Seguros

Los empleados de Hiscox Iberia donan un premio interno a Cruz Roja para ayudar en el conflicto de Ucrania

La emergencia mundial que está viviendo Ucrania en la actualidad está dejándonos imágenes dramáticas, tanto personales como materiales.

El enfrentamiento contra Rusia no solo está provocando la destrucción de los hogares de miles de ucranianos, sino también la pérdida de infraestructuras críticas para el país, por no mencionar las irreparables pérdidas humanas y el creciente éxodo de aquellos refugiados que buscan huir de una situación imposible. Hiscox quiere contribuir a la oleada de solidaridad con Ucrania y aportar su grano de arena.

Para ello, los empleados de Hiscox Iberia han decidido por unanimidad donar a Cruz Roja un premio que han obtenido en una competición interna entre los equipos comerciales de los diversos países europeos donde Hiscox tiene presencia. Esta donación, que asciende a un importe de 5.000 euros, se suma a otros 10.000 euros que Hiscox España destinará también a Cruz Roja.

La aportación del Grupo HIscox

Además, el Grupo Hiscox donará en un primer momento otros 118.000 euros a la Cruz Roja y, más adelante, tiene previsto donar 118.000 euros más al Comité de Emergencia para Catástrofes para Ucrania. El objetivo es ofrecer ayuda inmediata para aquellos que se han visto obligados a abandonar su país por el horror de la guerra, pero también ofrecer apoyo para la reconstrucción y recuperación de las regiones devastadas.

"Cruz Roja Española agradece la colaboración y el apoyo de Hiscox tanto a nivel global como en España para las acciones que estamos desarrollando tanto en España como en Ucrania y los países del entorno. En el marco del Plan de acción sobre la Crisis en Ucrania, Cruz Roja Española, está trabajando junto con Cruz Roja Internacional y las Sociedades Nacionales de Cruz Roja en Polonia, Rumanía, Moldavia, Hungría, Rusia, Eslovaquia y Bielorrusia en facilitar apoyo logístico y técnico, la aportación de material como mantas, toldos de plástico, sets de cocina y esterillas para atender a los más de 4,76.- millones de personas que ya han cruzado las fronteras".

"Además, en España y en el marco de los dispositivos de acogida a personas refugiadas estamos trabajando en la primera atención, necesidades básicas, alojamiento, reagrupación familiar, búsquedas y contactos familiares. En España ya son más de 33.000 personas refugiadas las atendidas por Cruz Roja Española", ha declarado Jaime Gregori, director de Captación de Fondos, Alianzas con Empresas y RS de Cruz Roja.

El compromiso con la sociedad de Hiscox

La contribución a las comunidades de las que forma parte es una premisa del Grupo Hiscox en materia de responsabilidad social. En este sentido, la compañía cuenta con el programa Hiscox Gives para dar soporte y financiación a iniciativas desarrolladas o propuestas por las personas que trabajan en Hiscox en toda su red de oficinas, como es el caso de esta ayuda a Cruz Roja.

"La situación en Ucrania nos ha conmovido y horrorizado a todos a partes iguales, y en ningún caso nos ha dejado indiferentes. Todos sentimos la necesidad de ayudar en lo que podamos y los que estamos en la posición de hacerlo, además, tenemos la responsabilidad de hacerlo. Fruto de este sentimiento nace este deseo de colaborar para ayudar a un pueblo que se ha visto obligado a abandonar sus hogares y sufrir los horrores de la guerra. Esperamos que nuestra colaboración, tanto la de Hiscox como grupo como la de todos los trabajadores de Hiscox España, ayude a Ucrania y a los ucranianos a recuperar algo de la normalidad que les ha sido arrebatada", ha declarado al respecto de esta nueva colaboración David Heras, director general de Hiscox Iberia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.