Seguros

Mapfre ha recibido 571 millones de euros por la ruptura del acuerdo con Bankia

Mapfre y CaixaBank han firmado la resolución de su acuerdo de bancaseguros, un proceso que se abrió por cambio de titularidad el pasado mes de marzo, una vez aprobado el proceso de integración de Bankia en CaixaBank. 

El acuerdo supone para Mapfre haber recibido 571 millones de euros, correspondientes a la valoración del 51% de la entidad Bankia Vida; y al acuerdo comercial para la venta de seguros de No Vida.

Asimismo, de común acuerdo con CaixaBank, se someterá a arbitraje una indemnización adicional por valor de otros 52 millones de euros, en función de cómo se interprete la operación de fusión de Bankia que dio origen a la ruptura. De conformidad con los contratos suscritos en su momento, esta cuestión puede suponer un 10% más para el grupo asegurador, lo que elevaría la compensación final hasta los 623 millones de euros.

Mapfre, disconforme con el valor atribuido

En relación con la valoración realizada, Mapfre ha manifestado su disconformidad con el valor atribuido al negocio de Bankia Vida, dado que era una compañía que registraba beneficios y distribuía dividendos de forma estable y recurrente todos los años; y con la que se tenía un acuerdo de exclusividad a perpetuidad para la distribución de seguros de Vida a través de la antigua red de oficinas de Bankia.

"La valoración resultante es inferior al valor intrínseco de la compañía en términos de Market Consistent Embedded Value; está por debajo del valor en libros de la sociedad y, por último, supondría una valoración en relación con el beneficio (PER) equivalente sólo a 4,4 veces la ganancia de 2020", señala el grupo asegurador. Por eso, Mapfre anuncia que ejercerá acciones legales "en defensa de sus legítimos intereses en relación con la valoración del negocio de Vida".

171 millones de beneficio para Mapfre

La finalización de esta alianza supone para Mapfre un beneficio de la operación por un valor de 171 millones de euros. En este contexto, en España, la compañía acelerará los procesos de transformación del modelo operativo para reforzar su estrategia comercial y destinará 100 millones de euros a un programa de bajas voluntarias a desarrollar en los próximos dos años. Asimismo, también avanzará en la digitalización de su negocio en Italia, y optimizará la estructura financiera tras la operación de recompra de deuda realizada hace unas semanas. Estas decisiones de fortalecer la rentabilidad futura producirán, al menos, 161 millones de ahorro estimado en los próximos cinco años.

Mapfre afirma que continuará invirtiendo en el negocio, analizando oportunidades con foco en mercados y canales estratégicos, mejorando la eficiencia y, con ello, también la rentabilidad para poder continuar produciendo un dividendo sostenible en el tiempo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.