Empresas y finanzas

Tecnobit busca vender a América y Europa sus nuevas pantallas de vuelo

El presidente de Tecnobit presenta el display para el F-18 a la ministra de Defensa. eE.

Tecnobit-Grupo Oesía y el Ejército del Aire celebraron ayer la puesta de largo de la nueva generación de pantallas de vuelo para cazas que la empresa ha desarrollado para el mercado europeo: Visiónica.

En una primera etapa, los dispositivos de cabina o displays se instalarán en los F-18 de las Fuerzas Armadas españolas (146, en aviones monoplaza y 26 en cazas de doble mando), con el objetivo de mejorar su navegación y alargar su vida ante los retrasos en los programas de renovación de la flota.

"El 90% de los sistemas aéreos tiene más de 35 años de vida, lo que nos da una idea de cómo estamos arañando la obsolescencia y la importancia de este programa", explicó el jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire, el teniente general Miguel Ángel Martín Pérez, durante la presentación de esta nueva generación de displays aeronáuticos de Tecnobit en la Feria de Defensa, Feindef.

En una segunda etapa, el grupo de ingeniería militar quiere vender en el mercado internacional su nueva tecnología con el objetivo de amortizar la inversión (unos 15 millones de euros) y conseguir recursos para terminar de desarrollar e implantar una cuarta generación de pantallas para aviones de combate que convertirán las cabinas en auténticas salas de realidad virtual. La idea que persigue Tecnobit es integrar en una sola pantalla táctil toda la información del vuelo y los objetivos para mejorar la visualización, abaratar los costes de mantenimiento y permitir seguir operando con normalidad aunque falle alguno de los sistemas.

Pero, antes de llegar a instalar supertablets (pantallas de 22 x 11 pulgadas) en las cabinas de los cazas de medio mundo, la compañía que preside Luis Furnells ya ha empezado a mover su dispositivo entre los ejércitos aliados de América y el resto de Europa para modernizar los F-18 con la mirada puesta en EEUU, que tienen unas 400 unidades. El display aeronáutico ya tiene el certificado de producto OTAN, lo que le abre las puertas de los ejércitos de América y la Unión Europa al estar incluido en los catálogos. "Este certificado abre un mundo muy importante a la exportación. Podemos vender el display a los países OTAN o aliados con más facilidad, aunque también estamos explorando abrir mercado en otros países", aseveró Furnells en declaraciones a este diario.

"Estamos en la fase final de im-plantación de los dispositivos, pero el proyecto será exitoso de verdad cuando consigamos exportar los displays, que compiten sin ningún tipo de rubor con las principales empresas de tecnología del mundo. Es fundamental vender fuera para recuperar de verdad la inversión", reiteró el presidente de Tecnobit-Grupo Oesía durante la presentación de los dispositivos.

En este punto, el directivo quiso reconocer la "importante" labor del Ejército del Aire durante todo el proceso de desarrollo de la nueva tecnología. "Conseguimos culminar el proyecto en 18 meses, porque toda la compañía de volcó y lo hicimos porque tuvimos el apoyo del Ejército del Aire. Exportamos también gracias a ellos", aseveró Furnells. "El éxito de este proyecto no es flor de un día, sino fruto de la colaboración público-privada. Llevamos 15 años de trabajo con las Fuerzas Armas para dotar de tecnología española al Ejército del Aire y eso implica también mantenimiento español", sentenció en esta misma línea el directivo.

En una última etapa, y paralelamente al desarrollo de los dispositivos de cuarta generación que estarían encaminados a dotar de tecnología las cabinas a los nuevos aviones F-CAS, la compañía apuesta por llevar esta nueva tecnología de procesamiento y visualización de datos al mundo del motor y la sanidad. La aplicación civil de la tecnología que se desarrolla para los ejércitos es una las patas más importantes de la industria, ya que permite rentabilizar y aprovechar los avances para mejorar la vida y la seguridad de la sociedad. En el caso de esta tecnología su aplicación viene dada ya que son dispositivos que permiten gestionar la información que se necesite en un momento concreto y presentarla de la forma más sencilla en la pantalla para que llegue rápidamente al usuario, que puede ser desde un piloto, hasta un médico o un conductor. Por ejemplo, en el sector del automóvil ahora los coches más modernos están dotados de sensores y cámaras que avisan al conductor de las señales de tráfico, de si hay un peatón cerca o de si se va a dar un golpe. Normalmente se informa mediante pitidos, pero con esta tecnología las pantallas de los coches podrán reflejar los datos con imágenes concretas y más claras. En el caso de la medicina, supondría un salto cualitativo para las laparoscopias o las ecografías.

"Los F-18 están rozando la obsolescencia y con este display mejoramos su vida"

Y es que, el display que ha desarrollado Tecnobit para los F-18, que también proyecta un holograma en el cristal de la cabina, supone un gran salto cualitativo y cuantitativo para los pilotos, ya que pasan de operar con el equivalente al Tetris de la primera Game Boy a trabajar con la última versión de un juego de misiones aéreas de la Play Station 4. "Son pantallas a color, tienen más capacidad, más resolución e inteligencia, captan la información de los radares y las cámaras externas, permite superponer los datos y es más intuitivo. Procesa toda la información del vuelo y de las misiones y las traslada de una forma más rápida y fácil de interpretar para que el piloto pueda determinar si lo que se ha detectado es o no una amenaza y aproximarse lo más rápido posible ", explican fuentes de la firma de ingeniería y ciberseguridad a este diario.

Para hacernos una idea, si una alarma se dispara porque ha detectado un elemento que no debería estar sobrevolando o acercándose al territorio español, con estas nuevas pantallas para los cazas, el piloto será capaz de determinar mucho antes si es o no una falsa alarma y qué medidas tomar en función del tipo de amenaza que sea. Y lo pueden hacer ya que la captación, procesamiento y representación de la información es mucho más rápida e intuitiva. Normalmente son avionetas de traficantes de droga que intentan entrar en el país y que los F-18 interceptan para que no aterricen. "Se aprecian mejor los objetivos, lo que permite verificarlos más rápido y hacer las misiones más eficaces", asegura el capitán Mato, piloto del Ejército del Aire.

"Vamos hacia una nueva generación de dispositivos con mayor formato y capacidad"

El Ejército justifica la inversión en este programa, que se adjudicó en 2016 a Tecnobit, para poner coto al envejecimiento de la tecnología y poder alargar la vida de los aviones antes de que llegue la nueva generación en 2030. "La actualización completa de las pantallas multifuncionales del F-18 es para resolver sus problemas de obsolescencia, mejorar sus capacidades de memoria y proceso e introducir simbología y color", explican las Fuerzas Armadas en su stand de la feria que se celebra estos días en Madrid y a la que ha acudido hoy la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles.

"Las pantallas de los F-18 están obsoletas. Muchas están rotas y no se pueden arreglar porque los proveedores han desaparecido y las demás tienen una capacidad muy limitada de procesamiento de datos y es muy difícil interpretar la información", explicó en esta misma línea Miguel Ángel Martín.

El hermano de tierra

Durante el desarrollo de estas nuevas pantallas para los aviones, la compañía ha creado una versión para los vehículos terrestres; la familia Comte, unos displays multifuncionales rugerizados en versiones de 10.1 y 13.3 pulgadas, que estarán instalados en los futuros 8x8. Aunque la empresa ya tiene en desarrollo pantallas táctiles de gran formato y alta resolución y procesamiento, el Ejército de Tierra sigue apostando por los botones duros para sus sistemas de navegacion por la falta de estabilidad que hay dentro de los vehículos cuando están en movimiento. Así, la seguridad prima sobre los diseños más modernos de pantallas táctiles y han llegado incluso a pedir que los botones físicos ofrezcan cierta resistencia a la hora de presionarlos para asegurarse de que se han pulsado y evitar que se pueda activar algún comando sin querer. El display consta de una pantalla rodeada de botones.

Más allá de la apuesta por el desarrollo de la línea de negocio de la Visiónica, la compañía trabaja en otras áreas centradas en la seguridad y el entrenamiento de los militares como la optrónica, la simulación y las comunicaciones seguras o cifradas.

Optrónica

Sus dispositivos optrónicos muestran objetos situados a muy larga distancia, con la mejor calidad de visión, incluso en la más absoluta oscuridad o en situaciones de climatología adversa severa, como tormentas de agua o polvo. Están preparados para identificar todos los detalles, son precisos en la medición de distancias y realizan seguimiento del objeto con gran definición también en movimiento, gracias a sus potentes estabilizadores. Por ejemplo, el sistema Agros que se instala en los buques ha permitido rescatar un barco secuestrado por piratas. Entre los sistemas, destacan las nuevas cámaras (Leda), las cámaras Castor, utilizadas en todo tipo de aplicaciones integradas, para plataformas navales (Argos) o terrestres (Centineta). Todos son sistemas completos de vigilancia integrables en redes de Mando y Control, C4I, que permiten la recogida de información vital en tiempo real.

Simulación

La firma también desarrolla un sistema de realidad virtual que permite entrenar a las tropas sin desplazarlas. Los simuladores de Duelo se montan sobre la misma plataforma real y utilizando emisores y detectores incorporados a las plataformas permiten ofrecer sistemas de entrenamiento y simulación de última generación que pueden ser adaptados fácilmente a las necesidades específicas del cliente. Actualmente los sistemas de simulación han pasado de ser una ayuda deseable a una auténtica necesidad en el campo operativo, técnico y estratégico, pues han incrementado la eficacia del entrenamiento. Se adquiere una formación y entrenamiento en condiciones de gran realismo, con una reducción significativa de coste y riesgo, y además, se contribuye a la conservación del medio ambiente. La firma ha instalado un sistema en Segovia (España) y otros dos en Brasil.

Comunicaciones

Tecnobit también cuenta con una dilatada experiencia en el suministro de sistemas de cifrado de comunicaciones para el Ministerio de Defensa y las FAS, destacando los sistemas de cifrado SCIP sobre enlaces Iridium para las ISAF desplegados en Afganistán a través de NC3A, o los teléfonos móviles más seguros del mundo, los TMSDEF. En el stand, la firma ha dado a conocer un nuevo desarrollo realizado en colaboración con el Centro Criptológico Nacional (CCN), el Cifrador Personal para Combatiente (CIFPECOM), que codifica voz y datos para entornos de multidifusión vía radio mediante protocolos OTAN, con el fin de intercambiar información entre las tropas desplegadas en un entorno seguro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0