Empresas y finanzas

Endesa multiplicará por 30 la producción de algas con CO2

  • Destina 2 millones de euros para ampliar las instalaciones de fotobiorreactores
Fotobiorreactores de cultivo de microalgas. EE.

Endesa está terminando la tramitación de la ampliación de sus instalaciones de cultivo de microalgas a partir del CO2 emitido por la central de Carboneras (Almería). Invertirá unos dos millones de euros para multiplicar por 30 el actual volumen de producción, de una tonelada anual, al objeto de alcanzar una escala que le permita entrar en nuevos mercados, como los fertilizantes, y alcanzar el umbral de rentabilidad comercial.

Las algas absorben cuatro veces más CO2 que la biomasa forestal para una misma superficie y Endesa lleva desde el año 2006 investigando su potencial para capturar este gas de efecto invernadero y para usarlas en la alimentación humana y animal, la farmacia y los cosméticos, los biocombustibles,...

Desde entonces la compañía ha invertido 1,3 millones y ha recibido una subvención de un millón para un proyecto que abarcó de 2016 a 2018, denominado Algae for Healthy World; ejecutado por un consorcio de siete entidades, liderado por Endesa y con la Universidad de Cádiz como coordinador técnico, ha permitido alcanzar un nivel de madurez tecnológico suficiente como para dar un salto en la escala y producir los biocompuestos de algas a sectores que demandan volúmenes importantes, como el de los fertilizantes o los fungicidas.

Volumen y flexibilidad

"Estamos trabajando en la ampliación desde el a ño pasado -comenta a elEconomista Andrés Sánchez Biezma, responsable de Innovación en Generación de Endesa-, porque el interés del mercado es claro, la demanda crece, abarca muchos campos, y con un mayor tamaño, además de aumentar el volumen de producción, tendremos flexibilidad para atender los pedidos".

Endesa ya produce microalgas para 30 empresas y centros de investigación, y mira con interés un mercado incipiente, muy poco desarrollado en Europa, que tiene una producción global de 10.000 toneladas al año y un valor de 1.500 millones.

La compañía lleva un año tramitando los permisos para ampliar las actuales instalaciones -confía en arrancar las obras este verano- hasta el tamaño de una hectárea, lo que le permitirá producir alrededor de 30 toneladas anuales de microalgas; en la actualidad trabaja con ocho tipos distintos, y se concentrará en la producción masiva de dos de ellas, dejando las otras seis para producir bajo demanda.

Sánchez Biezma afirma que el tamaño industrial le permitirá alcanzar la rentabilidad comercial; de hecho, tiene terreno para futuras ampliaciones y la empresa decidirá este año si instala más fábricas de microalgas en otras centrales eléctricas. También cree que serán rentables incluso si las plantas eléctricas tienen que cerrar por imperativo climático y se suministra el CO2 a las algas con tanques: "las plantas comerciales funcionan así; no sería descabellado", concluye.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.