Empresas y finanzas

Los hosteleros se oponen al plan para las Lagunas de Ruidera

  • Consideran muy restrictivos los usos propuestos por Castilla-La Mancha
Lagunas de Ruidera. Foto: Dreamstime.

La Junta de Castilla-La Mancha ha presentado un borrador de Plan Rector de Uso y Gestión para el parque natural de las Lagunas de Ruidera con amplias restricciones que han generado un profundo malestar entre los hosteleros de la zona, que consideran que pueden afectar considerablemente a sus negocios así como al territorio por su alta dependencia de los ingresos del turismo.

El plan incluye limitaciones como la utilización de equipos de música, radios y megáfonos, a partir de las 24h hasta las 8h del día siguiente, que será aplicable a los establecimientos hosteleros cuando la música sea audible fuera de esos establecimientos cerrados.

La junta propone también limitar el senderismo, piragüismo y baño entre una hora después de la puesta de sol y una hora antes de su salida, salvo autorización.

Excepto en los domicilios privados existentes y en los locales y establecimientos autorizados al efecto (así como en sus terrazas), no está permitido el consumo de bebidas alcohólicas, además, la utilización de barbacoas ubicadas en propiedades particulares durante la época de peligro de alto incendio estará sujeta a autorización.

La Junta pretende deslindar del dominio público hidráulico, lo que podría provocar expedientes de expropiación y el derribo de las construcciones existentes. Cumplido el periodo de concesión de cualquier aprovechamiento de aguas existente en el Parque, se solicitará a la Confederación Hidrográfica del Guadiana, la caducidad de la concesión y el desmantelamiento de las infraestructuras e instalaciones asociadas.

El baño podrá ser autorizado en las lagunas en donde se ha venido practicando tradicionalmente: Cueva Morenilla, Del Rey, Colgada, Salvadora, Santos Morcillo, Redondilla,San Pedro y Tomilla (Baño de las Mulas). En el Embalse de Peñarroya se podrá autorizar la habilitación de una nueva zona de baño en las proximidades del Castillo de Peñarroya, pero se prohíbe el uso de todo tipo de cremas, aceites bronceadores, detergentes, jabones y lejías en las aguas de las lagunas así como el baño de perros.

El plan rechaza la creación de nuevos campings dentro del Parque así como el aumento de capacidad de los existentes.

La pesca quedará limitada a los puestos que se habiliten con la presencia de un pescador por puesto y un máximo de dos cañas.

La Junta no autorizará la instalación de nuevas líneas eléctricas aéreas en el ámbito territorial del Parque Natural. No obstante, se podrán autorizar modificaciones de las líneas existentes siempre que suponga una reducción del riesgo de colisión y electrocución para las aves y una reducción del impacto paisajístico. Además, tampoco se autorizará la puesta en marcha de ningún tipo de aprovechamiento hidroeléctrico y una vez creada la infraestructura multicompañía de telecomunicaciones del cerro de la Inhiesta, no se autorizará la instalación de nuevas antenas. No obstante, si la tecnología lo permite se podrán colocar antenas camufladas en los tejados de algunas construcciones existentes.

El próximo 17 de mayo acabará el plazo de alegaciones a este plan, que ya ha generado manifestaciones en la zona.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0