Empresas y finanzas

Amazon compra la empresa de routers Eero para apoyar la expansión de Alexa

Amazon ha anunciado este lunes la adquisición de la empresa estadounidense Eero, que fue la primera en sacar al mercado routers que se conectan entre sí para garantizar una señal de internet homogénea en todo el hogar, y que ahora servirán para apoyar la expansión del asistente virtual Alexa.

La compañía que dirige Jeff Bezos informó de la operación en un comunicado en el que no se detalló la cuantía por la que se ha cerrado la compra y en el que alabó a Eero por ofrecer un sistema de wifi que "se instala en cuestión de minutos y hace llegar a cada una de las habitaciones una señal de internet con garantías".

Eero, fundada en 2014 y con sede en San Francisco (California, EEUU), fue la pionera del sistema de routers conectados entre sí en el que posteriormente se adentró Google con un producto equivalente bautizado como Google Wifi.

"Estamos muy impresionados con el equipo de Eero y cómo de rápido inventaron un sistema de wifi que hace que funcionen todos los aparatos conectados a él", indicó el vicepresidente de Amazon para dispositivos y servicios, Dave Limp.

"Compartimos la visión de que la experiencia de los hogares inteligentes puede ser en el futuro aún más sencilla y estamos comprometidos a seguir innovando en beneficio de nuestros clientes", añadió.

Amazon lleva años apostando por la domótica de la mano de su asistente virtual Alexa y de los dispositivos físicos Echo, que actúan como altavoces y receptores de órdenes de voz, por lo que la adquisición de los routers de Eero completa su control de toda la cadena del servicio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.