Energía

La energía solar es un nicho rentable para las aseguradoras

  • Las compañías aconsejan contar con asesoramiento especializado
El coste de instalar placas solares en casa puede ser de hasta 7.000 euros. Foto: iStock

Las coberturas y garantías son los factores clave que envuelven a los seguros para paneles solares, que pueden estar, o no, incluidos en las pólizas de hogar. Se trata de riesgos complejos que es necesario que estén asesorados por profesionales de la mediación de seguros para contratar las coberturas adecuadas.

Proteger los bienes con un seguro es un factor imprescindible para el día a día de cualquier persona. Los seguros garantizan la protección y la cobertura en caso de situaciones inesperadas o problemas. Lo más habitual es contar con un seguro para el hogar, los vehículos o decesos. Del mismo modo, las placas solares también necesitan contar con un seguro adaptado a sus características y necesidades.

Las placas solares requieren de una inversión considerable, de promedio su instalación en España cuesta entre 4.000 y 7.000 euros. Para subsanar esta inversión, y fomentar la instalación de sistemas solares, el Gobierno de España ha puesto en marcha una serie de subvenciones. Las ayudas en las instalaciones fotovoltaicas varían según el número de población, siendo las más favorecidas las siguientes comunidades autónomas: Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana.

A la hora de instalar placas solares hay que cumplir una serie de requisitos fundamentales. Analizar el estado de la cubierta de la vivienda es una de las cuestiones principales. Las placas fotovoltaicas se fijan en un soporte sobre la estructura de la vivienda, por ello, la cubierta no puede estar en mal estado ni suponer ningún riesgo de goteras o desprendimiento. Además, la instalación debe estar correctamente orientada para captar la radiación solar. Si se cumplen estos criterios, el propietario de la instalación conseguirá tener un hogar autosuficiente, reducir las emisiones contaminantes y suministrar su propia energía.

Los paneles solares no están libres de imperfecciones, ocurridas durante su fabricación o desarrolladas tras su exposición a elementos externos. Los problemas físicos en las placas solares pueden afectar al desarrollo de la energía, incluso se puede reducir la producción hasta el 20%. Entre los problemas de los paneles solares que no pueden pasar desapercibidos destacan: los puntos calientes, las microgrietas, la decoloración, la corrosión interna y la diferencia de voltaje.

Hay varias maneras de proteger una instalación fotovoltaica, lo primero de todo es contratar un mantenimiento que incluya la limpieza y la sustitución de los elementos defectuosos. El mantenimiento de las placas solares hay que hacerlo correctamente, teniendo en cuenta el tamaño y número de módulos instalados y la calidad de estos. Cuanto mayor sea el número de las placas instaladas en la estructura de la vivienda, mayor será el precio del mantenimiento. No obstante, el coste de mantenimiento de las placas es bastante bajo.

Asegurar las placas solares

Por otro lado, los seguros para placas solares son la mejor opción para tener la instalación 100% protegida. Como bien expresa César de Luis, director de daños materiales y ramos técnicos de Plus Ultra Seguros, no existe una obligatoriedad legal de asegurar las placas solares. "No obstante, es aconsejable el aseguramiento ante la probabilidad de un siniestro que pueda impactar en el núcleo familiar, comunidad o empresa".

El seguro multirriesgo de instalaciones fotovoltaicas es toda una oportunidad de negocio para el sector asegurador. España es uno de los países líderes en energía solar con un promedio de 300 días de sol al año. Por esta razón, las instalaciones fotovoltaicas en el último año han crecido en el territorio nacional un 40%. El público objetivo de este tipo de seguros son los propietarios de huertos solares entre los que destacan las empresas de capital de riesgo; pequeños y medianos propietarios; autónomos instaladores y promotores de implantación nacional.

No todas las pólizas de instalación solar sostienen las mismas coberturas, la diferencia reside en la consideración de cada compañía aseguradora. Las placas solares pueden formar parte de la construcción o ser un elemento contenido de la vivienda. "Normalmente, al ser partes fijas del inmueble se suelen incluir en el continente, pero hay compañías que obligan a declararlas para darle cobertura", aclara Alicia Sánchez Amador, directora técnica en Viafina Correduría de Seguros y Reaseguros.

Antes de contratar un seguro para un sistema de autoconsumo fotovoltaico se debe analizar qué incluye este. El seguro debe incluir obligatoriamente la responsabilidad civil, ya que protegen los daños a terceros. Asimismo, en caso de problemas relacionados con la instalación, es conveniente contar con el seguro de obra civil para tener un respaldo legal a la hora de reclamar los daños.

"Los paneles solares se encuentran fuera de la vivienda y pueden verse afectados, entre otros, por fenómenos meteorológicos o por actos malintencionados totalmente ajenos al fabricante o instalador. Este es el principal motivo por el que se aconseja asegurar los paneles", explica César de Luis, de Plus Ultra Seguros. Sin embargo, tal y como detalla Alicia Sánchez, por lo general, las empresas aseguradoras no incluyen los daños provocados por causas fortuitas como lluvia, granizo, viento o robo, entre otros. Por esta razón, es conveniente investigar las coberturas de las distintas aseguradoras.

"Lo principal es concienciarse de que las placas solares forman parte de la vivienda y están expuestas a los mismos riesgos y por lo tanto se deben tener en cuenta a la hora de asegurar la vivienda", comenta César de Luis, de Plus Ultra Seguros. "Por otra parte, si no se incorpora el valor de la instalación fotovoltaica al continente consignado en póliza se incurre en infraseguro -el infraseguro es mayor cuanto mayor es el valor de la instalación fotovoltaica-, y la indemnización en un siniestro que afecte no ya a las placas, sino a otras partes del continente, puede verse minorada".

Garantías de fabricación

Las garantías legales del fabricante del panel solar, son otro factor importante a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro. "La garantía del fabricante solo responde a una parte mínima de los posibles riesgos a los que está expuesta cualquier instalación fotovoltaica", argumenta César de Luis, de Plus Ultra Seguros.

"Desde el pasado 1 de enero de 2022, por el Real Decreto 7/2021, el plazo de garantía legal del fabricante es de tres años desde el momento de adquisición del bien. Esta garantía legal cubre los defectos de fabricación que se manifiesten dentro de este plazo, y normalmente van a presentarse como fallos de funcionamiento de la instalación", añade.

Uno de los problemas más habituales con el seguro de las placas solares se produce cuando estas se instalan con posterioridad a la contratación del seguro de la vivienda o del seguro de la comunidad. Es fundamental que el propietario informe de esta instalación a su aseguradora. De esta forma, en caso de siniestro se evitan discrepancias. Otro de los problemas añadidos al seguro es el relacionado con la seguridad de la instalación fotovoltaica. Estos elementos son muy sensibles a los agentes externos, además son materiales muy apreciados y pueden sufrir intentos de robo o acciones vandálicas.

Como bien expone César de Luis, de Plus Ultra Seguros, no es una tarea sencilla encontrar un seguro para las placas solares, por esta razón, es conveniente la ayuda de un profesional intermediario. "Son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de asegurar placas solares y, dependiendo del uso de la instalación (autoconsumo o venta a red), del coste de la inversión, del tamaño o potencia instalada, del perfil del asegurado (particular, comunidad de propietarios, empresa…), incluso de la disposición física (sobre cubierta, en suelo) o de la ubicación geográfica, habrá que elegir la oferta que más se adecúa a las necesidades del caso concreto".

En conclusión, contar con un buen asesoramiento es clave para adecuar el seguro específico a las necesidades del propietario de la instalación fotovoltaica. La mayoría de las compañías aseguradoras ya cuentan con mediadores. Estos profesionales del sector asegurador son capaces de facilitar un asesoramiento personalizado y cercano, con el objetivo de ofrecer la mejor solución adaptada al propietario de la vivienda y las placas solares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin