Energía

Iberdrola pide 70 millones al BEI para construir cinco plantas fotovoltaicas en Portugal

  • La eléctrica inició las obras en febrero y la inversión en el proyecto será de 142 millones
  • La organización captó más de 1.200 millones del BEI en los últimos años
Ignacio S?nchez Gal?n, presidente de Iberdrola. EE
Barcelona

Con el objetivo de alcanzar el millón de clientes domésticos en 2025, Iberdrola acelera la apuesta por la generación en Portugal. La eléctrica española quiere financiar con fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) las cinco plantas fotovoltaicas que tiene en cartera desde que se adjudicó 187 MW en 2019. En esta ocasión, solicitó 70 millones a la institución pública para sufragar el proyecto.

Según los datos a los que ha tenido acceso elEconomista, el coste total de las obras en territorio luso será de 142 millones de euros. La mitad llegará financiada con un crédito de la entidad propiedad de los Estados miembro de la Unión Europa. En total, instalará 188 MW repartidos en cinco plantas. Las placas solares se ubicarán en Lisboa y las regiones de Algarve, Centro y Alentejo.

Aunque el préstamo no ha sido concedido, no se espera que existen problemas para la aprobación. Desde la empresa matizan que la financiación "no está cerrada", pero confirman las negociaciones. El único requisito hecho público por el BEI es que Iberdrola cumpla la legislación medioambiental nacional y de la Unión Europea.

La organización presidida por Ignacio Sánchez Galán triplicará su tamaño en Portugal en solo un año gracias a la construcción de las centrales fotovoltaicas, en marcha desde que en 2019 se adjudicase 187 MW en una subasta de energía solar.

El gran proyecto de Iberdrola en Portugal: una inversión de 1.500 millones para un complejo hidroeléctrico en el río Támega

La compañía ya terminó las obras del centro de Algeruz, con una potencia de 27 MW. Están en construcción las plantas de Conde, de 13 MW, y de Alcochete, de 46 MW. Quedan por arrancar los trabajos en Albufeira, de 37 MW, y Carregado, de 64 MW, que estarán terminados en 2023.

Además, Iberdrola ganó un segundo lote fotovoltaico en Portugal con la subasta de 2020, en la que se adjudicó un paquete 84 MW+14 MW.

La cotizada también cuenta con 92 MW de energía eólica distribuidos entre los parques de Catefica, Alto do Monção y Serra do Alvão. Pero el gran proyecto de la empresa en territorio luso es la inversión de 1.500 millones en un complejo hidroeléctrico en el río Támega, con una capacidad de 1.158 MW, a los que hay que otros 450 MW procedentes de parques eólicos.

La alianza de Iberdrola con el Banco Europeo de Inversiones

Iberdrola se convirtió en un habitual de las oficinas del BEI en los últimos años. En los últimos cuatro años le prestó más de 1.200 millones de euros para desarrollar proyectos, siempre vinculados a energías renovables.

En 2018, la entidad europea firmó un crédito con la eléctrica por valor de 650 millones para financiar precisamente la edificación del complejo del Támega, compuesto por tres presas y tres centrales hidroeléctricas.

En 2021, ambos suscribieron una nueva línea de 550 millones para desarrollar y digitalizar las redes de la compañía en España. El año pasado, el banco facilitó 53 millones para inversiones en hidrógeno verde.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin