Empresas y finanzas

Renfe y ACS refuerzan su alianza para crecer en el transporte de mercancías

  • Logran una licencia a través de Constru Rail y buscan oportunidades

ACS y Renfe quieren convertir su empresa de logística Constru Rail en un operador integrado de transporte de mercancías por tren para crecer "aprovechando nuevas oportunidades de negocio". La compañía, participada al 51% por la constructora de Florentino Pérez y al 49% por la compañía estatal, ha obtenido la licencia de empresa ferroviaria para el transporte de mercancías y está pendientes de conseguir el certificado de seguridad para poder operar por si misma los trenes y tener los tráficos a su nombre.

Actualmente, Constru Rail usa a Renfe Mercancías y a Continental (ACS) como proveedores por lo que, en principio, según informan fuentes del sector, la maniobra no tendría más ventajas que lograr un ahorro de costes al integrar las actividades. Una medida que puede llegar a perjudicar a Renfe en un momento puesto que dejaría que alquilar los trenes o los vagones al operador que, además, es el socio minoritario de la firma.

Aun así, desde el operador ferroviario explican que la idea es que la firma pueda operar los trenes por si misma para "crecer en el sector, diversificarse y estudiar nuevas posibilidades de negocio". Desde ACS no han atendido las llamadas de este diario para dar su versión sobre la maniobra. Constru Rail, que fue fundada en 2007, ha logrado este primer permiso para operar como empresa ferroviaria en un momento en el que la liberalización del transporte de pasajeros están cambiando las reglas del juego y en el que desde la UE se está tratando de potenciar la conexión del tren con los puertos y el resto de Europa para reducir las emisiones de CO2.

En este punto, en el sector se baraja la posibilidad de que ACS esté interesada en concentrar su actividad o tener locomotoras a nombre de una compañía compartida con Renfe para asegurar su acceso a los talleres de mantenimiento, que corren el riesgo de saturarse si las empresas privadas que entren a competir en el AVE, como pretende Acciona, no construyen los suyos en los terrenos que Adif quiere poner a su disposición. Aun así, según las directiva europea de liberalización del sector, Renfe tiene la obligación de prestar servicio a todas las compañías sin discriminación.

Constru Rail, que ofrece una gestión completa de la logística "Puerta a Puerta", apuesta por la integración de los servicios en un momento en el que el transporte de mercancías por ferrocarril ha sufrido un leve retroceso y los ingresos por kilómetro siguen a la baja, lo que obliga a ajustar los costes.

A su vez, la idea de integrar el servicio de la logística, la intermodalidad y la operación de los trenes sigue la estela del plan de Renfe de buscar un socio para convertirse en un gigante logístico que de servicio a toda la cadena. Y es que, Constru Rail, que facturó 12 millones en 2017, un 38% más, está especializado en los trabajos de carga, descarga y operaciones complementarias en las terminales, zonas de acopio, almacenes y obras. Renfe a su vez refuerza su apuesta por sus filiales: frenó la venta de Transfesa y Semat por la falta de ofertas y se hizo con el 85% de Pecovasa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0