Empresas y finanzas

Rodrigo Echenique, nombrado presidente de la Fundación Banco Santander

Foto: Archivo

El consejero de Banco Santander y presidente de Santander España, Rodrigo Echenique, ha sido nombrado presidente de la Fundación Banco Santander en sustitución de Antonio Escámez, informaron a Europa Press fuentes de la entidad.

De este modo, Echenique compaginará este cargo no ejecutivo con el de presidente de Santander España, que abandonará en cuanto concluya el proceso abierto por el banco para buscarle un sucesor, algo que se prevé para finales del primer semestre.

Echenique, ligado al banco desde 1988, anunció el 25 de junio de 2018 al consejo de administración de la entidad su decisión de dejar sus funciones ejecutivas con efectos de 1 de enero de 2019, una vez finalizada la integración jurídica con Banco Popular.

No obstante, ante la intención de la entidad de abrir un proceso para buscarle sucesor en la presidencia de la filial española, Echenique optó por permanecer en el cargo hasta entonces. El banco ha contratado a un 'head hunter' para hallar el perfil idóneo para este cargo, con posibles candidatos tanto internos como externos.

Una vez deje la presidencia del consejo de Santander España, Rodrigo Echenique continuará como vicepresidente de Banco Santander y como miembro de la comisión de nombramientos del consejo.

Echenique fue consejero delegado del Santander durante seis años, cuando el banco lanzó la 'Supercuenta', en 1989. También desempeñó un papel clave en operaciones tan importantes como la compra de Banesto (1994) o la integración de Banco Central Hispano (1999).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.