Empresas y finanzas

Lidl usará bolsas biocompostables para fruta y verdura y eliminará las de plástico

  • Lidl quiere reducir sus plásticos al menos un 20% hasta el año 2025
Foto: Archivo

Lidl ha comenzado a sustituir las bolsas de plástico utilizadas habitualmente para el transporte de la fruta y verdura, que pasarán a ser totalmente biocompostables y biodegradables, con lo que dejará de facilitar 110 millones de bolsas de plástico al año en España, el equivalente a 220 toneladas de plástico no biodegradable.

Las nuevas bolsas son cuatro veces más caras para el supermercado de lo que lo son las de plástico convencionales, pero la compañía ha anunciado que asumirá el coste extra, que asciende a más de 2 millones de euros anuales, en lugar de repercutirle el gasto al cliente. Las bolsas biodegradables serán gratuitas para los compradores.

La sustitución ya se ha llevado a cabo en los 23 establecimientos de Lidl en Baleares, y se prevé que se complete en las 580 tiendas de toda España antes de que acabe el año. El supermercado se adelanta así a la entrada en vigor de la normativa nacional que prohibirá las bolsas de sección de plástico en 2021.

Las nuevas bolsas se descomponen en un plazo máximo de 12 meses y sin poner en peligro el ecosistema, mientras que las bolsas de plástico convencionales que pueden tardar en desintegrarse hasta 500 años.

Además, la compañía ha cambiado los separadores de plásticos en sus envases de fruta y verdura por material de celulosa, y trabaja en reducir la fruta y verdura envasadas y aumentar la misma a granel o sustituir el embalaje de la fruta bio, suponiendo un ahorro anual de 72 toneladas de plástico.

La empresa se ha comprometido a eliminar los artículos de plástico de un solo uso (cubiertos, bastoncitos para los oídos, etc.) hasta final de año. Otras medidas en las que está trabajando son: el uso de materiales biodegradables para el embalaje; la reducción del porcentaje de plástico en las botellas de marca propia y la utilización del material reciclado en sus envases.

La iniciativa forma parte de la estrategia global de Lidl por un uso más eficiente del plástico, que tiene como objetivos la reducción del plástico al menos un 20% hasta 2025 y garantizar la reciclabilidad del 100% de sus envases.
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0