Energía

Repsol destina 2.000 millones para garantizar el suministro en España

  • El suministro de diésel puede complicarse si el precio del gas sigue incrementándose
  • Incrementa el volumen de sus inventarios antes del veto al petróleo ruso
Una refinería de Repsol

Repsol ha puesto en marcha un plan para incrementar la seguridad de suministro de productos petrolíferos en España y Portugal. La petrolera ha destinado 2.000 millones de euros a incrementar los inventarios con el fin de estar preparada para cualquier problema de suministro que pudiera producirse en los próximos meses por la decisión de imponer un precio máximo al petróleo y los productos destilados rusos, así como por una mayor demanda que se genere por sustitución para usos térmicos si los precios del gas natural se disparan.

El consejero delegado de la petrolera, Josu Jon Imaz, aprovechó una reciente reunión con analistas para explicar la medida que ha adoptado la empresa. La compañía contará con unos " inventarios un poco más altos porque creo que garantizar la seguridad de suministro de nuestros productos en nuestros principales mercados, España y Portugal es también una prioridad para Repsol. Es parte de nuestra responsabilidad social y es parte del compromiso que tenemos con la sociedad española y portuguesa porque son los principales mercados donde operamos en Europa".

El resultado operativo en refino fue superior en 739 millones€ respecto al del mismo periodo del año anterior debido a unos mayores márgenes junto con unas tasas de utilización superiores en las unidades de destilación y conversión.

Las restricciones de oferta a nivel mundial causadas por la guerra en Ucrania, el cierre de más del 10% de la capacidad de refino de Europa en la última década y la recuperación en la demanda originaron unos mayores diferenciales de destilados medios, queroseno y gasolinas y unos mayores diferenciales entre crudos ligeros y pesados.

Crece la demanda

La petrolera ha aumentado en un 8% las ventas en las estaciones de servicio durante todo el año lo que ha supuesto destinar casi 300 millones de euros a los descuentos ofrecidos a sus clientes. Repsol ha incrementado en un 18% las ventas en el mercado mayorista en España, así como la actividad en lubricantes y en aviación ha crecido casi un 30%.

La decisión de Repsol coincide además con el nuevo plazo de solicitud para la ampliación de existencias estratégicas que ha lanzado la Corporación de Reservas estratégicas (Cores).

A partir de ahora, los plazos de reserva de capacidad irán del 1 al 15 de noviembre de cada año para el período anual siguiente. Cores resolverá y comunicará los resultados antes del 31 de diciembre del mismo año. Este cambio se ha aplicado ya para el periodo de 1 de abril de 2023 a 31 de marzo de 2024.

Sanciones a Rusia

Según los analistas de S&P, "la capacidad de Rusia para desviar las exportaciones de petróleo de Europa a Asia puede enfrentarse pronto a graves obstáculos a medida que se acercan los plazos de las sanciones y los países que absorben el crudo ruso barato sopesan los riesgos y las incertidumbres. La prohibición de la UE de importar crudo y productos refinados rusos por vía marítima entrará en vigor el 5 de diciembre y el 5 de febrero de 2023, respectivamente. Algunos países están aprovechando para comprar más petróleo ruso barato mientras pueden. Otros están reduciendo lentamente las importaciones de Rusia y aumentando las de los proveedores de África y Oriente Medio".

Las refinerías independientes de China, por ejemplo, compraron crudo ruso de manera constante, pero ahora han frenado sus adquisiciones. Las entradas de proveedores de Oriente Medio están aumentando para unas pocas empresas selectas de la provincia china de Shandong, y puede que otras les sigan, ya que los problemas relacionados con los seguros podrían disuadir pronto a las empresas de importar petróleo ruso, intensificando aún más la competencia entre Europa y Asia por las exportaciones de petróleo de Oriente Medio y África.

El Reino Unido, sede de varias compañías de seguros marítimos, anunció recientemente que no permitiría la cobertura de buques que transporten petróleo ruso, y la UE y Estados Unidos podrían adoptar enfoques similares.

Según el análisis de S&P "Es posible que esto no reduzca significativamente el flujo de petróleo ruso hacia Asia, ya que los proveedores de seguros de este continente podrían llenar el vacío, aunque a valores menores. Algunas empresas están dispuestas a transportar el crudo ruso sin seguro, pero esto puede no ser práctico ya que los puertos receptores podrían negar el atraque".

Con este escenario, los traders de petróleo han comenzado a almacenar petróleo en barcos para poder aprovechar precios superiores cuando comience a escasear el suministro pese a los mayores costes de este tipo de almacenamiento.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud