Energía

Sener y Cobra construirán una gran planta regasificadora para Alemania

  • Ambas empresas ultiman la firma de un contrato valorado en 500 millones

Cobra, antigua filiar de ACS, y Sener construirán la planta de gas natural licuado German LNG valorado en cerca de 500 millones, según indicaron fuentes consultadas por elEconomista. Ambas compañías fueron seleccionadas en 2020 para esta obra cuyo contrato se ultima durante estos días para poder acelerar la construcción de esta instalación que será clave para la seguridad de suministro en el país.

El Gobierno alemán ha acelerado la puesta en marcha de instalaciones gasistas para hacer frente al corte de suministro ruso. Alemania ha fletado cuatro terminales flotantes de gas natural licuado (FSRU). Dos buques está previsto que se desplieguen en Wilhelmshaven y Brunsbüttel a partir de 2022/23. Las otras dos FSRU, que estarán disponibles a partir de mayo de 2023, se destinarán a Stade y Lubmin. Además, un consorcio privado está construyendo una quinta terminal FSRU en Lubmin, probablemente para finales de 2022.

La terminal proyectada por German LNG en Brunsbüttel será terrestre y estará orientada al futuro para la importación y distribución de energía. La planta contará con dos tanques de GNL con una capacidad de 165.000 m³ cada uno, que permitirán una logística flexible para el almacenamiento y la recuperación del GNL, y una planta de regasificación de GNL. En las condiciones actuales, se espera que esta planta pudiera estar terminada en 2026. Sin embargo, todas las partes implicadas están colaborando para acelerar al máximo el proyecto, cumpliendo con todos los requisitos de licencia y ayudas estatales para que pueda entrar en operación en el menor tiempo posible.

Sener, por su parte, aseguró ayer que por el momento el contrato sigue pendiente de firma. Brunsbüttel se convertirá así en un centro de importación para el norte de Alemania. German LNG Terminal GmbH es una joint venture formada por Gasunie, Vopak y Oiltankin, esta última filial de Marquard & Bahls.

Desde el 23 de junio, Alemania mantiene vigente el nivel de alerta del plan de emergencia del gas. El organismo supervisor considera en su informe diario que la situación es tensa y no se puede descartar un nuevo empeoramiento. No obstante, el suministro de gas es actualmente estable. En estos momentos, la seguridad del suministro en Alemania sigue estando salvaguardada, asegura la Bundesnetzagentur.

Berlín prepara la puesta en marcha de cinco instalaciones de regasificación

El suministro de gas a través de Nord Stream 1 no ha sido reanudado por Rusia, supuestamente debido a fallos en la estación de compresión de Potovaya. La Bundesnetzagentur no considera que los supuestos fallos sean motivos para la suspensión de la explotación.

El nivel total de almacenamiento en Alemania es del 86,84%. El nivel de almacenamiento en las instalaciones de Rehden es del 72,01%. Mientras, el regulador nuclear ve problemas para manener en reserva las centrales nucleares que estaba previsto cerrar en octubre.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments