Energía

Las comercializadoras temen los detalles de las nuevas medidas que tome el Gobierno

  • Consideran que el autoconsumo es una oportunidad competitiva para España a pesar de las trabas administrativas

En la quinta mesa de debate del IV Foro de Energía Un nuevo modelo energético: Hacia el 55% en reducción de emisiones, organizado por elEconomista, compuesta por Antonio Colino, director general de Aldro Energía; José Benjumea, CEO de Powen; Paula Román, directora general de Feníe Energía; Jorge González Cortés, presidente de Contigo Energía; Emilio Rousaud, CEO de Factorenergia; Ignacio Soneira, director general de Axpo Iberia, y Agustín Domínguez, director general de HomeServe España, se trataron temas como los cambios en el sistema de regulación de la tarifa eléctrica para estabilizar su precio además del futuro que le espera al autoconsumo fotovoltaico y el vehículo eléctrico y el comportamiento de los clientes durante la pandemia y post-Covid.

Los ponentes iniciaron sus intervenciones con el tema que lleva ocupando semanas el interés tanto político como social: el precio de la luz. Antonio Colino fue contundente "el tema de los precios está siendo un problema". "El Gobierno va a implementar muchas medidas que con el tiempo tendremos la capacidad de valorar, como por ejemplo la subasta de renovables. Lo que realmente nos preocupa es cómo plasmarán las normativas y el detalle de este tipo de anuncios, que además se hacen y redactan rápido y para las comercializadoras, un párrafo de normativa se nos hace un mundo", añadiendo que "no hay que olvidar que luego quienes plasmamos y explicamos la información al consumidor somos nosotros". Colino aprovechó también su intervención para resaltar el papel que tienen las comercializadoras dentro del sector energético, considerándolo como fundamental.

José Benjumea suscribió las palabras de su compañero de mesa y destacó el "mal funcionamiento" del sistema, el cual consideró que "no ha sido capaz o no está siendo capaz de adaptarse a la entrada de energías que no tienen coste variable y que por tanto podrían entrar baratas. El Gobierno a corto plazo tiene poca capacidad de movilidad salvo modificar los impuestos y los peajes".

Por su parte, Paula Román hizo especial hincapié en cómo las medidas afectan al mercado minorista, indicando que "las medidas son buenas pero la transición tiene que ser progresiva para que los clientes vean una rebaja real y que las comercializadoras no tengamos que asumirlo de un modo muy brusco en nuestras cuentas".

Jorge González abordó el tema desde el punto de vista que se tiene sobre el coste de las renovables "se habla del coste de las renovables como si no hubiera ninguna compensación. El coste de las emisiones de CO2, el coste de energía que evitamos importar, la generación de empleo pero, sobre todo, si no hubiese habido todo el aporte de las renovables en el sistema todos estos meses que llevamos con precios espectaculares de la luz pues el coste del sistema habría supuesto unos 800 millones de euros más".

Emilio Rousaud trató de dar otra imagen de la situación "nos encontramos en un entorno de precios elevados pero no solo en España, sino también en nuestro alrededor, que no era frecuente. En España hemos tenido episodios de precios de pool altos y sin embargo en Francia bajos. En este momento, prácticamente todos los mercados tienen precios elevadísimos". Rousaud explicó también que "se está produciendo un efecto derivado de la pandemia y la contracción de la actividad económica que lleva a que en este momento haya una sobredemanda de prácticamente todas las materias primas. En algún momento esto tenderá a equilibrarse y se espera que, por ejemplo, el precio del gas se modere".

El futuro del autoconsumo

En los últimos tiempos asistimos al despliegue del autoconsumo fotovoltaico y del vehículo eléctrico, pero todavía existen barreras por sortear para que el desarrollo lograr su desarrollo. "Creo que el autoconsumo está aquí ya", afirmó José Benjumea, que advirtió de la llegada de una revolución que permitirá que el coste de la energía para los consumidores que tengan espacio, como es el caso de España, sea marginalmente cero. "El autoconsumo es donde se va a producir el cambio y es ahí donde apuesta la UE, el Gobierno de España y donde realmente hay que simplificar la parte administrativa y el que no esté viendo esto no está entendiendo la jugada en absoluto", sentenció.

La directora general de Feníe Energía, Paula Román, destacó entre la superación de una de las principales barreras, "que haya personas y empresas con experiencia para instalarlo y para hacerlo con calidad". Sin embargo hay más obstáculos, sobre todo en autoconsumos individuales, como "los procesos administrativos de cambio de modalidades, los procesos de acceso y conexión por encima de 15 kW y las licencias de obras. El autoconsumo colectivos, sin embargo, tiene potencial enorme y puede ser un incentivador de la economía local". "Si pudiéramos incentivar autoconsumos colectivos en zonas rurales el impulso sería de verdad", resaltó.

Emilio Rousaud, que se apoyó el análisis de un catedrático de energía de la Singularity University de Silicom Valley, reveló que "España se puede convertir en una potencia energética dentro de la UE y puede ser un país que se reindustrialice". Según el CEO de Factorenergía, "en la industria del futuro el input más importante va a ser la energía porque el funcionamiento de la inteligencia artificial y cibernética va a requerir de esta. El país que tenga la energía más competitiva va a ser el país que se va a industrializar. Y si no se industrializa no pasa nada porque España será el gran exportador de energía a Europa", puntualizó. Eso sí, Rousaud advirtió sobre los numerosos requerimientos por parte de las administraciones locales y la gran la diversidad de criterios en toda España a nivel local y autonómico.

En cuanto a las baterías, según Antonio Colino, uno de los detonantes que potenciará su crecimiento es la creación de las comunidades energéticas. "Cuando es un uso más comunal de ese almacenamiento, es más sencillo que por los coeficientes de correlación entre unos y otros se pueda maximizar el beneficio que tienen", apuntó.

Respecto a la relación de las comercializadoras con los clientes y cómo retenerlos, siendo este el último tema de la mesa de debate y con el que dio fin al foro, los ponentes coincidieron en la importancia de la atención al cliente, sobre todo cuando tiene dudas, tanto por el precio de la luz como por la tarifa. Añadieron, además que "es muy importante que los servicios que el cliente está pagando no defrauden a sus expectativas". Agustín Domínguez señaló que "hay antídotos ante la rotación de clientes, como establecer una relación de transparencia, de honestidad".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.