Empresas y finanzas

Jordi Sevilla (REE) cree que los recortes de la CNMC ni abaratan el servicio ni aportan mayor eficiencia

Foto: Archivo

El presidente de Red Eléctrica de España (REE), Jordi Sevilla, ha advertido de que los recortes a la retribución por transporte y distribución de electricidad propuestos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no supondrán un menor coste del servicio ni una mayor eficiencia del sistema.

Para Sevilla, el modelo actual "combina lo mejor de la prestación de un servicio público esencial para los ciudadanos con lo mejor de lo privado, mediante una financiación en los mercados financieros internacionales que obliga a mantener exigentes niveles de eficiencia".

Sin embargo, considera que los recortes a la retribución de la distribución y transporte de electricidad, en un 7% y un 8,2%, respectivamente, "no son la garantía de una mayor eficiencia ni de un menor coste en el servicio.

Por el contrario, Sevilla considera que las medidas que sí consiguen rebajar la factura de la luz pasan por la "introducción masiva" de las energías renovables prevista en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Este plan, presentado hace unos meses por el Gobierno, incluye las medidas necesarias para perseguir la descarbonización de la economía y el cumplimiento de los acuerdos internacionales en materia de transición ecológica, unos objetivos que Sevilla cree que la propuesta de Competencia "pone en riesgo", ya que recorta los techos de inversión y reduce los estándares de mantenimiento de unas redes de transporte que tilda de "referencia internacional de calidad y seguridad de suministro".

"Los recortes no son el camino"

Además, Sevilla compara esta rebaja de la retribución con los recortes acometidos en los últimos años en Sanidad o en Educación: "Recortar el gasto en inversión y mantenimiento en la prestación de un servicio público esencial no es el camino adecuado; no lo ha sido en Sanidad, ni en Educación, ni lo será en el servicio eléctrico español".

De hecho, señala que el modelo actual se encuentra en un "positivo equilibrio" que esta propuesta no debe poner en cuestión. "En estas condiciones de inseguridad jurídica será difícil convencer a los inversores privados para la construcción de las redes necesarias para la transición energética", añade.

"Otorga incertidumbre y es discriminatoria"

Asimismo, un informe emitido por la compañía declara que las circulares de la CNMC "introducen un nivel elevado de incertidumbre sobre la retribución de las inversiones e incorpora una elevada discrecionalidad sobre actuaciones críticas para el despliegue de la política energética y es discriminatoria con la actividad de transporte".

Además, en línea con lo que defiende su presidente, el informe refleja que la propuesta "no fija un entorno regulatorio claro, estable ni predecible", por lo que considera que dificultará la transición energética y el cumplimiento del PNIEC.

Entre los cambios previstos que critica la compañía, está el nuevo modelo de cálculo para el límite máximo de inversión, que antes era el PIB y ahora será una combinación de variaciones en la demanda y en la previsión del volumen de penetración de energías renovables.

Recorte a la rentabilidad

En cuanto a la rentabilidad de las inversiones, REE destaca que la nueva tasa supone una reducción del 6,503% al 5,58% a partir de 2021 y que la retribución por mantenimiento de las instalaciones pasa de 430 millones de euros en el ejercicio 2019 a 364 millones en el primer año de aplicación de la circular.

También recalca de la propuesta de la CNMC el nuevo límite de cinco millones de euros para la retribución de las subvenciones que provengan de la Unión Europea y que pueden retener los transportistas, lo que, en su opinión, les desincentiva a conseguirlas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0