Energía

Macquarie compra el 40% de Viesgo a Kuwait por cerca de 1.200 millones

  • El fondo australiano ejecuta su opción preferente
  • Ontario Teachers Pension Fund se interesó por la participación
  • La operación sigue pendiente de cierre
Miguel Antoñanzas, presidente de Viesgo.

Viesgo, la eléctrica que preside Miguel Antoñanzas, se ha convertido en uno de los caramelos del sector energético español. Prueba de ello es el profundo interés que la compañía despierta entre los inversores internacionales cada vez que afronta algun movimiento corporativo.

Desde hace alrededor de tres meses, Wren House -una filial del fondo soberano Kuwait Investment Authority- abrió un proceso de venta de su participación del 40% en la compañía.

En dicho proceso, los ejecutivos de Kuwait Investment Authority llegaron incluso a un preacuerdo de compra con el fondo canadiense Ontario Teachers Pension Fund, pero desde Macquarie tenían un as en la manga, según relatan fuentes financieras conocedoras de la operación consultadas por este diario.

El fondo australiano contaba con una opción de compra de la participación de Wren House si igualaba la oferta del canadiense. La institución australiana y primer accionista de Viesgo finalmente ha decidido ejecutar esta opción de compra. De este modo, Macquarie ha firmado un acuerdo para adquirir el 40% de Viesgo Infraestructuras Energéticas que aún no posee en una transacción que valora la distribuidora eléctrica española en aproximadamente 3.000 millones de euros.

Macquarie ya posee el 60% de Viesgo y de este modo se hace con el control total de la compañía por cerca de 1.200 millones de euros.

Este lunes, Macquarie, Wren House y Viesgo no quisieron hacer comentarios sobre esta operación.

Según fuentes financieras , la operación sigue pendiente de cierre, así como las cifras defintivas de la misma. No obstante, las mismas fuentes indican que la valoración global de la empresa podría alcanzar los 3.000 millones de euros.

Activos de E.ON

Macquarie y Kuwait Investment llegaron a la actual Viesgo en marzo de 2015 con la venta de sus activos en España por parte de la alemana E.ON para reducir su deuda. En aquel momento, ambos fondos pagaron 2.500 millones de euros en la adquisición y ambas compañías han logrado un notable retorno a su inversión.

Esta operación se suma ya a la desinversión realizada por Viesgoen junio de 2018. En aquel momento, la eléctrica alcanzó un acuerdo con Repsol que le permitiría entrar por la puerta grande en el negocio eléctrico en España, invirtiendo 750 millones de euros para hacerse con parte de sus negocios no regulados de generación –un total de 2.350 MW repartidos en dos ciclos combinados y tres hidroeléctricas– y su comercializadora de gas y electricidad, que cuenta con 750.000 clientes.

Tal y como adelantó elEconomista en su momento, Repsol estaba negociando con Viesgo y ese interés fructificó: la compañía presidida por Antonio Brufau, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), llegó a un acuerdo con los fondos Macquarie y Wren House, propietarios de Viesgo, para convertirse en un actor de primer nivel del negocio eléctrico en España, con 2.950 MW en total, puesto que ya disponía de 600 MW en plantas de cogeneración.

El acuerdo incluía el traspaso de tres centrales hidroeléctricas con una capacidad instalada de 700 MW y situadas en el norte del país: en Asturias (Navia y Picos) y en Castilla y León (Aguayo-Aguilar). La firma indicaba que estas instalaciones tienen una gran potencial de crecimiento orgánico y valoran su capacidad de almacenar energía limpia y renovable. Así mismo, Repsol se hizo con dos centrales de ciclo combinado, en Algeciras (Cádiz) y Escatrón (Zaragoza), con una capacidad conjunta de 1.650 MW. Fuera del acuerdo se queda la potencia de carbón de la empresa presidida por Miguel Antoñanzas.

Y en relación a a la comercializadora, Repsol tomó cerca de 750.000 clientes y una cuota próxima al 2% del mercado eléctrico minorista, repartidos por todo el país, pero sobre todo en Cantabria, Galicia, Andalucía, Asturias, Castilla y León y Madrid y que un año después han sido capaces de convertirlo en un millón de clientes.

A lo largo de los útimos meses han sido constantes los rumores de una operacion de venta de la compañía, que esta siempre ha negado pero las muestras de interés por la misma seguían apareciendo. Ha sido recurrente las declaraciones del consejero delegado de Endesa, José Bogas, mostrando interés en una hipotética operación de compra de esta compañía.

Viesgo completó con éxito la renovación de su programa de emisión de papel comercial a corto plazo (Euro-Commercial Paper Programme o ECP) para sus negocios regulados, Viesgo Distribución Eléctrica y Viesgo Renovables a finales del año pasado, lo que permite a la compañía eléctrica continuar con la emisión en la Bolsa de Dublín de deuda con vencimiento inferior a un año por un importe máximo en circulación de hasta 300 millones de euros.

El entorno favorable de tipos de interés bajos, la confianza ante la marca Viesgo en los mercados internacionales y el cambio de estrategia fomentado por un equipo en constante búsqueda de valor ha permitido que Viesgo cuente con una estructura de financiación.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin