Empresas y finanzas

Las estaciones frontera en España, la envidia de toda Europa

Las estaciones de servicio españolas situadas en las zonas fronterizas con Francia y Portugal, se han convertido en parada obligatoria para el repostaje de las empresas de transporte que entran o salen de España por carretera. Su localización estratégica, la amplia gama de servicios que ofrecen y el bajo precio del combustible en comparación con estos países, ha permitido que el número de clientes haya aumentado significativamente.

Toda la información del sector energético en la nueva edición de elEconomista Energía

Además de disponer de estaciones de servicio de grandes dimensiones en lugares estratégicos de grandes rutas logísticas -la Nacional 620 de Portugal a Francia o la A7 de Algeciras a Francia-, Cepsa cuenta con áreas de servicio en zonas de gran tránsito ubicadas en áreas fronterizas con Francia -La Junquera (Cataluña) y Oiartzun (País Vasco)- y Portugal.

Frecuentadas mayoritariamente por transportistas de distintas nacionalidades (alrededor del 70% de los clientes), las dos características principales que convierten a estas estaciones en instalaciones de gran afluencia son la ubicación, ya que muchas veces se trata de la primera o la última estación para los clientes que acceden o abandonan España por autopista, y una amplia oferta y servicios.

Respecto a la oferta, estas estaciones están abiertas 24 horas y disponen de amplias instalaciones acondicionadas y adaptadas a las necesidades de los clientes con todo tipo de servicios como zonas de lavado, taller, duchas, lavandería, tienda -con más de 2.000 referencias en artículos- e incluso obrador de pan y bollería. En torno a las estaciones, hay amplias zonas de parking vigiladas y zona de restauración y alojamiento para pasar la noche.

Estas estaciones cuentan con un número elevado de surtidores, mangueras y tanques de gran capacidad con todo tipo de carburantes, así como surtidores de EcoBlue (AdBlue®), un producto sintético compuesto de una disolución de urea en agua que reduce las emisiones de los vehículos pesados. Teniendo en cuenta que más del 60 por ciento de los litros vendidos en estas estaciones se genera a través de tarjetas, Cepsa pone a disposición de sus clientes una amplitud de medios de pago y tarjetas profesionales adaptadas a cada tipo de transportista, ya sea nacional o internacional.

Combustibles adaptados al clima

Con una red de más de 1.500 estaciones en toda Europa, RedTortuga es propietaria de un área de servicio fronteriza en La Junquera (Girona), la primera concebida exclusivamente para camiones. Inaugurada en 1995, ofrece 25.000 m2 dedicados al profesional del transporte, su principal perfil de cliente. En la frontera con Francia, la compañía también cuenta con una estación en Vera de Bidasoa (Navarra) y una nueva en Oiartzun (Guipúzcoa).

A lo largo de estos años, el área de servicio de La Junquera no ha dejado de crecer en número de clientes y servicios. Destaca, sobre todo, por su parking para camiones, reconocido por la European Secure Parking Organization (ESPORG) como uno de los más seguros de Europa y certificado en seguridad y calidad de servicios por la compañía alemana Dekra, que cuenta con un sistema de videovigilancia 24 horas controlado por más de 30 cámaras, algunas de ellas con visión nocturna. La estación también dispone de plazas de carga eléctrica para camiones frigoríficos, que mantienen la cadena del frío de la carga de manera más sostenible.

Respecto al tipo de carburante, RedTortuga ofrece en La Junquera gasóleo a -18º durante los meses de diciembre a marzo para combatir las frías temperaturas de Europa en invierno. De hecho, el Punto de Obstrucción de Filtro Frío (POFF) reglamentario fijado por la legislación española durante el invierno es de -10º, por lo que este producto asegura que el diésel no se congele a temperaturas inferiores.

Además, el sello "Seal of Quality" de SGS certifica al consumidor que el combustible adquirido en esta estación cumple con las especificaciones de calidad para el buen funcionamiento del motor. Este reconocimiento se debe a la apuesta de la compañía por las últimas tecnologías, especialmente su planta de microfiltrado, única en Europa, que garantiza la máxima calidad del carburante eliminando cualquier impureza perjudicial para el vehículo.

350 vehículos pesados al día

Andamur, compañía especializada en dar servicios a las empresas del sector transporte, cuenta con una red de más de 650 estaciones de servicio en nueve países europeos, estratégicamente localizadas en las principales rutas del transporte por carretera.

En la frontera con Francia cuenta con cinco estaciones: tres de ellas propias -La Junquera (Girona), San Román (Álava) y Pamplona (Navarra)-, en las que se vendieron un total de 175 millones de litros el pasado año, y dos asociadas en Guipúzcoa y Navarra. Todas ellas están equipadas con calles multiproducto que permiten repostar varios productos a la vez, reduciendo los tiempos de repostada y de espera. Solamente La Junquera, una de sus estaciones estrella, inaugurada en 1997, recibe una media de 350 vehículos pesados al día y cuenta con 17 calles de repostaje.

"El hecho de que el combustible sea más barato en España y la dificultad de encontrar en Europa estaciones con la calidad y variedad de servicios que ofrecemos en nuestro país -argumentan desde la empresa-, son dos de las razones que han convertido a este tipo de estaciones en parada obligatoria de cualquier empresa de transporte internacional para repostar antes de cruzar a Europa o a la vuelta de su viaje".

Además de satisfacer las necesidades de las empresas de transporte, las áreas de servicio de Andamur en frontera ofrecen una gama muy amplia de servicios destinados al transportista para facilitar su estancia en estas estaciones de servicio: parking de seguridad, tienda, supermercado, hotel, lavandería, duchas, restaurante, etc. Además, a principios de año, Andamur lanzó el programa de RSC #CuidamosLoQueImporta, con el objetivo de dignificar la figura del conductor ofreciéndole, por ejemplo, la posibilidad de hacer deporte gratis en el gimnasio de La Junquera ó la opción de menús saludables en los restaurantes, que se unirán a otras iniciativas que la empresa irá desvelando en los dos próximos años.

El Grupo Disa, con más de 600 estaciones de serviciso abanderadas con las marcas Disa y Shell, cuenta con dos gasolineras en la frontera entre España y Francia -Irún y La Junquera-, y una tercera en el límite con Portugal -Sancti Spiritus (Salamanca). Asimismo, está trabajando en un proyecto internacional para la inclusión de las estaciones de frontera dentro de la red internacional de GNL para vehículos pesados.

Las tres estaciones están proyectadas sobre superficies mucho mayores que las convencionales, tienen una elevada capacidad de almacenamiento y un mayor número de posiciones de suministro. Su cliente principal son compañías internacionales de transporte europeas que demandan rapidez y control de suministros a la hora de repostar, de ahí que sus áreas de servicio dispongan de instalaciones adecuadas para el descanso de los conductores, parking para camiones y servicios adicionales como productos de higiene, alimentación y duchas.

El volumen de ventas de Disa en las tres estaciones fronterizas es superior a la media de la red. El hecho de que los impuestos del gasóleo sean más bajos en España que en Francia y Portugal y la política de aplicar precios muy competitivos a sus clientes, han favorecido el aumento de las ventas. La mayoría de los pagos de combustible en las estaciones frontera se realizan con la tarjeta profesional Euroshell, que permite unificar suministros en distintos países bajo una sola factura y la recuperación del IVA en la Unión Europea.

Más seguridad en las áreas de servicio Repsol

Repsol tiene en funcionamiento en casi una docena de estaciones de servicio ubicadas en diferentes zonas del país el 'Security Parking', un proyecto certificado por la European Secure Parking Organization (Esporg), que se basa en la seguridad de los vehículos pesados durante las paradas y descansos en sus áreas de servicio y que mejora las condiciones de los transportistas al disponer de más servicios.

Actualmente, la compañía gestiona en estas instalaciones más de 9.000 accesos mensuales con una permanencia media de unas 9 horas al día. Los aparcamientos tienen wifi gratuito, aseos y duchas, gasolineras abiertas la 24 horas con productos específicos para camiones, restaurante y hotel. Su uso es muy similar al aparcamiento de pago de vehículos particulares, si bien cuenta con más medidas de seguridad y control para los accesos y circulaciones interiores. Los recintos están vallados, tienen cámaras de seguridad y elevada iluminación, y solo permiten la entrada y salida mediante puertas y tornos automatizados que se activan con los códigos facilitados en el ticket o durante la reserva. La identificación del vehículo se efectúa mediante lectura de matrículas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0