Empresas y finanzas

Moreno Carretero compra el 1,2% de Sacyr y se convierte en el tercer mayor accionista con el 7,1%

  • Ejecuta una parte de los derivados que tenía con Citigroup

El empresario José Moreno Carrero ha ejecutado una parte de los derivados que tenía con Citigroup en las últimas semanas, equivalente al 1,25%, y ha elevado su participación directa en Sacyr hasta el 7,162%, tras ejecutar lo que le convierte en el tercer mayor accionista de la constructora, sólo por detrás de Disa, de Demetrio Carceller, que ostenta el 12,593%, y de José Manuel Loureda, que ostenta el 7,843%.

Moreno Carretero aún podría subir más su participación directa en Sacyr, puesto que todavía declara en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una posición indirecta del 3,233%. Estas acciones están también contratadas a través de derivados con Citigroup. La entidad estadounidense, sin embargo, comunicó ayer que había deshecho todas estas posiciones. Es de esperar que en los próximos días el empresario, dueño de la constructora Altec, actualice de nuevo su presencia en el capital de Sacyr.

Desde noviembre, Moreno Carretero, a través del vehículo Beta Asociados, ha elevado su participación directa desde el 4,709% hasta el 7,162% actual. Considerando las acciones indirectas, ha bajado del 14,38% al 10,395%. De este modo, hasta la fecha, ha adquirido en distintas operaciones un 2,453% del capital de la constructora que preside Manuel Manrique. Por el contrario, no ha ejecutado los derivados por el 3,985 por ciento, que Citigroup ha colocado en el mercado.

Antes de la junta de accionistas de la constructora de junio, en la que el empresario fue expulsado del consejo de administración por "conducta desleal", Moreno Carretero anunció a través de un vídeo que "a medida que vayan venciendo los collar iré aumentando el número de acciones en Iberclear e iré pidiendo los consejeros" que correspondan. Para la compra de ese 2,4% que ha sumado en las últimas semanas se estima que ha podido desembolsar cerca de 30 millones de euros. La ejecución de los derivados se produjo en plena caída de las acciones de Sacyr, que entre el 8 de noviembre y el 7 de diciembre –cuando se notificaron a la CNMV las operaciones– cedieron casi el 20%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0