Empresas y finanzas

Repsol invertirá 300 millones para buscar crudo en la costa de México

  • El regulador del país le autoriza cuatro sondeos en aguas profundas hasta 2021
Buque exploratorio de hidrocarburos Ocean Rig Mylos, empleado por Repsol para aguas profundas
Madrid

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) de México ha autorizado a Repsol una inversión de casi 300 millones de euros -330,8 millones de dólares- para buscar hidrocarburos en los tres campos de aguas profundas que se adjudicó en la licitación de enero de 2018. La empresa tiene previsto realizar cuatro sondeos exploratorios, dos de ellos el año que viene. No le afectan la suspensión de nuevas licitaciones anunciada por el Gobierno.

La semana pasada, en un Congreso petrolero celebrado en el Estado de Guanajuato, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la cancelación de nuevas licitaciones para buscar socios privados que colaboren con la estatal Pemex en la exploración y explotación de hidrocarburos, en tanto no fructifiquen los concursos celebrados por los anteriores gobiernos.

Pemex registra los menores niveles de producción desde que se tienen registros y López Obrador, en contra de la opinión de varios miembros del regulador sectorial, lo achacaba a que las empresas privadas no están invirtiendo en los bloques que se han adjudicado en los últimos años. Tras sus palabras, Pemex anunció que cambia de planes y aparca la exploración de hidrocarburos en aguas profundas durante la presente legislatura para centrase en áreas de tierra firme y aguas someras, que requieren mucha menos inversión.

"Inversiones importantes"

Justo un día antes -el miércoles-, la CNH aprobó los planes de Repsol para los tres bloques exploratorios en aguas profundas del Golfo de México que se adjudicó en la Cuarta licitación de la Ronda 2. La comisionada Alma América Porres señaló que "por los datos que se están dando con los tres bloques que se tienen en esos contratos, las inversiones, sobre todo por ser áreas frontera, son importantes para el descubrimiento de nuevas áreas de exploración en estos tres bloques".

A la petrolera no le afecta la suspensión de licitaciones que ha anunciado el Gobierno

Repsol se los adjudicó con las empresas PC Carigali y Ophir (Área 10, donde tiene el 40%), PC Carigali (Área 14, donde tiene el 50%) y PC Carigali, Sierra y PTTEP (Área 29, donde tiene el 30%). Según la CNH, la petrolera tiene planes de elevar el potencial de producción con estos contratos de exploración, verificar el funcionamiento del sistema, así como madurar las zonas potenciales identificadas en la materia.

Fuentes de la empresa indican a elEconomista que estos proyectos no están afectados por los recientes anuncios del Gobierno y de Pemex sobre su actividad en las áreas de aguas profundas.

Los primeros trabajos exploratorios se llevarán a cabo en los bloques 29 y 10, donde se prevé completar dos sondeos entre marzo de 2020 y finales de 2021 en cada uno de ellos. Allí recalará la inversión más importante, de 347 millones de dólares, unos 306 millones de euros. En el bloque 14 se realizarán actividades de exploración que incluyen la interpretación de información geológica, con una inversión propuesta de 13 millones de dólares, unos 11,5 millones de euros.

Bloques en aguas someras

Además de los tres bloques citados en aguas profundas, Repsol cuenta con otros tres bloques exploratorios, el 5, el 11 y el 12, ganados en marzo del año pasado, en la primera licitación de la Ronda 3. También es el operador de todos ellos y sólo en el 11 comparte la propiedad con Sierra Oil & Gas, que tiene el 40%. Aquí el compromiso de exploración mínimo incluye la interpretación de información geológica entre 2018 y 2022.

Toda esta actividad exploratoria en aguas mexicanas del Golfo de México es independiente de la que desarrollará con la norteamericana LLOC en aguas de EEUU del mismo accidente geográfico, como resultado del acuerdo firmado a finales de abril. Ambas petroleras acordaron intercambiar activos y operar conjuntamente varios pozos en la zona conocida como Keathley Canyon. Las dos compañías trabajan juntas desde enero de 2017, cuando LLOC se convirtió en el operado de un relevante yacimiento, Buckskin.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0