Energía

Castilla y León anuncia un fondo de 15 millones para extender el autoconsumo energético en pymes, industria y agricultura

Carlos Fernández Carriedo, portavoz y consejero de Economía y Hacienda
Valladolid

Castilla y León ampliará la implantación de las energías renovables y aprobará una estrategia térmica renovable y otra de eficiencia energética, entre otras actuaciones vinculadas al sector energético, según ha explicado el consejero de Empleo y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante su comparecencia en las Cortes para explicar el programa de su departamento para esta legislatura.

Éstas serán algunas de las actuaciones de la Consejería de Economía y Empleo, que contará con once grandes prioridades, doce ejes de trabajo y 76 acciones de su departamento.

Carriedo ha recordado que Castilla y León ha sido, tradicionalmente, netamente productora y exportadora de energía eléctrica, dada la importancia de sus reservas de carbón con las que se abastecía a las grandes centrales térmicas y de recursos hídricos para la generación hidroeléctrica, pero además en los últimos años se ha seguido una importante estrategia de implantación de energías renovables que la sitúa líder en este campo.

Así, ha explicado que la potencia actualmente instalada en Castilla y León es cerca del 20 por ciento del total en España y el 95 por ciento de la potencia instalada en generación de origen renovable, informa Ep.

Sin embargo, ha apuntado que se debe dar especial atención a otras tecnologías renovables con posibilidades de implantación en las zonas de transición justa, entre ellas, la generación con biomasa, los proyectos de almacenamiento de energía hidráulica reversible o de bombeo, y los proyectos asociados al hidrógeno renovable, que centrarán los esfuerzos de la Comunidad en la presente legislatura.

De esta forma, las principales actuaciones pasan por el fomento de las energías renovables con unos objetivos para los próximos cuatro años que ha cifrado en incrementar la potencia de generación renovable a red, concretamente la eólica en 1.000 megavatios para llegar a 7.300 y, por otro lado, la fotovoltaica en 2.000, hasta los 3.000 megavatios.

Además, ha asegurado que se continuará fomentando el autoconsumo y ha recordado que actualmente en Castilla y León hay una potencia instalada de casi 60 megavatios en instalaciones de autoconsumo fotovoltaico, cuando se partía de apenas 3 en 2019 y ha fijado como objetivo de legislatura incrementarlo en otros 200 megavatios hasta llegar a los aproximadamente 260.

A este respecto, ha anunciado que se creará un Fondo de inversión y participación autonómica, dotado con 15 millones de euros, para viabilizar y extender las inversiones en sistemas de autoconsumo energético para pymes, grandes empresas intensivas en energía, y para explotaciones agropecuarias de Castilla y León.

Nueva normativa

Asimismo, ante las nuevas necesidades del sector y de la sociedad en general, se ha abordado el desarrollo de nueva normativa regulatoria en el ámbito eléctrico. Así, antes de un año se ha comprometido a aprobar un decreto regulatorio de los procedimientos de autorizaciones administrativas de instalaciones eléctricas que pretende, entre otras cuestiones, asegurar la funcionalidad del procedimiento, la simplificación de los trámites y la seguridad jurídica de todos los agentes que intervienen.

Por otro lado, como parte de la potenciación del uso de las energías renovables térmicas, es pretende aprobar la Estrategia Térmica Renovable ETR2030, que se adaptará a los recientes cambios en el sector energético y a las iniciativas europeas de impulso económico a raíz de la pandemia, y facilitará un nivel de instalación de potencia durante la legislatura superior a los 20 megavatios.

La estrategia promoverá el despliegue de las energías renovables térmicas (como aerotermia, biomasa, biogás, geotermia y redes de calor) en el sector residencial, impulsando la industria y al sector empresarial asociado.

Asimismo, se convocarán, en el marco de los fondos de nueva generación, un programa de ayudas dotado con 8,4 millones con el objetivo de ampliar la potencia destinada en térmicas renovables en 18,2 megavatios.

En materia de ahorro y eficiencia energética se aprobará la nueva Estrategia de Eficiencia Energética de Castilla y León con horizonte 2030 y se continuará con el fomento de medidas de ahorro, eficiencia y aprovechamiento energético en la industria mediante ayudas a pymes y grandes empresas del sector industrial.

Otros de los compromisos son la creación del índice de eficiencia energética empresarial (IEEE) en Castilla y León, una herramienta web que servirá a las empresas que se adhieran voluntariamente para obtener un indicador comparado de su eficiencia energética en relación a otras de su mismo sector, y de forma global con todas las empresas.

Por otra parte, en el sector de la edificación, se fomentará la rehabilitación energética exhaustiva y rentable de edificios en municipios de reto demográfico (menos de 5.000 habitantes), complementando las actuaciones de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin