Energía

China da el primer golpe para controlar el suministro mundial de gas natural licuado

  • Firma con Qatar para garantizarse GNL durante 27 años de duración
  • Se trata del contrato más largo de la historia del sector
  • El gas líquido ha sido clave para Europa a la hora de llenar las reservas
Bloomberg.

La petrolera estatal china Sinopec se ha garantizado el suministro de Gas Natural Licuado (GNL) procedente de Qatar, con un contrato histórico de 27 años de duración. El acuerdo llega en un momento delicado, con Europa buscando desesperadamente energía, tras el corte de entrega por parte de Rusia. El GNL se ha convertido en una pieza clave para que este año la UE afronte con garantías sin cortes energéticos.

El GNL se ha convertido en la tabla de salvación de Europa para este invierno. Gracias, principalmente, a las importaciones procedentes de EEUU; la UE ha logrado llenar sus reservas de gas a tiempo, para afrontar con ciertas garantías el invierno, tras el corte de suministro ruso. La vieja Europa ha conseguido sustituir el 80% de suministro ruso, gracias a la compra de GNL.

En parte, la UE ha logrado estar abastecida por la flexibilidad que ofrece el mercado de gas líquido. Más de la mitad funciona al contado. "Alrededor del 50% del comercio mundial actual de GNL puede considerarse contractualmente flexible y, por lo tanto, abierto a la competencia para determinar su destino final", advertía la AIE. Esto quiere decir que muchos metaneros que surcan los mares modificarán su destino, dependiendo de quién pague más. Cerca 180 bcm (Mil millones de metros cúbicos) de contratos activos de GNL expirarán entre 2022 y 2025, con lo que el mercado todavía será más competitivo.

Europa se ha convertido en un mercado premium, pero no ha contado con la competencia directa de China este año. La demanda energética del gigante asiático ha sido menor por las medidas de covid zero, que mantiene todavía el país. En este contexto, China ha cerrado con Qatar un contrato que puede ser decisivo para el suministro de GNL. Qatar ha anunciado un acuerdo de compraventa de cuatro millones de toneladas anuales de gas natural licuado (GNL) con China por un período de 27 años, que se considera el contrato más largo de la historia de gas líquido, informó la agencia de noticias estatal del país árabe QNA.

Para hacerse una idea de la importancia del contrato y la cantidad anual suministrada por Qatar al año, equivale a todo el GNL que ahora mismo está en tránsito por los mares de todo el mundo.

"Este contrato se considera el más largo en la historia de la industria del GNL", ha comentado el ministro de Asuntos Energéticos, Saad al Kaabi y también aseguró que "el acuerdo abrirá un nuevo y distinguido capítulo en la relación con la (empresa china) Sinopec Corporation", que cuenta con varias industrias en diferentes sectores. Según el acuerdo, que entrará en vigor en 2026, las cantidades contratadas de GNL se suministrarán desde el proyecto de expansión del campo petrolífero del noreste del país y se entregarán a las estaciones receptoras de Sinopec en China.

"El acuerdo mejorará las distinguidas relaciones bilaterales entre la República Popular China y el Estado de Qatar y ayudará a satisfacer las crecientes necesidades energéticas de China", señaló el ministro. En marzo de 2021, Qatar Energy firmó un acuerdo similar con Sinopec para suministrar dos millones de toneladas anuales de GNL a China por un período de 10 años que en su época era el contrato más largo de la historia.

Qatar es uno de los países del mundo con mayores reservas de gas natural del mundo, entre ellas el yacimiento denominado "North Dome", que comparte con Irán y que es considerado el mayor del mundo por la Agencia Internacional de la Energía. Ese yacimiento equivale al 19 % de las reservas de gas recuperables del mundo.

Qatar ya es el principal exportador de GNL del mundo, aunque este año EEUU ha sido el mayor proveedor de GNL a Europa. "Creo que la volatilidad reciente ha llevado a los compradores a comprender la importancia de tener un suministro a largo plazo que sea fijo y que tenga un precio razonable a largo plazo", ha dicho el ministro de Energía qatarí, en un claro mensaje para Europa.

China duplica a Europa en contratos de abastecimiento

"Estimamos que Europa necesita una cantidad masiva de GNL, alrededor de 150 mil millones cúbicos metros (bcm) anualmente, hasta 2025, casi un 65% más que los 90 bcm que compró en 2021; pero sus servicios públicos se enfrentan a una intensa competencia, especialmente de China, en un mercado global", comentan desde S&P Global Ratings.

El valor del contrato entre China y Qatar no ha trascendido, pero Kaabi ha explicado que "la forma en que estamos fijando los precios de nuestros acuerdos con Asia está vinculada al crudo. Lo hemos hecho de esta manera en el pasado y ese es el mecanismo que usaremos en el futuro".

El problema para Europa es que no puede aspirar a contratos tan a largo plazo. "China ya se ha asegurado el doble de capacidad de suministro de GNL", aseguraba un informe reciente de S&P Global Ratings, cuando todavía no se había cerrado este macrocontrato. Los compromisos de transición energética de la UE, impiden a las compañías europeas aspirar a grandes contratos a largo plazo de gas licuado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud