Seguros

FIATC lanza su nuevo ciberseguro

La crisis provocada por el COVID19 ha evidenciado la importancia de un teletrabajo seguro en las empresas. Precisamente, la inclusión del trabajo a distancia, utilizando equipos propios del empleado, es uno de los puntos fuertes de CiberFIATC, el ciberseguro presentado recientemente por FIATC.

Por otra parte, la amenaza del ciberriesgo en las empresas crece cada año, sean cuales sean sus dimensiones. Como lo hace la conciencia en el mundo empresarial de los problemas que puede conllevar un parón de su actividad. O una extorsión cibernética, por el hecho de estar supeditada cada vez más a sus redes y equipos electrónicos. Y de los problemas de la pérdida de datos, especialmente si implican incumplimientos normativos en materia de protección de estos.

La solución de FIATC

CiberFIATC es la solución adecuada a la práctica totalidad de los sectores de actividad y se basa en dos elementos clave. Por un lado, un cuadro de garantías amplio y claro, que contempla indemnizaciones por las pérdidas y gastos de un ciberataque. Incluyendo no solo los riesgos derivados de un ataque, sino también los que tuvieran su origen en errores humanos o actos de deshonestidad.

Y, por otro, un equipo de respuesta especializado capaz de garantizar un servicio eficaz tanto de recuperación de datos y equipos, como de protección de los intereses del cliente, tanto en el ámbito jurídico-legal como reputacional.

La entidad ofrece CiberFIATC a sus mediadores a través de un proceso de contratación muy simple y el asesoramiento de sus profesionales expertos en cliente empresa, explica la compañía en un comunicado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.