Energía

Desarrollador de proyectos, uno de los perfiles más demandados en renovables

El sector de las renovables será, junto al químico o logístico, uno de los que más impulsará la demanda de talento en 2021, según revela el nuevo Estudio de Remuneración Global elaborado por la consultora Robert Walters. Sigue toda la actualidad del sector en elEconomista Energía. La suscripción es gratuita

Los perfiles más demandados en el sector de las energías limpias este año en España, según señala el informe, serán: desarrolladores de proyectos que evalúen la viabilidad técnica, financiera y legal de los proyectos; ingenieros de diseño expertos en líneas de alta tensión y subestaciones que gestionen la evacuación más óptima para la energía generada; comerciales de venta de productos, como trackers e inversores; y perfiles técnicos enfocados a la investigación de soluciones para el almacenamiento de renovables, como las baterías.

El informe recuerda que, aunque la pandemia ralentizó la consecución de muchos proyectos renovables en nuestro país que estaban en construcción o en fase inicial en 2020, las empresas continuaron incorporando y formando nuevo personal con la intención de estar preparadas para el momento en que la actividad retomara su ritmo habitual.

Sin embargo, los conocimientos técnicos de los profesionales de renovables no serán suficientes para garantizar su contratación o mantener su puesto de trabajo. También deberán cumplir una serie de requisitos a nivel laboral, entre los que se priorizará la flexibilidad y absoluta disponibilidad para viajar, tanto dentro como fuera del país; capacidad de adaptación al cambio, proactividad y autonomía para llevar a cabo soluciones rápidas y de calidad; y completo dominio del inglés, además de otros idiomas como el italiano y el portugués, ya que muchos proyectos se desarrollarán en estos dos países.

Salarios más reducidos

Teniendo en cuenta que el mercado laboral de las energías renovables va a seguir inmerso en un período de dinamismo, todo hace pensar que los salarios irán en la misma línea; sin embargo, esto no será así. En líneas generales, el estudio señala que la remuneración de las plantillas no vivirá una evolución positiva en 2021, afectada por el contexto global de incertidumbre económica, lo que se traducirá en una caída salarial de entre un 5% y un 10% en el caso de nuevas contrataciones. Por el contrario, los que mantengan su puesto de trabajo, experimentarán subidas salariales de entre un 1% y un 5%.

Evidentemente, siempre habrá excepciones, especialmente en puestos estratégicos y de alta demanda de profesionales, tal y como sucede con el desarrollador de proyectos, que podría llegar a beneficiarse de incrementos salariales de hasta un 20% en su paquete retributivo.

La encuesta sobre el mercado laboral realizada a más de 1.200 profesionales y 700 compañías en España para el Estudio de Remuneración desvela, desde el lado de los profesionales, que el 34% de los expertos en renovables espera recibir un incremento salarial este año y el 28% espera recibir un bonus.

Desde el lado de las organizaciones encuestadas, el 57% de las empresas prevé otorgar un bonus a sus profesionales intermedios y directivos este año. El 52% de las empresas definirá este bonus en función de las ganancias anuales de la empresa y el 42% lo hará en función de la consecución de los objetivos individuales del profesional. En caso de otorgarse, éste se situará entre un 1% y un 15% del salario base del profesional.

Sin embargo, atraer talento no servirá de nada si la empresa no consigue fidelizar al empleado después. Según el estudio de Robert Walters, los aspectos que más valoran los profesionales de renovables en una empresa son los compañeros de trabajo y la cultura de la organización (38%), el paquete de compensación y beneficios (32%) y la autonomía sobre las tareas y prioridades (31%).

En 2020, muchas compañías del sector se vieron obligadas a instaurar por primera vez en su organización el teletrabajo o trabajo flexible. Esta medida, formulada durante la pandemia como solución temporal, se ha convertido en uno de los factores determinante en la atracción y retención de la mayoría de los profesionales este 2021, de manera que, según señala Laura Galera, senior manager de la división de Energías Renovables en Robert Walters, "esta medida debería regularizarse y personalizarse". Cualquier plan de formación y bienestar laboral, así como incentivo social y económico que permita a los profesionales de renovables trabajar en condiciones óptimas y seguras, "será garantía del éxito en las estrategias de los departamentos de Recursos Humanos de estas empresas", añade Galera.

Sector 'Oil&Gas'

En el caso del sector oil&gas y generación convencional, la caída de las inversiones provocada por la crisis del coronavirus en 2020, provocó una menor carga de trabajo y la fuga de talento hacia otros sectores, generando una fuerte caída en el volumen de oferta de empleo en este sector.

En 2021, el gas jugará un papel muy importante en la transición de un mundo fósil a un entorno neutro en carbono, integrándose en el mix energético. El GNC, GNL, los proyectos de Small-Scale LNG y el desarrollo del gas renovable y del hidrógeno, serán un vector de generación de empleo.

Teniendo en cuenta esta premisa, la consultora Robert Walters señala que los principales perfiles de contratación en este sector para este año en el terreno laboral serán el de desarrollo de negocio con un gran expertise técnico, conocimientos en nuevas tecnologías y capacidad para detectar y adelantarse a las nuevas necesidades del mercado; jefe de proyecto con perfiles ágiles, versátiles, gran capacidad de adaptación y resiliencia; y puestos de Site Manager, ingenieros de campo con movilidad geográfica, capacidad para gestionar contratos, coordinar recursos, resolver incidencias con suministradores y proveedores, y reportar avances al cliente y resultados a dirección.

Asimismo, los profesionales deberán demostrar que son capaces de trabajar en entornos globales, multidisciplinares y de alta competitividad, de ahí que las empresas consideren como requisitos esenciales que los nuevos talentos tengan una alta sensibilidad tecnológica, de manera que sepan manejarse con soltura con los nuevos desarrollos, usos y aplicaciones que surjan en sus áreas de especialización; dominen varios idiomas; y tengan capacidad de adaptación y flexibilidad para desenvolverse con éxito en entornos hostiles, dentro de un mercado muy volátil y poco predecible.

Las perspectivas salariales que se plantean para los profesionales de este sector se mantendrán contenidas e incluso a la baja este 2021, debido a que no se van a realizar grandes inversiones en la modernización o construcción de nuevas plantas o, al menos, no hay visibilidad de que esto suceda en el corto plazo. Por su parte, las empresas deberán combinar fórmulas mixtas entre las que se incluyan el teletrabajo, beneficios sociales y las actividades de temabuilding para atraer y retener el talento.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.