Empresas y finanzas

La SGAE, al borde de la desaparición: Cultura medita retirarle la licencia

José Ángel Hevia, presidente de la SGAE.

La SGAE está al borde de la intervención por el Gobierno e incluso de su propia desaparición. Este jueves los socios de la Sociedad General de Autores y Editores debían votar una reforma de los estatutos imprescindible para que la entidad cumpliera con la Ley de Propiedad Intelectual y con la Directiva Europea, y cumplir así el requerimiento del Ministerio de Cultura, que había amenazado con una intervención de la sociedad de autores e incluso con la retirada de la licencia si no se aprobaba

Con esta información sobre la mesa, los socios de la SGAE votaron a favor de esta reforma, pero sin la mayoría cualificada necesaria. Según había advertido la nueva junta directiva -encabezada por el músico Hevia desde hace apenas un mes y medio- la reforma de los estatutos necesitaba una mayoría de dos tercios (66%) para su aprobación y los votos a favor fueron únicamente de un 58%. En concreto, durante la asamblea general extraordinaria celebrada el jueves por la tarde en Madrid, votaron un total de 22.536 socios, de los que 13.074 (58%) votó sí a la reforma, mientras que 9.220 (un 40%) rechazó la reforma y 242 (un 1%) optó por la abstención.

La propia junta directiva de la SGAE, en la que es vicepresidente Teo Cardalda (del grupo Cómplices), había emitido el jueves por la mañana un comunicado en el que advertían sobre el voto negativo a los estatutos por ser un voto "autodestructivo, según la cúpula de la entidad. "El triunfo del no puede suponer el fin de la SGAE y el consiguiente desamparo de miles de autores. Apelamos a la responsabilidad de todos y expresamos nuestra voluntad de diálogo entre los colegios para superar un enfrentamiento interno que dura ya demasiados años y que puede llevarnos a la desaparición", aseguraban desde la SGAE.

Fuentes de la entidad admitieron a elEconomista que la pelota está ahora en el Ministerio de Cultura, quien emitía en la tarde del jueves un comunicado en el que afirman que pedirán las actas de la reunión y que actuarán conforme a la legislación. Las dos opciones que parecen estar encima de la mesa son la desaparición de la entidad tal y como la conocemos o la intervención de la misma con autorización judicial.

Nuevo sistema de reparto

Por otro lado, durante la asamblea los socios sí aprobaron otros puntos importantes para la entidad. La SGAE aprobó un nuevo sistema de reparto que limitará los ingresos de los autores que participan en la música que emiten las televisiones de madrugada, conocida como La Rueda. De esta manera, el nuevo sistema de reparto introduce un tope del 20% a lo recaudado por cada autor por la emisión de su obra en un horario nocturno. Se trata del mismo tope impuesto por el laudo emitido el pasado año por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Como último punto del día, la asamblea general extraordinaria también rechazó, con el 53% de los votos, el reparto de los beneficios de diciembre. En este último reparto del año (se realiza otro en junio) los socios de la SGAE se distribuyeron un total de 107 millones, de los cuales 18 fueron destinados a la música emitida en la franja nocturna. De esos, la mitad iba destinado a autores y la otra mitad a editores musicales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin