Empresas y finanzas

Renfe prepara un plan de feminización para sumar 5.400 mujeres a su plantilla

  • La cúpula estudia una serie acciones para lograr la paridad en la firma en 2030

La estrategia de Renfe de primar la contratación de mujeres para lograr la paridad en su plantilla no está dando los frutos deseados. Según los cálculos del propio operador, al ritmo actual, la firma no conseguirá tener la misma proporción hombres y mujeres empleados hasta 2037, un plazo que el nuevo presidente, Isaías Taboas, considera inasumible.

Por ello, el primer espada ha encargado la elaboración de un plan de feminización que permita conseguir la paridad en siete años antes, en 2030. El plan tendrá que contemplar distintas acciones que promuevan y aceleren su contratación, entre ellas, por ejemplo, campañas para atraer mujeres a las convocatorias de empleo y colaboraciones con el Instituto de la Mujer.

El reto que Renfe ha puesto sobre la mesa es mayúsculo ya que con los datos de empleo actuales, el operador tendría que sumar al menos 5.400 mujeres a su plantilla en los próximos 12 años para conseguir que sean el 50% de los trabajadores. Y es que, según los últimos datos facilitados por la firma, Renfe emplea a 14.435 personas de los que sólo 1.863 son mujeres, el 12,9%.

Y eso sin tener en cuenta que el operador estatal prevé sumar otros 1.000 trabajadores en dos años por la puesta en marcha de la operación del AVE a La Meca, que no da pie a emplear mujeres, y la integración del canal de venta, donde hay mayor presencia.

En los últimos ocho años, Renfe ha aumentado su plantilla un 3% hasta los 14.435 trabajadores a base de apostar por los perfiles femeninos en detrimento de los masculinos. Así, mientras el número de hombres apenas ha variado (hay unos cinco más), el de mujeres ha aumentado en 423, un 29,3% más con respecto a las 1.440 que trabajaban en el operador en 2012, cuando suponía el 10% del total.

En Renfe, donde la edad media es muy elevada, también se están jubilando muchos empleados, lo que está dando pie a que se sustituyan por mujeres. Si se analiza la evolución de la plantilla del grupo ferroviario desde 2013, cuando hubo un pico de empleo con 14.937 trabajadores, el número de hombres ha caído un 6,3% mientras que el de mujeres ha subido el 22,9%.

El colectivo en el que la presencia femenina todavía es minoritaria es el de los maquinistas, uno de los más grandes de Renfe. De los 4.933 trabajadores que tiene el área de conducción, tan solo 132 eran mujeres al cierre de 2017, un 2,6% del total. El número ha variado con respecto a 2016, y los 21 maquinistas varones que han dejado la empresa por jubilación han sido sustituidos por 28 mujeres.

Plan de igualdad en Adif

Por su parte, Adif puso en marcha en 2017 un plan de igualdad que, más que la paridad, persigue asegurar que las mujeres tengan las mismas oportunidades de acceso y ascenso y eliminar la brecha salarial. "El balance ha sido muy positivo y los primeros resultados arrojan que no hay desigualdad en la empresas", explican fuentes oficiales del gestor ferroviario.

Aún así, la compañía que preside Isabel Pardo ya está negociando con los sindicatos una renovación del plan de igualdad para los dos próximos años que espera que tenga objetivos más ambiciosos.

Pese a los intentos por mejorar la situación laboral y las oportunidades de las mujeres, lo cierto es que la presencia femenina en Adif no deja de caer en los últimos diez años. En 2008, la firma empleaba a 2.105 mujeres, el 14% del total, cifra que cayó hasta las 1.569 a junio de 2018, reduciendo su peso en la plantilla al 13%.

Este descenso se enmarca en un momento en el que Adif ha llevado acabo un ajuste de plantilla a base de no renovar el personal que se jubila (la media de edad de los empleados es de unos 53 años), por lo que desde 2012 el número de mujeres ha caído un 15,5% hasta las 1.569 mientras que el de hombres se ha reducido en un 10,4 por ciento hasta los 10.226.

De todas formas, se espera que con las nuevas ofertas de empleo público entren más mujeres. Un escenario que se ha dado en los últimos meses del año, cuando el número de mujeres ha alcanzado el 14% del total tras la oleada de jubilaciones que se han dado y las nuevas contrataciones.

Históricamente, el mundo ferroviario ha sido muy masculino por el tipo de perfil que exigía Renfe y por la vía de ingreso a la firma, que era el ejército y la escuela de aprendices. En los años 90 se frenó en seco la contratación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6

Pepe
A Favor
En Contra

Increible, el Instituto de la mujer para contratar personal en Renfe, sin valorar mas que el genero de los candidatos, directamente si eres hombre quedas descartado, mal vamos, esto no es igualdad.

Puntuación 33
#1
XBiS
A Favor
En Contra

y en 30 años cuando solo trabajen las mujeres porque todos los "mayores" se han jubilado, ¿quien va a pedir paridad para los hombres?

Puntuación 19
#2
nicaso
A Favor
En Contra

No he llegado a leer el artículo completo porque me parece una discriminación por razón de sexo intolerable. Una empresa, y más de caracter público, no se debe regir por criterios semejantes, tendrá que elegir a los mejores independiente de su condición, a eso es lo que se llama igualdad de oportunidades.

Lamentable propósito.

Puntuación 15
#3
Usuario validado en elEconomista.es
Txemalo
A Favor
En Contra

El siguiente avance será que habrá que repartir con gays, lesbianas, rubios, morenos, viejos, jovenes, etc. etc.

Puntuación 11
#4
Gentilicio
A Favor
En Contra

La constitución PROHÍBE LA DISCRIMINACIÓN POR RAZÓN DE EDAD Y POR RAZÓN DE SEXO.

Por lo que favorecer a un sexo en detrimento de otro es inconstitucional.

Pero estamos en manos de las feministas radicales, que han ocupado el poder en los partidos y en los medios de comunicación, y nadie se atreve a contradecir todo esto de lo políticamente correcto.

La discriminación positiva a favor de alguien es siempre una discriminación negativa contra otro: ¿ a cuántos hombres habrá que dejar de contratar o habrá que despedir, para contratar a mujeres solo por el hecho de tener sexo femenino ?

Nuestra sociedad ya es moderna y las mujeres tienen exactamente las mismas posibilidades de estudiar o trabajar que los hombres, de hecho en muchas facultades universitarias las mujeres son mayoría.

Lo que no se puede es luchar contra la naturaleza que nos ha hecho distintos, todo esto del buenismo y de lo políticamente correcto es basura, esconde intereses económicos y de poder de las feministas radicales y sus cómplices, piensan que sus derechos se ejercen pisoteando los derechos de otras personas, en este caso los hombres que irán o seguirán en el paro teniendo los mismos o más méritos que las mujeres que contraten.

Lo que debe valer para ser contratado es el mérito de cada persona, y no el sexo que tenga.

Puntuación 11
#5
Usuario validado en Facebook
Libertad Canaria
A Favor
En Contra

La patología de la izquierda con el igualitarismo es digna de un estudio psiquiatrico ya que ha de ser un trastorno mental.

Por otro lado creen que están ayudando a las mujeres cuando en realidad las están perjudicando y mucho, ya que hoy en día tener una mujer en plantilla es un riesgo para el personal masculino, ya que una simple acusación de acoso mal intencionada puede acabar con la carrera e inclusive la vida familiar o personal de cualquiera.

Si las mujeres que son las más pejudicadas por esto no luchan contra las feminazis me temo que en unos años no van a encontrar empleo en ninguna parte, ya que además este totalitarismo ideológico acelerará la automatización y robotización de muchas tareas que hacen las mujeres.

Puntuación 7
#6