Empresas y finanzas

Huawei demanda a EEUU por prohibir sus productos y le acusa de robar correos

El fabricante de equipos de telecomunicaciones Huawei ha anunciado este jueves una demanda contra el Gobierno de Estados Unidos por haber prohibido sus productos en medio de las acusaciones de espionaje contra la compañía china, que acusa a Washington de "hackear" sus servidores.

El presidente rotativo de Huawei, Guo Ping, ha informado en una rueda de prensa sobre las acciones judiciales tomadas por la compañía con el objetivo de impugnar la sección 889 del Acta de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, en inglés) que impide a las agencias gubernamentales adquirir productos de la compañía.

"Esta prohibición no solo es ilegal, sino que también restringe a Huawei de participar en una competencia justa y, en última instancia, perjudica a los consumidores estadounidenses", aseveró Guo en la ciudad suroriental china de Shenzhen, sede de la compañía.

Según denunció, la sección 889 es "un abuso del proceso de la ley de EEUU, excluye a Huawei del debido proceso judicial, viola la separación de poderes, rompe las tradiciones legales de EEUU y va en contra de la naturaleza de la misma Constitución".

Ante esta situación, explicó, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones y el segundo de teléfonos inteligentes del mundo se ha visto obligado a presentar una demanda ante un tribunal de Texas, donde está localizada la sede central de Huawei en EEUU.

La demanda se produce tras la detención de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, en Canadá el pasado 1 de diciembre a petición de EEUU tras ser acusada de violar las sanciones comerciales impuestas por Washington contra Irán.

"El congreso de los EEUU ha fallado repetidamente en presentar pruebas para apoyar sus restricciones sobre los productos de Huawei", afirmó Guo.

EEUU presiona a otros países

En medio de esta crisis, la diplomacia estadounidense está presionando a países aliados y a sus proveedores de internet y servicios inalámbricos para que eviten a Huawei, argumentando que Pekín podría forzarle a espiar o desactivar sus redes.

"Dado que EEUU nunca ha presentado ninguna prueba para justificar sus alegaciones de seguridad, cuestionamos su intención de no dejar que otros países utilicen los productos de Huawei", aseguró Guo, que criticó que el Gobierno liderado por Donald Trump "no escatima esfuerzos en manipular a la opinión pública para desprestigiar a Huawei".

Las acusaciones sobre la seguridad de la tecnología 5G que desarrolla la empresa china siempre han sido rechazadas por la compañía, que insiste en que no cuenta con "puertas traseras" para acceder a cualquier dispositivo y controlarlo sin conocimiento del usuario.

"Tampoco permitiremos que otros lo hagan con nuestros equipos", advirtió Guo, y acusó públicamente a las autoridades estadounidenses de haber atacado los servidores de la compañía.

"El Gobierno de EEUU ha calificado a Huawei desde hace tiempo como una amenaza. Ha 'hackeado' nuestros servidores y robado nuestros correos y nuestros códigos fuente", afirmó el directivo ante los periodistas.

A su juicio, Washington "teme que otros países lo sobrepasen al adoptar las tecnologías más avanzadas del 5G" y "cree erróneamente que se beneficiaría de la represión contra Huawei".

Así, alertó de que, al restringir la presencia de Huawei en el desarrollo de las redes 5G de EEUU y de otras naciones, está perjudicando sus propios intereses.

"Si esta ley se anula, como debería ser, Huawei podría proporcionar más avances tecnológicos a EEUU y ayudar a construir las mejores redes 5G", añadió.

La decisión de demandar a EEUU se produce después de que la compañía haya sido acusada en el país norteamericano de 13 cargos, entre ellos espionaje industrial y fraude bancario.

A raíz de las acusaciones de Washington, algunos países como Australia o Nueva Zelanda han mostrado recelos sobre los productos e infraestructuras ofrecidos por la compañía china.

En opinión del jefe de asuntos jurídicos de Huawei, Song Liuping, "el ataque estadounidense contra Huawei es intencionado y político", por lo que exigió al tribunal que declare inconstitucional el veto a la compañía.

Aunque Pekín todavía no se ha pronunciado sobre esta demanda, en numerosas ocasiones ha exigido a Washington que "acabe con su injustificada represión a empresas chinas, incluida Huawei, y las trate de manera objetiva y justa".

Mientras, la directora financiera de Huawei, en libertad bajo fianza en Canadá, sigue a la espera de la vista de extradición a EEUU, en un caso que, según su defensa, tiene motivaciones políticas y no legales.

En Canadá, una jueza postergó ayer la vista de extradición de la directora financiera, al menos, hasta el próximo 8 de mayo, después de aceptar el acuerdo de la fiscalía y la defensa de Meng.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Gimileo
A Favor
En Contra

Qué cuajo tienen estos cínicos comunistas chinos!! Llevan más de una década vetando productos norteamericanos en China (Google, Facebook, etc.) sin dar una sóla explicación, y ahora que les bloquean una tecnología que ha desarrollado su ejército con fines estratégicos militares (a través de una empresa títere como es Huawei), pretenden colocarla como sea en todos los países que puedan para poner en marcha su plan. Los 5 Ojos (Nueva Zelanda, Australia, Inglaterra, Canadá y EEUU), además de otros como Japón y Corea se han dado cuenta de la jugada y lo han bloqueado, pero los muy estúpidos acuden a los tribunales de esos países para forzar su introducción, con lo que no hacen más que mostrar su beligerancia, en realidad dirigida desde el partido comunista chino y su gobierno. Ya sé que la gran cantidad de troles chinos (de los pagados con 50 céntimos la entrada además de empleados del gobierno chino y algún despistado español) se lanzarán sobre este post, pero ya es hora de decir bien alto la verdad que quieren ocultar.

Puntuación 1
#1