Empresas y finanzas

Sacyr remodelará el enlace de la M-40 con la A-6 en Madrid

  • Ejecutará las obras para reducir los atascos por un importe que alcanza los 29,1 millones

Sacyr, a través de su filial Sacyr Infraestructuras, se ha impuesto en el concurso para ejecutar las obras de remodelación del enlace entre la M-40 y la A-6, en Madrid, así como las nuevas conexiones de la Avenida de la Victoria con la autovía del noroeste. El grupo que preside Manuel Manrique ha presentado la mejor oferta, por un importe de 29,14 millones de euros. El Ministerio de Fomento deberá ratificar en las próximas semanas la adjudicación, según señalan fuentes conocedoras del proceso.

Sacyr se ha impuesto a otras 25 propuestas, entre las que figuran las de Construcciones Rubau, segunda, y a la liderada por Constructora Sanjose. La oferta económica, de 29,14 millones de euros, representa una baja del 22,85 por ciento con respecto al presupuesto base de licitación, que ascendía a 37,78 millones.

La constructora española refuerza así su cartera de negocio de construcción en España, donde en los últimos meses destaca la contratación de las obras del tramo del Corredor Mediterráneo entre Los Arejos y Níjar, en Almería, por 97,9 millones.

Con la ejecución de las obras de remodelación del enlace de la M-40 con la A-6 y la realización de nuevas conexiones de la Avenida de la Victoria con la A-6, se reducirán las retenciones que se producen en horas punta tanto en la calzada izquierda de la A-6 (sentido Madrid) como en la exterior de la M-40, según las previsiones del Ministerio de Fomento.

Doble carril

El contrato contempla la mejora de la conexión de la calzada exterior de la M-40 (sentido decreciente) con la calzada derecha de la A-6 (sentido A Coruña), ensanchando de uno a dos carriles el ramal que las conecta y ampliando la sección en la A-6, con objeto de canalizar sin interferencias el tráfico procedente de dicho ramal.

El proyecto incluye también el cierre de la incorporación de la Avenida de la Victoria a la calzada izquierda de la A-6 (sentido Madrid) y su restitución a través del viario urbano existente en aquella margen de la autovía, potenciándolo hasta generar un nuevo itinerario alternativo de acceso que discurrirá a través de una nueva glorieta tipo hipódromo, intercalada entre dicha avenida y la calle Alsasua, dando continuidad a esta última mediante un nuevo paso inferior que la conecta con la A-6 (sentido Madrid).

El Ministerio de Fomento continúa así con el impulso de la contratación de obras de carretera después de que el pasado mes de diciembre reactivara las licitaciones que habían estado suspendidas durante casi un año.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin