Empresas y finanzas

El ferrocarril convencional extremeño recibirá inversiones de 84 millones y seis nuevos trenes

Foto: Archivo

La red ferroviaria convencional de Extremadura será objeto en los próximos meses de actuaciones de renovación y adecuación que supondrán una inversión de 84 millones de euros, al tiempo que contará con seis nuevos trenes.

Así lo indicaron la presidente de Adif, Isabel Pardo, y el presidente de Renfe, Isaías Táboas, tras la reunión del Pacto por el Ferrocarril de Extremadura, en la que también participaron el presidente de regional, Guillermo Sánchez Vara, y representantes de partidos de la oposición y de agentes sociales.

En cuanto a las inversiones en la infraestructura previstas para este año, permitirán poner en marcha las obras de renovación, adecuación y modernización de la línea entre Mérida y Puertollano, que se acometerán en tres tramos.

A ello se sumarán las inversiones previstas para continuar con la construcción del corredor AVE a Extremadura, de forma que la inversión total en infraestructuras ferroviarias en la Comunidad sumará 375 millones de euros.

La presidenta de Adif considera que se trata de un "gran esfuerzo presupuestario", que da continuidad al realizado en el segundo semestre 2018, en el que la inversión en AVE y red convencional sumaron un importe similar, de 388 millones de euros.

Sustitución de trenes

De su lado, el presidente de Renfe indicó que en los próximos meses se completará la renovación de los trenes con los que presta servicio por las líneas convencionales en la región, con la sustitución de seis trenes más.

En concreto, el próximo mes de febrero la operadora reemplazará tres trenes y tres más en mayo, que se sumarán a los cinco ya sustituidos el pasado año, entre los meses de agosto y diciembre.

Además, Renfe prevé sacar a concurso el próximo mes de abril la compra de nuevos trenes híbridos (capaces de circular por vías electrificadas y sin electrificar) que también se destinarán a prestar servicio en Extremadura.

Trenes "seguros", pero no "confortables"

El presidente de la operadora aseguró que viajar en tren a Extremadura es "seguro", aunque reconoció que, con las incidencias que se registran, algunos servicios "puede que no sean confortables".

Táboas achacó "parte" de los "problemas" no sólo al mantenimiento de los trenes, sino a la "descapitalización" del personal experimentado de Renfe registrada en los últimos años.

"En Renfe hemos trabajado y seguiremos trabajando para conseguir que los trenes en Extremadura sean trenes que tienen un servicio normal", declaró el presidente de la compañía.

En este sentido, aseguró que la aspiración de la operadora es que el servicio ferroviario de Extremadura alcance un grado de puntualidad del 90%, frente al del 78% registrado en 2018.

Mejora de actuación ante incidencias

El presidente de Renfe también avanzó que la compañía mejorará sus compromisos de puntualidad con los clientes, así como los protocolos de actuación ante casos de incidencias, especialmente en cuanto a la información a los viajeros.

En concreto, la operadora prevé revisar los procedimientos sobre información del estado de los trenes, sobre la continuidad del servicio en caso de alerta de posibles incidentes y los protocolos de atención e información al viajero.

En cuanto a la construcción de la línea AVE, la presidenta de Adif indicó que las obras "avanzan a buen ritmo", por el plazo de ejecución se mantiene en las fechas "comprometidos", de forma que "una primera fase de los trabajos acabarán en el presente año 2019".

De su lado, la consejera extremeña de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, insistió en que la sociedad extremeña será "exigente y vigilante" acerca de los compromisos establecidos en cuanto a las infraestructuras ferroviarias de la región. "El tren es un proyecto que está por encima de todos los partidos políticos", aseveró.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0