Energía

El número de estaciones de servicio desatendidas crece en España

  • El modelo sin personal "in situ" contribuye a reducir los costes de distribución y los márgenes brutos
  • La competencia en España en carburantes ha mejorado gracias a la Ley 11/2013

La demanda de carburantes en España registró una caída histórica y se situó en niveles de los años 90 como consecuencia de la pandemia. Los precios de venta al público se situaron en los niveles más bajos de la década. Sin embargo, los precios antes de impuestos en España continuaron entre los más altos de la media europea por una subida de márgenes brutos de distribución, explicada en parte por la normativa sobre biocarburantes y el tipo de Estaciones de Servicios comparativamente más costosas.

Durante el año pasado, la demanda de gasolina 95 y la del gasóleo A, experimentaron en conjunto una caída del 17,1%, y se situaron en niveles propios de la década de los años 90 como consecuencia de la pandemia. Los precios de venta al público disminuyeron hasta los 1,2 €/lt (-9,3%) para la gasolina 95 y los 1,1 €/lt (-11,7%) para el gasóleo A en promedio anual.

En la Ley 11/2013 se aprobó un paquete de medidas para promover la competencia en la distribución minorista de carburantes, facilitando de esta manera la apertura de nuevas instalaciones e imponiendo ciertas restricciones en las estaciones de servicio abanderadas para dar libertad al empresario minorista a la hora de fijar sus precios en la gasolinera suavizando los contratos de vinculación con operadores mayoristas (DODO) y limitando la expansión de las redes de los operadores dominantes, en particular REPSOL y CEPSA con cuotas a nivel provincial/isla/ciudad autónoma superior al 30%.

Aumento de estaciones de servicio

En el lado de la oferta se observó un continuo crecimiento de la red de estaciones de servicio, liderado por las instalaciones independientes. En 2020 las gasolineras independientes superaron el 40% de cuota en términos de puntos venta. Con márgenes brutos inferiores a los de las estaciones abanderadas, aplicaron una mayor reducción en sus precios de venta.

La cadena de gasolineras low-cost Fast Fuel ha sido una de las beneficiadas por las medidas tomadas, sumando un nuevo establecimiento a su cadena. La cadena además de ofrecer combustible de alta calidad a un precio muy competitivo cuenta con un modelo de negocio de alta automatización que permite repostar las 24 horas del día, y su innovador sistema de gestión que permite repostar asistido por personal a distancia. Con esta nueva estación de servicio, Fast Fuel está ya presente en Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha, Castilla y León, Andalucía y Asturias, además de una en Portugal.

Ballenoil, la mayor operadora independiente de carburante, también ha sido una de las beneficiadas, habiendo abierto durante el primer semestre de 2021 un total de 14 estaciones de servicio en toda la geografía española. Este dato supera las previsiones que tenía la compañía en enero, donde se marcaron el objetivo de abrir unos 20 puntos de distribución a lo largo de 2021, y ahora apuntan que abrirán hasta final de año unos doce más, superando las 150 estaciones.

Este crecimiento se debe en parte a la gran acogida del modelo que representa Ballenoil, donde se combina el capital humano con la tecnología en todos los campos que atañen al servicio. En este sentido, el carburante más demandado es el Diesel Excellent Plus, uno de los tres productos que se aditiva directamente en los surtidores de la estación. En concreto, desde el pasado mes de enero ha aumentado un 62%, siendo el producto más vendido, lo que se traduce en que seis de cada diez conductores repostan este combustible que está potenciado con aditivos.

Ante el rápido crecimiento, la compañía ha tenido que reforzar su plantilla tanto en atención al cliente como en las propias gasolineras superando los 250 trabajadores. "Nuestro crecimiento se debe a que cada vez son más las personas que confían en el sistema que ofrecemos tanto en la calidad del carburante como en el servicio, por eso a medida que vayamos abriendo nuevas estaciones iremos aumentando los puestos de trabajo porque la idea es que se beneficien de Ballenoil el mayor número de familias", explican desde la compañía.

Las nuevas estaciones cuentan con surtidores donde el conductor podrá elegir entre Diesel Excellent, Sin Plomo Excellent 95 y Diesel Excellent PLUS, que contiene un aporte de aditivos exclusivos. Las estaciones están atendidas en horario comercial por trabajadores para reforzar la limpieza e higiene de las instalaciones. Además, la mayoría de las estaciones contarán con centros de lavado de la Ballena Azul.

Nuevas formas de pago

Además, Ballenoil ya permite a sus clientes pagar con el DNI sus repostajes en la mayoría de sus estaciones, una solución desarrollada junto con Santander España Merchant Services. De este modo, la compañía busca minimizar al máximo el riesgo de contagio de COVID-19 en sus instalaciones a la vez que reducir el tiempo de repostaje.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin