia adversa dictada en dicho procedimiento, y que rechazaba el Alter Ego entre Maxus y Repsol.

Simultáneamente, OCC formalizó un recurso de apelación sobre la demanda que le condenaba a abonar los 65 millones de dólares que Repsol tuvo que pagar al Estado de Nueva Jersey. El 27 de diciembre de 2021, la Corte de Apelación estimó los recursos de OCC. La sentencia no declara a Repsol responsable, sino que simplemente reenvía el caso a la Corte de instancia por entender que no podía haberse pronunciado a través de un Summary Judgment en este momento procesal.

El 14 de junio de 2018, la Administración Concursal de Maxus presentó una demanda en el Tribunal Federal de Quiebras del Estado de Delaware contra YPF, Repsol y determinadas sociedades filiales de ambas, por las mismas reclamaciones que se recogían en la Cross Claim.

En febrero de 2019 el Tribunal Federal de Quiebras rechazó los escritos presentados por Repsol en los que solicitaba que el Tribunal rechazara de inicio la New Claim, lo que implica que el procedimiento continúa su curso. Repsol mantiene la opinión de que, al igual que se ha demostrado en la Cross Claim, las pretensiones aducidas carecen de fundamento.

El 10 de diciembre de 2019, la Administración Concursal de Maxus presentó una demanda en Texas contra Greenstone Assurance, Ltd. (sociedad reaseguradora cautiva histórica del Grupo Maxus y, actualmente, participada al 100% por Repsol), reclamando que dicha entidad vendría obligada a indemnizar a Maxus por las responsabilidades derivadas de la indemnidad otorgada a OCC, y ello en virtud de supuestas pólizas de seguro emitidas por Greenstone entre 1974 y 1998.

Repsol mantiene la opinión de que las pretensiones aducidas en la Insurance Claim carecen de fundamento. No obstante, las partes llegaron a un acuerdo transaccional por importe de 25 millones de dólares. El acuerdo conciliatorio se ejecutó el 25 de marzo de 2021, presentando las partes a continuación ante el tribunal una solicitud conjunta para el archivo del asunto el 26 de marzo de 2021, que fue aprobada y acordado el archivo el 9 de abril de 2021.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud