Seguros

Marco Sindaco: "El seguro va a diversificar negocio, inversiones y optimizar estructura"

  • "Las compañías están aumentando sus tarifas, pero con cuidado"
Marco Sindaco, jefe de Seguros en Standard & Poor's. Imagen de Nacho Martín

"Competición, presión sobre la rentabilidad y Solvencia II traerán cambios importantes al mercado de seguros español". El pronóstico lo formula Marco Sindaco, director de rating de seguros de Standard & Poor?s, quien cree que se producirán "cambios en todos los ámbitos: diversificación de inversiones, diversificación de línea de negocios, productos, maneras de vender, y optimización de estructuras organizativas". "Es un proceso -matiza- que necesitará tiempo, aunque el que lo haga a mayor velocidad se estará posicionando".

El cóctel, que lleva a muchas voces a ir más allá y predecir un proceso de consolidación, se origina al confluir una regulación mucho más exigente -Solvencia II-, márgenes bajo presión y una feroz competencia como consecuencia de la crisis.

Concentración del sector

"El mercado de seguros sigue fragmentado con 250 compañías, de las cuales las 200 más pequeñas no superan el 15% del mercado, solo un 2% más que la cuota del líder. La racionalización esperada podría ser impulsada por una intensa competencia y por Solvencia II, que requieren una mayor sofisticación en las estrategias y en la gestión tanto de los riesgos como del capital y de los asegurados. Sin embargo, este proceso se podría ralentizar por la existencia de grupos de interés que podrían preferir no diluir sus cuotas de control y posiciones en los consejos de dirección. Dar el paso exigirá una transformación cultural y eso necesita tiempo", relata.

El cambio que sí atisba pronto es de revisión de estrategias. "Las compañías están empezando a mirar al rendimiento de cada una de sus líneas de negocio frente a la absorción de capital, adaptando sus estrategias", afirma, dado que Solvencia II requiere acumular un capital directamente relacionado con los riesgos realmente asumidos mientras Solvencia I lo ligaba al tamaño del negocio y al balance.

S&P valora la capacidaz del sector español para cumplir con las nuevas reglas, si bien alerta sobre "la necesidad de seguir mejorando la gestión de riesgos global". "Venimos de un sector que, en Solvencia I, tenía tres veces el mínimo regulatorio y ahora asistiremos probablemente a un nivel alrededor de dos veces el mínimo, que sigue siendo muy bueno. Al ser un mercado tan grande y fragmentado, claramente algunas compañías cumplirán con más dificultades que otras con los nuevos requisitos de capital, transparencia y buen gobierno".

El hundimiento de los tipos presenta otro importante desafío. En algo beneficia a las compañías que compraron durante la crisis ingentes cantidades de deuda pública con rentabilidades del 5 ó 7% que ha generado plusvalías cuando los tipos han bajado, beneficiando al capital y los resultados. Pero el colchón no es infinito y sigue contrayéndose: "La contribución de las plusvalías está disminuyendo y podría dejar de ser tan importante en el plazo de dos años".

Las previsiones de S&P señalan un aumento de hasta el 3% en los ingresos por primas de no vida, en línea con lo previsto para el PIB, mientras en vida ve factible que siga a la baja, aislado el 'efecto Vidacaixa', cuyo empuje del 30% hizo que la evolución del ramo entero fuera positiva en 2015. Ahora bien, espera cierta "presión" sobre la rentabilidad del sector en su conjunto por los menores resultados financieros, crecimiento todavía débil y el deterioro de la rentabilidad técnica en ramo no vida.

No vida crecerá como el PIB

"En responsabilidad civil auto en particular -ilustra- veremos un periodo de presión. Solo la introducción del Baremo, se estima, va a tener un impacto del 8% sobre el ratio de siniestros sobre primas. Las compañías, animadas también por el regulador, están aumentando las tarifas, pero con cuidado para no perder clientes. Este año el sector pondrá a prueba su política de suscripción y buena rentabilidad técnica".

S&P no ve rentabilidad técnica en responsabilidad civil de autos en 2016 aunque espera que lo compensen con el mejor desempeño del resto de coberturas y de todo el ramo de no vida. Su estimación es que el ratio combinado -porcentaje de los costes de los siniestros y operativos en relación a las primas- avance del 95 a alrededor del 97%.

La caída a plomo de los tipos obliga a repensar también la política de inversiones, focalizada en deuda soberana. "Están diversificando muy lentamente y la caída de los tipos ha coincidido con la implementación de Solvencia II que no pone ningún requisito de capital para la deuda soberana y sí para el resto de activos", recuerda.

Como en otros países observa que se está invirtiendo en deuda a mayor plazo y de rating "más bajo". Prevé un mayor interés por nuevas inversiones, como infraestructuras, pero descarta un boom a corto plazo porque son "activos que absorben capital y son todavía poco líquidos, complejos y muy nuevos para las aseguradoras".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0