Energía

El ambicioso proyecto que quiere convertir una mina de carbón de 125 años de antigüedad en un paraíso de las energías renovables

  • Australia pondrá en marcha una prueba piloto de más de ocho millones
Vista de una mina de carbón en Australia. | iStock.

Australia se encuentra estudiando planes para transformar una mina de carbón subterránea en desuso de 125 años de antigüedad en una instalación hidroeléctrica bombeada. Según detalla Bloomberg, se trata de una parte de un esfuerzo más amplio por reutilizar los sitios de combustibles fósiles en retirada para la generación de energía renovable.

La prueba piloto de 13 millones de dólares australianos (9,9 millones de dólares o más de 8 millones de euros) en Newstan Colliery, Fassifern, a unos 140 kilómetros al noreste de Sídney, podría ofrecer un plan para docenas de minas que expirarán en las próximas décadas, según la Agencia Australiana de Energía Renovable (Arena).

Los estudios probarán si Centennial Coal, cerca del lago Macquarie, puede eventualmente soportar una instalación hidroeléctrica bombeada de 600 megavatios que aprovecharía su reservorio, su conexión a la red y su fuente de agua disponible. Los resultados también mostrarán si sitios similares, como otras operaciones de carbón, también podrían albergar energías renovables, apuntó Arena en un comunicado.

"Al reutilizar sitios antiguos y aprovechar las características de esas instalaciones, podemos poner en marcha más proyectos de energía limpia que reduzcan las emisiones y proporcionen la energía segura y confiable que los australianos necesitan", indicó el ministro de Energía y Reducción de Emisiones de Australia, Angus Taylor.

Australia se ha enfrentado a críticas internacionales por su apoyo a los combustibles fósiles, incluido su plan para una recuperación impulsada por el gas de una recesión inducida por una pandemia, y la negativa del primer ministro Scott Morrison a establecer un cronograma para lograr la neutralidad de emisiones de gases de efecto invernadero.

Las centrales hidroeléctricas de almacenamiento por bombeo, que empujan el agua cuesta arriba en momentos de baja demanda y luego la liberan cuesta abajo para impulsar turbinas que generan electricidad cuando es necesario, tienen una gran capacidad de almacenamiento de energía y pueden ayudar a respaldar la generación intermitente de las plantas eólicas y solares.

El ensayo de Newstan es uno de varios proyectos similares en Australia. Genex Power planea una instalación de bombeo hidroeléctrico de 250 megavatios en una antigua mina de oro en Queensland, junto con recursos solares y eólicos. En la antigua mina de carbón Drayton en Nueva Gales del Sur, Malabar Resources ganó la aprobación para desarrollar una granja solar de 25 megavatios.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin