Empresas y finanzas

Bruselas propone dar ayudas económicas a los pescadores europeos afectados por el Brexit

  • Pide extender el acceso recíproco a aguas británicas y de la UE en 2019
Imagen: Dreamstime.

La Comisión Europea ha propuesto dar ayudas económicas a los pescadores europeos en caso de que Reino Unido abandone finalmente el bloque comunitario de forma abrupta el próximo 30 de marzo, con el objetivo de compensar el impacto que supondría esta situación que les obligaría a cesar su actividad en aguas británicas.

También ha planteado la opción de permitir el acceso a aguas comunitarias a la flota británica a lo largo de 2019 siempre que Londres permita a los buques europeos faenar en sus caladeros. Para que la medida sea efectiva, Bruselas ha apostado por introducir un sistema simplificado de licencias que no retrase la concesión de las mismas.

Esta medida se limitaría a 2019 y se basaría en el acuerdo para el reparto de las posibilidades de pesca pactado en diciembre por los gobiernos de la UE.

El Ejecutivo comunitario ha presentado este miércoles sus planes de contingencia para minimizar el impacto en el sector pesquero de una salida abrupta de Reino Unido del bloque comunitario, lo que significaría que la flota comunitaria no podrá desarrollar su actividad en aguas británicas a partir del 30 de marzo.

En cualquier caso, los planes de contingencia propuestos por la Comisión Europea deben ser aprobados ahora por el Parlamento Europeo y por el Consejo de la UE (los Estados miembros).

Así, una vez aprobadas, las medidas prevén la posibilidad de dar ayudas públicas a pescadores y operadores con una "dependencia significativa" del acceso a aguas de Reino Unidos y que se vean obligados a cesar temporalmente su actividad por un eventual Brexit 'duro'.

Estas ayudas provendrían del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). Se limitarían, eso sí, a las cantidades fijadas cada año para casa socio comunitario y se concederían, según la propuesta de Bruselas, durante un periodo máximo de nueve meses por embarcación.

Bruselas es consciente de que estas medidas "no pueden mitigar el impacto total" de un escenario sin acuerdo ni "replicar todos los beneficios" que supone que Londres forme parte de la UE. "Se limitan a áreas específicas en la que es absolutamente necesario proteger los intereses vitales de la UE", explica la Comisión Europea en un comunicado, en el que remarca que estos planes serán "de naturaleza temporal" y "con enfoque limitado".

El valor de las actividades pesqueras de los Estados miembros en aguas de Reino Unido asciende a 585 millones anuales, aunque la dependencia de las capturas en estos caladeros de cada uno de los 8 países afectados varía desde el 50% de la flota belga al 1% de la flota española.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.