Empresas y finanzas

La exportación de energía renovable se triplicó en 2018

  • Se vende fuera el 25% de la generación limpia española
  • Se paga un sobreprecio que en la UE ronda el euro por MWh
Imagen: Dreamstime.
Madrid

España multiplicó por tres la exportación de electricidad de origen renovable durante el año pasado, hasta los 29.549 GWh, que equivalen al 25% de la electricidad verde generada en el país -y el 10% de toda la electricidad-, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Con la demanda de energía limpia disparada en Europa, el precio adicional por el MWh certificado puede rondar el euro por MWh.

La necesidad de implantar un modelo de desarrollo sostenible empieza a calar en la población –los ecologistas han conseguido 69 escaños en el Parlamento Europeo– y uno de los elementos en los que más se aprecia, por su sencillez, es el consumo de energía cien por cien renovable certificada.

Además la normativa europea empuja al consumo de la electricidad de origen renovable, recomendándola como buena práctica de la Administración. En España, siguiendo estas directrices, el Gobierno la ha incluido como una de las medidas estrella del Plan de Contratación Ecológica y ha establecido un porcentaje creciente de consumo de renovables en la Administración, desde el 20% en 2020 al 50% en 2025.

Por eso no es extraño que proliferen las comercializadoras que ofrecen electricidad cien por cien renovable. En España este tipo de ofertas ya superan el 40% de total –hay más de dos millones de consumidores con ellas– y en Europa sucede otro tanto; por ejemplo, en Reino Unido el 30% de las ofertas estaban etiquetadas como verdes en junio de 2018, frente a solo el 6% de junio de 2016.

Sistema a escala europea

El sistema de certificación, o etiquetado de la electricidad, existe desde el año 2007 –en España se encarga de ello la CNMC–, y hay una entidad, el Association of Issuing Bodies (AIB) que actúa a escala continental como plataforma de intercambio de las correspondientes certificaciones, denominadas Garantías de Origen; cada una de estas Garantías equivale a 1 MWh de electricidad generada con renovables o cogeneración de alta eficiencia.

La electricidad certificada ya tiene un valor económico adicional; las comercializadoras deben conseguir las Garantías de los generadores y, dependiendo de la escasez que haya en el mercado -marcada por la hidroeléctrica de Noruega-, en la UE pueden llegar a pagar más de 1 euro por Garantía, so pena de perder el distintivo de cien por cien renovable.

En España los precios son más moderados y rondan los 0,4 euros por MWh, aunque lo más habitual es que las comercializadoras limpias también ejerzan de agentes de mercado de los generadores renovables para conseguir las garantías directamente.

De acuerdo con la normativa, el cobro de este sobreprecio es incompatible con la percepción de una prima o retribución específica, razón por la que, en España, la mayoría de la generación renovable que lo obtiene es hidroeléctrica, aunque cada vez son más las instalaciones eólicas que, por su antigüedad, han dejado de recibir ayudas y pueden cobrar por traspasar la Garantía.

En España se certificó el 81% de la generación renovable de 2018 y un 28,6% se destinó a la exportación.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Alfonso ferrando
A Favor
En Contra

¿Y que porcentaje de esa energía exportada es de propiedad nacional? Porque en Galicia se empieza a saturar el paisaje incluso cerca de núcleos habitados, donde causan molestias visuales y sonoras ....pero el recibo de la luz sigue extraordinariamente caro respecto a europa en términos absolutos y ya no digamos en términos relativos....

Puntuación -2
#1