Energía

La cogeneración prepara demandas por 500 millones por daños al Gobierno

  • El sector sigue sin el marco retributivo para este año y sin el nuevo modelo para 2023

La cogeneración atraviesa uno de los momentos más complicados de su historia. El sector prepara demandas contra el Ministerio de Transición Ecológica por cerca de 500 millones en concepto de daños y perjuicios por haber sido excluidos del mecanismo del tope al gas desde el 15 de junio en el que entró en funcionamiento hasta el pasado 31 de octubre.

La medida provocó en su día la parada de casi dos tercios de las plantas que vuelven ahora a recuperar su producción muy lentamente en noviembre pese a que sigue sin resolverse la incertidumbre sobre las retribuciones correspondientes a 2022 y el marco que se tendrá que aplicar para el 2023.

Los cogeneradores vieron como a finales de octubre se publicaban las retribuciones correspondientes a 2020 y 2021 en la que se les aplicaba un recorte de 110 millones de euros justo después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometiera a resolver una situación que afecta notablemente a la industria de la cerámica, alimentación, vidrio, papel o refino.

Una vez aprobada la entrada en el mecanismo ibérico, los cogeneradores pueden optar cada mes entre el mecanismo de topado de gas o la retribución Recore.

Tras una primera recuperación en los primera quincena de septiembre y caída en la segunda por el desplome de este mecanismo por el descenso de los precios del gas, en noviembre el 82% de la potencia de cogeneración (160 plantas) se acogió al topado pero para noviembre un 62% lo ha abandonado.

Estas plantas han preferido quedarse al amparo de una regulación que todavía no conocen por la incertidumbre que les genera esta situación.

El Ministerio se había comprometido con las renovables y los cogeneradores a publicar esta retribución la semana pasada pero ahora se espera que hasta finales de mes no lleguen los detalles correspondientes al primer semestre de 2022. Asimismo, la retribución correspondiente al segundo semestre de 2022 se espera tras la publicación del informe preceptivo de la CNMC - aprobado hace unos días pero que aún no ha sido publicado- antes de finales de año.

Preoupación

La máxima preocupación del sector en estos momentos es que no cuenta con la metodología de retribución para el 2023.

El pasado marzo el RDL 6/2022 que entró en vigor el 31 de marzo estableció en su artículo 5.9 el desarrollo de una nueva metodología cuya promulgación reguló para antes del 31 de mayo.

Tras haberse incumplido en más de cinco meses la publicación establecida por la Ley, los cogeneradores temen que si no está antes del inicio del año, se verían obligados a producir en un escenario que describen como de la más absoluta legalidad e incertidumbre.

Los cogeneradores reclaman la publicación de la orden de bases de las subastas de cogeneración de 1.200 MW con la que planificaban la inversión de más de 800 millones en trámite desde el 28 de diciembre de 2021, para la cual es imprescindible contar con un marco económico. El sector pedía que se ampliara la capacidad de dicha subasta y tampoco esto se ha logrado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud
FacebookTwitterlinkedin